Volvo S40 2.4

El nuevo S40 es un modelo muy importante para Volvo, ya que es el escalón de acceso a la marca. Un comportamiento aceptable, una amplia gama de motores que se completará en otoño y altos niveles de lujo y de seguridad se combinan en la nueva apuesta de origen sueco.
-
Volvo S40 2.4
Volvo S40 2.4

La media de edad de los compradores del S40 será de unos 40 años y en Volvo creen que serán tanto hombres como mujeres, ambos sin hijos. De todas forma, hemos podido comprobar que es un coche con un diseño muy actual e incluso juvenil y que atrae las miradas de un público bastante más joven. Aunque, para este público, el escollo principal será, sin duda, el precio de las unidades. El más económico cuesta 24.600 euros.

Una de las importantísimas bazas que presenta la nueva gama S40 es la amplitud de equipamiento de serie referente a seguridad y confort. Si por una característica es conocida la marca Volvo, es por los elementos relativos a seguridad tanto activa como pasiva que incluye en sus modelos. Los airbags de conductor, pasajero, laterales delanteros, de techo laterales, ABS con distribución electrónica de la fuerza de frenada, el sistema de protección contra latigazos cervicales y la columna de dirección y el pedalier plegable tras un golpe son elementos de serie para todos los S40.

Elementos destacables en el apartado de confort, también disponibles como equipamiento de serie, son el climatizador automático, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, cierre centralizado con mando a distancia, retrovisores eléctricos y ajuste lumbar en los asientos delanteros.

El S40 ofrece tres grados de equipamiento: Kinetic, Momentum y Summum acumulativos entre sí (es decir, el Summum incluye los elementos de los dos anteriores y el Momentum los del acabado básico) y tres packs opcionales (Winter, Communication y Familiy).

El paquete “Winter” incluye calefacción en los asientos delanteros y lavafaros por 465 euros; el “Communication”, teléfono manos libres y auricular, sistema de información de tráfico y equipo de sonido de alto rendimiento por 3.485 euros. El pack “Family”, por último, incluye cierre electrónico de seguridad para niños y silla de niños con banqueta trasera, por 295 euros.

Volvo prevé unas ventas mundiales de este S40 cercanas a las 70.000 unidades en 2005. El país, en cuanto a ventas se refiere, más importante para la marca es Estados Unidos (20.000), seguido de su mercado doméstico (5.000), Gran Bretaña y Alemania (4.000 cada uno) y España (3.000 unidades).

2.4: 24.600 euros
2.0D: 25.700 euros
2.4i: 27.670 euros
T 5: 34.150 euros

Ya han llegado al mercado español las tres motorizaciones de gasolina con las que se presenta este nuevo S40. Los motores están basados en un cinco cilindros en línea de 2,4 litros colocado transversalmente. La versión denominada 2.4 desarrolla 140 CV; la 2.4i alcanza los 170 CV y la T5 anuncia 220 CV. La única mecánica de gasóleo que monta esta berlina –de momento- y en la que Volvo ha puesto grandes esperanzas es la que cubica 2 litros y que es fruto del acuerdo entre Ford –casa matriz de Volvo- y el grupo francés PSA Peugeot Citroën. Este propulsor ya lo hemos probado en modelos como el Ford Focus C-Max y, si el resultado es parecido, podemos asegurar que se trata de una mecánica muy agradable.

En septiembre llegarán los refuerzos que completarán la gama: tres mecánicas más y la tracción integral. Los motores que veremos en otoño son el 1.6 Diesel de 110 CV y los gasolina 1.6 y 1.8 de 100 y 120 CV de potencia respectivamente. A la mecánica más potente, la T5 de 220 CV, se le incoporará la posibilidad de equipar AWD (“all wheel drive”, tracción integral). Los S40 equipados con las mecánicas más pequeñas serán, según Volvo, los que configurarán el grueso de las ventas en nuestro país.

Las previsiones para este 2004 se sitúan en 1.200 unidades del S40/V40 antiguos, 3.500 del S40 y 2.500 del nuevo V50; en total, 7.200 unidades. En 2005, una vez que la gama esté completa, consolidada y calculando en año completo, esperan unas ventas de 15.000 unidades.

La marca sueca reconoce que el nuevo S40 le va a comer el terreno al S60, a pesar de que hay versiones más equipadas del S40 con un precio similar a las básicas del S60. El diseño más juvenil y las dimensiones más compactas del nuevo modelo son las bazas a favor con las que juega frente a sus hermanos mayores. Esta canibalización será mucho más patente en las versiones de gasolina, donde las mecánicas se comparten para prácticamente toda la gama Volvo; lo que no ocurre con los propulsores de gasóleo.

