El ERE de Nissan se considera una medida de presión

El Expediente de Regulación de Empleo presentado ayer por Nissan, que afecta a 160 personas, no obedece, según los sindicatos, a la “imprescindible mejora competitiva” que ha alegado la empresa. Los representantes de los trabajadores creen que es una medida de presión en la estancada negociación del convenio colectivo.
-
El ERE de Nissan se considera una medida de presión
El ERE de Nissan se considera una medida de presión

Los despidos propuestos por Nissan no afectarán a los puestos relacionados con las líneas de montaje. Así, 138 “especialistas no cualificados” y 22 técnicos administrativos tendrán que abandonar la factoría de la Zona Franca. Las plantas de Cuatro Vientos, en Madrid y la de Montcada, en Barcelona, no verán reducida su fuerza de trabajo.

La empresa ha comunicado que este ajuste “es la primera medida en un plan que rebajará hasta 2006 un excedente de plantilla estimado en 600 personas” (la fábrica emplea a 4.000 operarios). En enero, Nissan Motor Ibérica anunció que los costes de producción debían descender un 30 por ciento, con el fin de no acometer regulaciones en las plantas catalanas. Para reducir estos gastos, se ha propuesto la congelación de salarios hasta 2007 y el incremento del tiempo de trabajo. Estas propuestas se hicieron públicas poco antes de que se iniciaran las negociaciones para firmar el nuevo acuerdo.

La presentación del ERE se ha producido después de que el 2 de marzo se estancaran las conversaciones sobre el convenio colectivo, momento en el que la compañía amenazó con eliminar los 600 empleos. Por ello, el presidente del comité de empresa, Marc Giménez, ha asegurado que la decisión de Nissan pretende ejercer presión en las enrarecidas conversaciones.

La empresa ha llegado a hablar de 900 despidos en 2007. Su argumento establece que, si no reduce costes, no podrá comprometerse a un incremento de la producción del 25 por ciento (hasta las 125.000 unidades) en Barcelona.

Entre otras medidas, elaboradas por los sindicatos UGT, CCOO, Sigen y CGT, la filial de la automovilística rechazó un incremento del poder adquisitivo, la recuperación de funciones ahora subcontratadas y las prejubilaciones a los 55 años. Éstas fueron interrumpidas el año pasado, debido a su elevado coste.

Ahora, la compañía ha condicionado cualquier avance en la negociación del convenio a que la plantilla acepte incrementar los ritmos de trabajo y la flexibilidad. Sin embargo, preocupa mucho más su intención declarada –según el presidente del comité- de no dar marcha atrás en el expediente, lo que podría afectar a más trabajadores de los previstos.

El cruce de acusaciones ha sido especialmente duro. Nissan censura la “falta de voluntad negociadora” de la plantilla, mientras que el comité asegura que fue la dirección de la compañía “la que se levantó de la mesa de negociaciones tras el primer contacto”, asegura Javier Pacheco, de CCOO.

<

p> De momento, la empresa ha rebajado su pretensión de congelar los salarios, pero los trabajadores no están dispuestos a aceptar las principales propuestas de Nissan: reducción del tiempo de descanso, penalización por el absentismo laboral e incremento de los ritmos laborales.

La presentación del ERE sorprende mucho más si se tiene en cuenta que la cúpula directiva de Nissan Motor Ibérica se reunió hace escasos días con el consejero de Trabajo e Industria de la Generalitat, Josep María Rañé, para anunciar que se realizarían nuevas inversiones y se dotaría de mayor producción a la planta de la Zona Franca.

<

p> El director general de la filial, Teruo Takebe, explicó a Rañé que la compañía pretende permanecer en España, donde fabricará nuevos productos. Takebe aseguró que se han aprobado inversiones por valor de 400 millones de euros, destinados a la producción de dos nuevos vehículos a partir de 2005. De hecho (según UGT y en información recogida por el periódico “Cinco Días”), la empresa estaba planteando incrementar el número de sábados laborables.

Lejos de quedarse cruzados de brazos, los representantes de los trabajadores han explicado que van a rebatir “esta provocación”, como considera el ERE, “con argumentos legales”. Según los operarios, no sobra plantilla: “Faltan manos, ya que gran parte del trabajo está externalizado”. Tampoco les sirve como excusa la debilidad económica alegada por Nissan, que ha tenido beneficios en los últimos años.

Como Autopista Online anunció ayer, el consejero de Trabajo de la Generalitat, Josep María Rañé, ha pedido que el ERE no sea utilizado como herramienta para presionar en la negociación del convenio. “El anuncio del expediente está planteado en términos, básicamente, de desacuerdo con la negociación colectiva”, ha asegurado. Asimismo, ha lamentado que “un tema tan importante como la continuidad del empleo, que puede estar en juego según el rumbo de las conversaciones, se ponga por delante de otros asuntos”.

<

p> Por su parte, el secretario general de la Federación Minerometalúrgica de CCOO de Cataluña, Vinçent Rocosa, ha advertido que la presentación del ERE “crispa la situación” en la factoría catalana. Su homólogo en UGT, Manuel Gallardo, ha asegurado que prefiere “negociar un plan de viabilidad a un expediente”.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...