Los empleados de Nissan aseguran que la empresa miente

La plantilla de Nissan no piensa quedarse de brazos cruzados mientras se tramita el Expediente de Regulación de Empleo que afectará a 160 personas en la planta de Zona Franca. Los sindicatos han emprendido acciones legales y los trabajadores acusan a la empresa de "mentir" sobre el exceso de personal.
-
Los empleados de Nissan aseguran que la empresa miente
Los empleados de Nissan aseguran que la empresa miente

Los empleados de Nissan Motor Ibérica han acusado a la empresa de “mentir” al asegurar que sobran 600 personas. Esta ha sido la excusa utilizada por la compañía para presentar un ERE que afecta a 160 operarios.

<

p> Sin embargo, los trabajadores piensan que faltará personal cuando comience, en 2005, la producción de un nuevo modelo en Barcelona. Según el comité de empresa, este expediente no es más que un “arma” en el proceso de negociación del convenio colectivo.

Los representantes de los empleados y sus asesores legales ya están elaborando un informe que entregarán a la Generalitat, en el que se cuantificará la falta de personal. “No vamos a permitir esta actuación autoritaria de la compañía, ni a consentir que la presentación del ERE condicione la negociación colectiva”, ha señalado un miembro de los sindicatos.

Nissan ha anunciado una inversión de 400 millones de euros en Barcelona, donde se fabricarán dos nuevos todo terreno y un motor Diesel de 2,5 litros. De hecho, las líneas de montaje ya se han instalado en la Zona Franca, por lo que los sindicatos consideran que el expediente está “injustificado”.

El texto señala que, durante los tres primeros meses del año, Nissan ha dejado de fabricar 340 unidades sobre el total previsto, debido a la falta de personal. En opinión de los trabajadores, el ERE es “un arma para negociar un convenio a la baja, aumentando los ritmos y tiempos de producción”, lo que forzaría a externalizar actividades que ahora realiza la compañía.

Renault Vehículos Industriales presentará un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará al 74,7 por ciento de su plantilla hasta finales de 2006. En esa fecha, se cerrará la factoría que posee en Villaverde (Madrid) y abrirá una nueva en la región, especializada en la fabricación de cigüeñales.

El presidente ejecutivo industrial de Renault Trucks, Jean-Jacques Ruer, y el presidente de Renault V.I. España, Manuel Guash, así como su consejero delegado, Juan Antonio Casado, han explicado que esta medida se debe a un plan de reestructuración que afectará a todo el grupo. El objetivo de este proyecto es mejorar la competitividad de la compañía de cara al futuro.

La intención de la marca es centralizar el montaje de los camiones pesados y de gama intermedia en Lyon y Normandía (Francia), respectivamente. Después, se abrirá una nueva planta en Madrid, que producirá cigüeñales para todo el grupo. Aún no se ha decidido la ubicación de esta nueva fábrica, pero los responsables de la compañía han afirmado que podría estar cerca de Villaverde, con el fin de aprovechar “la profesionalidad y capacidad de sus trabajadores”.

Estas nuevas instalaciones acogerán a 150 de los 593 empleados que operan actualmente en Villaverde. Esta factoría se dedica al mecanizado de piezas y al montaje de camiones de obras (Kerax). Casi el 75 por ciento de su plantilla se tendrá que acoger, en un período de tres años, a un ERE que incluirá prejubilaciones, bajas incentivadas y recolocaciones dentro y fuera del consorcio.

La nueva planta madrileña contará con una inversión de 35 millones de euros y tendrá una capacidad de producción de 100.000 cigüeñales al año. Además, estará equipada con la última tecnología.

Casado ha subrayado que se trata de un plan de futuro, no de una operación financiera o de tipo inmobiliario, que –según el consejero delegado de Renault Trucks España- “es lo que demanda la sociedad” ante la deslocalización (fuga de empresas).

<

p> Por su parte, Ruer ha indicado que la nueva estrategia del grupo supone una respuesta a la tendencia de concentración y de mejora en el sector de los vehículos industriales. Según sus previsiones, sólo habrá cuatro grandes compañías en este segmento en 2010.

En este contexto, AB Volvo –matriz del consorcio, que aglutina las marcas Volvo, Renault y Mack- ha decidido poner en marcha un plan industrial que le permitirá aprovechar sinergias y desarrollar plataformas comunes. Así, el número de familias de chasis se reducirá de tres a uno y sólo contará con 4 ó 5 grupos de motores.

Este grupo, segundo productor mundial de camiones pesados, rebajará gradualmente su manufactura en la planta de Villaverde y la eliminará por completo en 2006, según ha explicado el portavoz de la compañía, Martin Wikfors. Sin embargo, la fabricación de componentes continuará y la de cigüeñales aumentará de 35.000 a 65.000 unidades anuales.

La actual producción de camiones será trasladada gradualmente a la factoría de Bourg-en-Bresse (Francia), que produce componentes para Renault Trucks.

La fábrica que Volkswagen posee en Landaben (Navarra) ha tenido que ser desalojada esta tarde al recibirse una amenaza de bomba. La policía se encuentra investigando los hechos y la dirección ha anunciado que la normalidad se recobrará en el turno de noche.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...