La media de edad de los compradores del S40 será de unos 40 años y en Volvo creen que serán tanto hombres como mujeres, ambos sin hijos. De todas forma, hemos podido comprobar que es un coche con un diseño muy actual e incluso juvenil y que atrae las miradas de un público bastante más joven. Aunque, para este público, el escollo principal será, sin duda, el precio de las unidades. El más económico cuesta 24.600 euros.

Una de las importantísimas bazas que presenta la nueva gama S40 es la amplitud de equipamiento de serie referente a seguridad y confort. Si por una característica es conocida la marca Volvo, es por los elementos relativos a seguridad tanto activa como pasiva que incluye en sus modelos. Los airbags de conductor, pasajero, laterales delanteros, de techo laterales, ABS con distribución electrónica de la fuerza de frenada, el sistema de protección contra latigazos cervicales y la columna de dirección y el pedalier plegable tras un golpe son elementos de serie para todos los S40.

Elementos destacables en el apartado de confort, también disponibles como equipamiento de serie, son el climatizador automático, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, cierre centralizado con mando a distancia, retrovisores eléctricos y ajuste lumbar en los asientos delanteros.

El S40 ofrece tres grados de equipamiento: Kinetic, Momentum y Summum acumulativos entre sí (es decir, el Summum incluye los elementos de los dos anteriores y el Momentum los del acabado básico) y tres packs opcionales (Winter, Communication y Familiy).

El paquete “Winter” incluye calefacción en los asientos delanteros y lavafaros por 465 euros; el “Communication”, teléfono manos libres y auricular, sistema de información de tráfico y equipo de sonido de alto rendimiento por 3.485 euros. El pack “Family”, por último, incluye cierre electrónico de seguridad para niños y silla de niños con banqueta trasera, por 295 euros.

Volvo prevé unas ventas mundiales de este S40 cercanas a las 70.000 unidades en 2005. El país, en cuanto a ventas se refiere, más importante para la marca es Estados Unidos (20.000), seguido de su mercado doméstico (5.000), Gran Bretaña y Alemania (4.000 cada uno) y España (3.000 unidades).

2.4: 24.600 euros
2.0D: 25.700 euros
2.4i: 27.670 euros
T 5: 34.150 euros

Ya han llegado al mercado español las tres motorizaciones de gasolina con las que se presenta este nuevo S40. Los motores están basados en un cinco cilindros en línea de 2,4 litros colocado transversalmente. La versión denominada 2.4 desarrolla 140 CV; la 2.4i alcanza los 170 CV y la T5 anuncia 220 CV. La única mecánica de gasóleo que monta esta berlina –de momento- y en la que Volvo ha puesto grandes esperanzas es la que cubica 2 litros y que es fruto del acuerdo entre Ford –casa matriz de Volvo- y el grupo francés PSA Peugeot Citroën. Este propulsor ya lo hemos probado en modelos como el Ford Focus C-Max y, si el resultado es parecido, podemos asegurar que se trata de una mecánica muy agradable.

En septiembre llegarán los refuerzos que completarán la gama: tres mecánicas más y la tracción integral. Los motores que veremos en otoño son el 1.6 Diesel de 110 CV y los gasolina 1.6 y 1.8 de 100 y 120 CV de potencia respectivamente. A la mecánica más potente, la T5 de 220 CV, se le incoporará la posibilidad de equipar AWD (“all wheel drive”, tracción integral). Los S40 equipados con las mecánicas más pequeñas serán, según Volvo, los que configurarán el grueso de las ventas en nuestro país.

Las previsiones para este 2004 se sitúan en 1.200 unidades del S40/V40 antiguos, 3.500 del S40 y 2.500 del nuevo V50; en total, 7.200 unidades. En 2005, una vez que la gama esté completa, consolidada y calculando en año completo, esperan unas ventas de 15.000 unidades.

La marca sueca reconoce que el nuevo S40 le va a comer el terreno al S60, a pesar de que hay versiones más equipadas del S40 con un precio similar a las básicas del S60. El diseño más juvenil y las dimensiones más compactas del nuevo modelo son las bazas a favor con las que juega frente a sus hermanos mayores. Esta canibalización será mucho más patente en las versiones de gasolina, donde las mecánicas se comparten para prácticamente toda la gama Volvo; lo que no ocurre con los propulsores de gasóleo.

La media de edad de los compradores del S40 será de unos 40 años y en Volvo creen que serán tanto hombres como mujeres, ambos sin hijos. De todas forma, hemos podido comprobar que es un coche con un diseño muy actual e incluso juvenil y que atrae las miradas de un público bastante más joven. Aunque, para este público, el escollo principal será, sin duda, el precio de las unidades. El más económico cuesta 24.600 euros.

Una de las importantísimas bazas que presenta la nueva gama S40 es la amplitud de equipamiento de serie referente a seguridad y confort. Si por una característica es conocida la marca Volvo, es por los elementos relativos a seguridad tanto activa como pasiva que incluye en sus modelos. Los airbags de conductor, pasajero, laterales delanteros, de techo laterales, ABS con distribución electrónica de la fuerza de frenada, el sistema de protección contra latigazos cervicales y la columna de dirección y el pedalier plegable tras un golpe son elementos de serie para todos los S40.

Elementos destacables en el apartado de confort, también disponibles como equipamiento de serie, son el climatizador automático, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, cierre centralizado con mando a distancia, retrovisores eléctricos y ajuste lumbar en los asientos delanteros.

El S40 ofrece tres grados de equipamiento: Kinetic, Momentum y Summum acumulativos entre sí (es decir, el Summum incluye los elementos de los dos anteriores y el Momentum los del acabado básico) y tres packs opcionales (Winter, Communication y Familiy).

El paquete “Winter” incluye calefacción en los asientos delanteros y lavafaros por 465 euros; el “Communication”, teléfono manos libres y auricular, sistema de información de tráfico y equipo de sonido de alto rendimiento por 3.485 euros. El pack “Family”, por último, incluye cierre electrónico de seguridad para niños y silla de niños con banqueta trasera, por 295 euros.

Volvo prevé unas ventas mundiales de este S40 cercanas a las 70.000 unidades en 2005. El país, en cuanto a ventas se refiere, más importante para la marca es Estados Unidos (20.000), seguido de su mercado doméstico (5.000), Gran Bretaña y Alemania (4.000 cada uno) y España (3.000 unidades).

2.4: 24.600 euros
2.0D: 25.700 euros
2.4i: 27.670 euros
T 5: 34.150 euros

Ya han llegado al mercado español las tres motorizaciones de gasolina con las que se presenta este nuevo S40. Los motores están basados en un cinco cilindros en línea de 2,4 litros colocado transversalmente. La versión denominada 2.4 desarrolla 140 CV; la 2.4i alcanza los 170 CV y la T5 anuncia 220 CV. La única mecánica de gasóleo que monta esta berlina –de momento- y en la que Volvo ha puesto grandes esperanzas es la que cubica 2 litros y que es fruto del acuerdo entre Ford –casa matriz de Volvo- y el grupo francés PSA Peugeot Citroën. Este propulsor ya lo hemos probado en modelos como el Ford Focus C-Max y, si el resultado es parecido, podemos asegurar que se trata de una mecánica muy agradable.

En septiembre llegarán los refuerzos que completarán la gama: tres mecánicas más y la tracción integral. Los motores que veremos en otoño son el 1.6 Diesel de 110 CV y los gasolina 1.6 y 1.8 de 100 y 120 CV de potencia respectivamente. A la mecánica más potente, la T5 de 220 CV, se le incoporará la posibilidad de equipar AWD (“all wheel drive”, tracción integral). Los S40 equipados con las mecánicas más pequeñas serán, según Volvo, los que configurarán el grueso de las ventas en nuestro país.

Las previsiones para este 2004 se sitúan en 1.200 unidades del S40/V40 antiguos, 3.500 del S40 y 2.500 del nuevo V50; en total, 7.200 unidades. En 2005, una vez que la gama esté completa, consolidada y calculando en año completo, esperan unas ventas de 15.000 unidades.

La marca sueca reconoce que el nuevo S40 le va a comer el terreno al S60, a pesar de que hay versiones más equipadas del S40 con un precio similar a las básicas del S60. El diseño más juvenil y las dimensiones más compactas del nuevo modelo son las bazas a favor con las que juega frente a sus hermanos mayores. Esta canibalización será mucho más patente en las versiones de gasolina, donde las mecánicas se comparten para prácticamente toda la gama Volvo; lo que no ocurre con los propulsores de gasóleo.

La media de edad de los compradores del S40 será de unos 40 años y en Volvo creen que serán tanto hombres como mujeres, ambos sin hijos. De todas forma, hemos podido comprobar que es un coche con un diseño muy actual e incluso juvenil y que atrae las miradas de un público bastante más joven. Aunque, para este público, el escollo principal será, sin duda, el precio de las unidades. El más económico cuesta 24.600 euros.

Una de las importantísimas bazas que presenta la nueva gama S40 es la amplitud de equipamiento de serie referente a seguridad y confort. Si por una característica es conocida la marca Volvo, es por los elementos relativos a seguridad tanto activa como pasiva que incluye en sus modelos. Los airbags de conductor, pasajero, laterales delanteros, de techo laterales, ABS con distribución electrónica de la fuerza de frenada, el sistema de protección contra latigazos cervicales y la columna de dirección y el pedalier plegable tras un golpe son elementos de serie para todos los S40.

Elementos destacables en el apartado de confort, también disponibles como equipamiento de serie, son el climatizador automático, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, cierre centralizado con mando a distancia, retrovisores eléctricos y ajuste lumbar en los asientos delanteros.

El S40 ofrece tres grados de equipamiento: Kinetic, Momentum y Summum acumulativos entre sí (es decir, el Summum incluye los elementos de los dos anteriores y el Momentum los del acabado básico) y tres packs opcionales (Winter, Communication y Familiy).

El paquete “Winter” incluye calefacción en los asientos delanteros y lavafaros por 465 euros; el “Communication”, teléfono manos libres y auricular, sistema de información de tráfico y equipo de sonido de alto rendimiento por 3.485 euros. El pack “Family”, por último, incluye cierre electrónico de seguridad para niños y silla de niños con banqueta trasera, por 295 euros.

Volvo prevé unas ventas mundiales de este S40 cercanas a las 70.000 unidades en 2005. El país, en cuanto a ventas se refiere, más importante para la marca es Estados Unidos (20.000), seguido de su mercado doméstico (5.000), Gran Bretaña y Alemania (4.000 cada uno) y España (3.000 unidades).

2.4: 24.600 euros
2.0D: 25.700 euros
2.4i: 27.670 euros
T 5: 34.150 euros

Ya han llegado al mercado español las tres motorizaciones de gasolina con las que se presenta este nuevo S40. Los motores están basados en un cinco cilindros en línea de 2,4 litros colocado transversalmente. La versión denominada 2.4 desarrolla 140 CV; la 2.4i alcanza los 170 CV y la T5 anuncia 220 CV. La única mecánica de gasóleo que monta esta berlina –de momento- y en la que Volvo ha puesto grandes esperanzas es la que cubica 2 litros y que es fruto del acuerdo entre Ford –casa matriz de Volvo- y el grupo francés PSA Peugeot Citroën. Este propulsor ya lo hemos probado en modelos como el Ford Focus C-Max y, si el resultado es parecido, podemos asegurar que se trata de una mecánica muy agradable.

En septiembre llegarán los refuerzos que completarán la gama: tres mecánicas más y la tracción integral. Los motores que veremos en otoño son el 1.6 Diesel de 110 CV y los gasolina 1.6 y 1.8 de 100 y 120 CV de potencia respectivamente. A la mecánica más potente, la T5 de 220 CV, se le incoporará la posibilidad de equipar AWD (“all wheel drive”, tracción integral). Los S40 equipados con las mecánicas más pequeñas serán, según Volvo, los que configurarán el grueso de las ventas en nuestro país.

Las previsiones para este 2004 se sitúan en 1.200 unidades del S40/V40 antiguos, 3.500 del S40 y 2.500 del nuevo V50; en total, 7.200 unidades. En 2005, una vez que la gama esté completa, consolidada y calculando en año completo, esperan unas ventas de 15.000 unidades.

La marca sueca reconoce que el nuevo S40 le va a comer el terreno al S60, a pesar de que hay versiones más equipadas del S40 con un precio similar a las básicas del S60. El diseño más juvenil y las dimensiones más compactas del nuevo modelo son las bazas a favor con las que juega frente a sus hermanos mayores. Esta canibalización será mucho más patente en las versiones de gasolina, donde las mecánicas se comparten para prácticamente toda la gama Volvo; lo que no ocurre con los propulsores de gasóleo.

La media de edad de los compradores del S40 será de unos 40 años y en Volvo creen que serán tanto hombres como mujeres, ambos sin hijos. De todas forma, hemos podido comprobar que es un coche con un diseño muy actual e incluso juvenil y que atrae las miradas de un público bastante más joven. Aunque, para este público, el escollo principal será, sin duda, el precio de las unidades. El más económico cuesta 24.600 euros.

Una de las importantísimas bazas que presenta la nueva gama S40 es la amplitud de equipamiento de serie referente a seguridad y confort. Si por una característica es conocida la marca Volvo, es por los elementos relativos a seguridad tanto activa como pasiva que incluye en sus modelos. Los airbags de conductor, pasajero, laterales delanteros, de techo laterales, ABS con distribución electrónica de la fuerza de frenada, el sistema de protección contra latigazos cervicales y la columna de dirección y el pedalier plegable tras un golpe son elementos de serie para todos los S40.

Elementos destacables en el apartado de confort, también disponibles como equipamiento de serie, son el climatizador automático, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, cierre centralizado con mando a distancia, retrovisores eléctricos y ajuste lumbar en los asientos delanteros.

El S40 ofrece tres grados de equipamiento: Kinetic, Momentum y Summum acumulativos entre sí (es decir, el Summum incluye los elementos de los dos anteriores y el Momentum los del acabado básico) y tres packs opcionales (Winter, Communication y Familiy).

El paquete “Winter” incluye calefacción en los asientos delanteros y lavafaros por 465 euros; el “Communication”, teléfono manos libres y auricular, sistema de información de tráfico y equipo de sonido de alto rendimiento por 3.485 euros. El pack “Family”, por último, incluye cierre electrónico de seguridad para niños y silla de niños con banqueta trasera, por 295 euros.

Volvo prevé unas ventas mundiales de este S40 cercanas a las 70.000 unidades en 2005. El país, en cuanto a ventas se refiere, más importante para la marca es Estados Unidos (20.000), seguido de su mercado doméstico (5.000), Gran Bretaña y Alemania (4.000 cada uno) y España (3.000 unidades).

2.4: 24.600 euros
2.0D: 25.700 euros
2.4i: 27.670 euros
T 5: 34.150 euros

Ya han llegado al mercado español las tres motorizaciones de gasolina con las que se presenta este nuevo S40. Los motores están basados en un cinco cilindros en línea de 2,4 litros colocado transversalmente. La versión denominada 2.4 desarrolla 140 CV; la 2.4i alcanza los 170 CV y la T5 anuncia 220 CV. La única mecánica de gasóleo que monta esta berlina –de momento- y en la que Volvo ha puesto grandes esperanzas es la que cubica 2 litros y que es fruto del acuerdo entre Ford –casa matriz de Volvo- y el grupo francés PSA Peugeot Citroën. Este propulsor ya lo hemos probado en modelos como el Ford Focus C-Max y, si el resultado es parecido, podemos asegurar que se trata de una mecánica muy agradable.

En septiembre llegarán los refuerzos que completarán la gama: tres mecánicas más y la tracción integral. Los motores que veremos en otoño son el 1.6 Diesel de 110 CV y los gasolina 1.6 y 1.8 de 100 y 120 CV de potencia respectivamente. A la mecánica más potente, la T5 de 220 CV, se le incoporará la posibilidad de equipar AWD (“all wheel drive”, tracción integral). Los S40 equipados con las mecánicas más pequeñas serán, según Volvo, los que configurarán el grueso de las ventas en nuestro país.

Las previsiones para este 2004 se sitúan en 1.200 unidades del S40/V40 antiguos, 3.500 del S40 y 2.500 del nuevo V50; en total, 7.200 unidades. En 2005, una vez que la gama esté completa, consolidada y calculando en año completo, esperan unas ventas de 15.000 unidades.

La marca sueca reconoce que el nuevo S40 le va a comer el terreno al S60, a pesar de que hay versiones más equipadas del S40 con un precio similar a las básicas del S60. El diseño más juvenil y las dimensiones más compactas del nuevo modelo son las bazas a favor con las que juega frente a sus hermanos mayores. Esta canibalización será mucho más patente en las versiones de gasolina, donde las mecánicas se comparten para prácticamente toda la gama Volvo; lo que no ocurre con los propulsores de gasóleo.

La media de edad de los compradores del S40 será de unos 40 años y en Volvo creen que serán tanto hombres como mujeres, ambos sin hijos. De todas forma, hemos podido comprobar que es un coche con un diseño muy actual e incluso juvenil y que atrae las miradas de un público bastante más joven. Aunque, para este público, el escollo principal será, sin duda, el precio de las unidades. El más económico cuesta 24.600 euros.

Una de las importantísimas bazas que presenta la nueva gama S40 es la amplitud de equipamiento de serie referente a seguridad y confort. Si por una característica es conocida la marca Volvo, es por los elementos relativos a seguridad tanto activa como pasiva que incluye en sus modelos. Los airbags de conductor, pasajero, laterales delanteros, de techo laterales, ABS con distribución electrónica de la fuerza de frenada, el sistema de protección contra latigazos cervicales y la columna de dirección y el pedalier plegable tras un golpe son elementos de serie para todos los S40.

Elementos destacables en el apartado de confort, también disponibles como equipamiento de serie, son el climatizador automático, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, cierre centralizado con mando a distancia, retrovisores eléctricos y ajuste lumbar en los asientos delanteros.

El S40 ofrece tres grados de equipamiento: Kinetic, Momentum y Summum acumulativos entre sí (es decir, el Summum incluye los elementos de los dos anteriores y el Momentum los del acabado básico) y tres packs opcionales (Winter, Communication y Familiy).

El paquete “Winter” incluye calefacción en los asientos delanteros y lavafaros por 465 euros; el “Communication”, teléfono manos libres y auricular, sistema de información de tráfico y equipo de sonido de alto rendimiento por 3.485 euros. El pack “Family”, por último, incluye cierre electrónico de seguridad para niños y silla de niños con banqueta trasera, por 295 euros.

Volvo prevé unas ventas mundiales de este S40 cercanas a las 70.000 unidades en 2005. El país, en cuanto a ventas se refiere, más importante para la marca es Estados Unidos (20.000), seguido de su mercado doméstico (5.000), Gran Bretaña y Alemania (4.000 cada uno) y España (3.000 unidades).

2.4: 24.600 euros
2.0D: 25.700 euros
2.4i: 27.670 euros
T 5: 34.150 euros

Ya han llegado al mercado español las tres motorizaciones de gasolina con las que se presenta este nuevo S40. Los motores están basados en un cinco cilindros en línea de 2,4 litros colocado transversalmente. La versión denominada 2.4 desarrolla 140 CV; la 2.4i alcanza los 170 CV y la T5 anuncia 220 CV. La única mecánica de gasóleo que monta esta berlina –de momento- y en la que Volvo ha puesto grandes esperanzas es la que cubica 2 litros y que es fruto del acuerdo entre Ford –casa matriz de Volvo- y el grupo francés PSA Peugeot Citroën. Este propulsor ya lo hemos probado en modelos como el Ford Focus C-Max y, si el resultado es parecido, podemos asegurar que se trata de una mecánica muy agradable.

En septiembre llegarán los refuerzos que completarán la gama: tres mecánicas más y la tracción integral. Los motores que veremos en otoño son el 1.6 Diesel de 110 CV y los gasolina 1.6 y 1.8 de 100 y 120 CV de potencia respectivamente. A la mecánica más potente, la T5 de 220 CV, se le incoporará la posibilidad de equipar AWD (“all wheel drive”, tracción integral). Los S40 equipados con las mecánicas más pequeñas serán, según Volvo, los que configurarán el grueso de las ventas en nuestro país.

Las previsiones para este 2004 se sitúan en 1.200 unidades del S40/V40 antiguos, 3.500 del S40 y 2.500 del nuevo V50; en total, 7.200 unidades. En 2005, una vez que la gama esté completa, consolidada y calculando en año completo, esperan unas ventas de 15.000 unidades.

La marca sueca reconoce que el nuevo S40 le va a comer el terreno al S60, a pesar de que hay versiones más equipadas del S40 con un precio similar a las básicas del S60. El diseño más juvenil y las dimensiones más compactas del nuevo modelo son las bazas a favor con las que juega frente a sus hermanos mayores. Esta canibalización será mucho más patente en las versiones de gasolina, donde las mecánicas se comparten para prácticamente toda la gama Volvo; lo que no ocurre con los propulsores de gasóleo.

La media de edad de los compradores del S40 será de unos 40 años y en Volvo creen que serán tanto hombres como mujeres, ambos sin hijos. De todas forma, hemos podido comprobar que es un coche con un diseño muy actual e incluso juvenil y que atrae las miradas de un público bastante más joven. Aunque, para este público, el escollo principal será, sin duda, el precio de las unidades. El más económico cuesta 24.600 euros.

Una de las importantísimas bazas que presenta la nueva gama S40 es la amplitud de equipamiento de serie referente a seguridad y confort. Si por una característica es conocida la marca Volvo, es por los elementos relativos a seguridad tanto activa como pasiva que incluye en sus modelos. Los airbags de conductor, pasajero, laterales delanteros, de techo laterales, ABS con distribución electrónica de la fuerza de frenada, el sistema de protección contra latigazos cervicales y la columna de dirección y el pedalier plegable tras un golpe son elementos de serie para todos los S40.

Elementos destacables en el apartado de confort, también disponibles como equipamiento de serie, son el climatizador automático, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, cierre centralizado con mando a distancia, retrovisores eléctricos y ajuste lumbar en los asientos delanteros.

El S40 ofrece tres grados de equipamiento: Kinetic, Momentum y Summum acumulativos entre sí (es decir, el Summum incluye los elementos de los dos anteriores y el Momentum los del acabado básico) y tres packs opcionales (Winter, Communication y Familiy).

El paquete “Winter” incluye calefacción en los asientos delanteros y lavafaros por 465 euros; el “Communication”, teléfono manos libres y auricular, sistema de información de tráfico y equipo de sonido de alto rendimiento por 3.485 euros. El pack “Family”, por último, incluye cierre electrónico de seguridad para niños y silla de niños con banqueta trasera, por 295 euros.

Volvo prevé unas ventas mundiales de este S40 cercanas a las 70.000 unidades en 2005. El país, en cuanto a ventas se refiere, más importante para la marca es Estados Unidos (20.000), seguido de su mercado doméstico (5.000), Gran Bretaña y Alemania (4.000 cada uno) y España (3.000 unidades).

2.4: 24.600 euros
2.0D: 25.700 euros
2.4i: 27.670 euros
T 5: 34.150 euros

Ya han llegado al mercado español las tres motorizaciones de gasolina con las que se presenta este nuevo S40. Los motores están basados en un cinco cilindros en línea de 2,4 litros colocado transversalmente. La versión denominada 2.4 desarrolla 140 CV; la 2.4i alcanza los 170 CV y la T5 anuncia 220 CV. La única mecánica de gasóleo que monta esta berlina –de momento- y en la que Volvo ha puesto grandes esperanzas es la que cubica 2 litros y que es fruto del acuerdo entre Ford –casa matriz de Volvo- y el grupo francés PSA Peugeot Citroën. Este propulsor ya lo hemos probado en modelos como el Ford Focus C-Max y, si el resultado es parecido, podemos asegurar que se trata de una mecánica muy agradable.

En septiembre llegarán los refuerzos que completarán la gama: tres mecánicas más y la tracción integral. Los motores que veremos en otoño son el 1.6 Diesel de 110 CV y los gasolina 1.6 y 1.8 de 100 y 120 CV de potencia respectivamente. A la mecánica más potente, la T5 de 220 CV, se le incoporará la posibilidad de equipar AWD (“all wheel drive”, tracción integral). Los S40 equipados con las mecánicas más pequeñas serán, según Volvo, los que configurarán el grueso de las ventas en nuestro país.

Las previsiones para este 2004 se sitúan en 1.200 unidades del S40/V40 antiguos, 3.500 del S40 y 2.500 del nuevo V50; en total, 7.200 unidades. En 2005, una vez que la gama esté completa, consolidada y calculando en año completo, esperan unas ventas de 15.000 unidades.

La marca sueca reconoce que el nuevo S40 le va a comer el terreno al S60, a pesar de que hay versiones más equipadas del S40 con un precio similar a las básicas del S60. El diseño más juvenil y las dimensiones más compactas del nuevo modelo son las bazas a favor con las que juega frente a sus hermanos mayores. Esta canibalización será mucho más patente en las versiones de gasolina, donde las mecánicas se comparten para prácticamente toda la gama Volvo; lo que no ocurre con los propulsores de gasóleo.

La media de edad de los compradores del S40 será de unos 40 años y en Volvo creen que serán tanto hombres como mujeres, ambos sin hijos. De todas forma, hemos podido comprobar que es un coche con un diseño muy actual e incluso juvenil y que atrae las miradas de un público bastante más joven. Aunque, para este público, el escollo principal será, sin duda, el precio de las unidades. El más económico cuesta 24.600 euros.

Una de las importantísimas bazas que presenta la nueva gama S40 es la amplitud de equipamiento de serie referente a seguridad y confort. Si por una característica es conocida la marca Volvo, es por los elementos relativos a seguridad tanto activa como pasiva que incluye en sus modelos. Los airbags de conductor, pasajero, laterales delanteros, de techo laterales, ABS con distribución electrónica de la fuerza de frenada, el sistema de protección contra latigazos cervicales y la columna de dirección y el pedalier plegable tras un golpe son elementos de serie para todos los S40.

Elementos destacables en el apartado de confort, también disponibles como equipamiento de serie, son el climatizador automático, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, cierre centralizado con mando a distancia, retrovisores eléctricos y ajuste lumbar en los asientos delanteros.

El S40 ofrece tres grados de equipamiento: Kinetic, Momentum y Summum acumulativos entre sí (es decir, el Summum incluye los elementos de los dos anteriores y el Momentum los del acabado básico) y tres packs opcionales (Winter, Communication y Familiy).

El paquete “Winter” incluye calefacción en los asientos delanteros y lavafaros por 465 euros; el “Communication”, teléfono manos libres y auricular, sistema de información de tráfico y equipo de sonido de alto rendimiento por 3.485 euros. El pack “Family”, por último, incluye cierre electrónico de seguridad para niños y silla de niños con banqueta trasera, por 295 euros.

Volvo prevé unas ventas mundiales de este S40 cercanas a las 70.000 unidades en 2005. El país, en cuanto a ventas se refiere, más importante para la marca es Estados Unidos (20.000), seguido de su mercado doméstico (5.000), Gran Bretaña y Alemania (4.000 cada uno) y España (3.000 unidades).

2.4: 24.600 euros
2.0D: 25.700 euros
2.4i: 27.670 euros
T 5: 34.150 euros

Ya han llegado al mercado español las tres motorizaciones de gasolina con las que se presenta este nuevo S40. Los motores están basados en un cinco cilindros en línea de 2,4 litros colocado transversalmente. La versión denominada 2.4 desarrolla 140 CV; la 2.4i alcanza los 170 CV y la T5 anuncia 220 CV. La única mecánica de gasóleo que monta esta berlina –de momento- y en la que Volvo ha puesto grandes esperanzas es la que cubica 2 litros y que es fruto del acuerdo entre Ford –casa matriz de Volvo- y el grupo francés PSA Peugeot Citroën. Este propulsor ya lo hemos probado en modelos como el Ford Focus C-Max y, si el resultado es parecido, podemos asegurar que se trata de una mecánica muy agradable.

En septiembre llegarán los refuerzos que completarán la gama: tres mecánicas más y la tracción integral. Los motores que veremos en otoño son el 1.6 Diesel de 110 CV y los gasolina 1.6 y 1.8 de 100 y 120 CV de potencia respectivamente. A la mecánica más potente, la T5 de 220 CV, se le incoporará la posibilidad de equipar AWD (“all wheel drive”, tracción integral). Los S40 equipados con las mecánicas más pequeñas serán, según Volvo, los que configurarán el grueso de las ventas en nuestro país.

Las previsiones para este 2004 se sitúan en 1.200 unidades del S40/V40 antiguos, 3.500 del S40 y 2.500 del nuevo V50; en total, 7.200 unidades. En 2005, una vez que la gama esté completa, consolidada y calculando en año completo, esperan unas ventas de 15.000 unidades.

La marca sueca reconoce que el nuevo S40 le va a comer el terreno al S60, a pesar de que hay versiones más equipadas del S40 con un precio similar a las básicas del S60. El diseño más juvenil y las dimensiones más compactas del nuevo modelo son las bazas a favor con las que juega frente a sus hermanos mayores. Esta canibalización será mucho más patente en las versiones de gasolina, donde las mecánicas se comparten para prácticamente toda la gama Volvo; lo que no ocurre con los propulsores de gasóleo.

La media de edad de los compradores del S40 será de unos 40 años y en Volvo creen que serán tanto hombres como mujeres, ambos sin hijos. De todas forma, hemos podido comprobar que es un coche con un diseño muy actual e incluso juvenil y que atrae las miradas de un público bastante más joven. Aunque, para este público, el escollo principal será, sin duda, el precio de las unidades. El más económico cuesta 24.600 euros.

Una de las importantísimas bazas que presenta la nueva gama S40 es la amplitud de equipamiento de serie referente a seguridad y confort. Si por una característica es conocida la marca Volvo, es por los elementos relativos a seguridad tanto activa como pasiva que incluye en sus modelos. Los airbags de conductor, pasajero, laterales delanteros, de techo laterales, ABS con distribución electrónica de la fuerza de frenada, el sistema de protección contra latigazos cervicales y la columna de dirección y el pedalier plegable tras un golpe son elementos de serie para todos los S40.

Elementos destacables en el apartado de confort, también disponibles como equipamiento de serie, son el climatizador automático, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, cierre centralizado con mando a distancia, retrovisores eléctricos y ajuste lumbar en los asientos delanteros.

El S40 ofrece tres grados de equipamiento: Kinetic, Momentum y Summum acumulativos entre sí (es decir, el Summum incluye los elementos de los dos anteriores y el Momentum los del acabado básico) y tres packs opcionales (Winter, Communication y Familiy).

El paquete “Winter” incluye calefacción en los asientos delanteros y lavafaros por 465 euros; el “Communication”, teléfono manos libres y auricular, sistema de información de tráfico y equipo de sonido de alto rendimiento por 3.485 euros. El pack “Family”, por último, incluye cierre electrónico de seguridad para niños y silla de niños con banqueta trasera, por 295 euros.

Volvo prevé unas ventas mundiales de este S40 cercanas a las 70.000 unidades en 2005. El país, en cuanto a ventas se refiere, más importante para la marca es Estados Unidos (20.000), seguido de su mercado doméstico (5.000), Gran Bretaña y Alemania (4.000 cada uno) y España (3.000 unidades).

2.4: 24.600 euros
2.0D: 25.700 euros
2.4i: 27.670 euros
T 5: 34.150 euros

Ya han llegado al mercado español las tres motorizaciones de gasolina con las que se presenta este nuevo S40. Los motores están basados en un cinco cilindros en línea de 2,4 litros colocado transversalmente. La versión denominada 2.4 desarrolla 140 CV; la 2.4i alcanza los 170 CV y la T5 anuncia 220 CV. La única mecánica de gasóleo que monta esta berlina –de momento- y en la que Volvo ha puesto grandes esperanzas es la que cubica 2 litros y que es fruto del acuerdo entre Ford –casa matriz de Volvo- y el grupo francés PSA Peugeot Citroën. Este propulsor ya lo hemos probado en modelos como el Ford Focus C-Max y, si el resultado es parecido, podemos asegurar que se trata de una mecánica muy agradable.

En septiembre llegarán los refuerzos que completarán la gama: tres mecánicas más y la tracción integral. Los motores que veremos en otoño son el 1.6 Diesel de 110 CV y los gasolina 1.6 y 1.8 de 100 y 120 CV de potencia respectivamente. A la mecánica más potente, la T5 de 220 CV, se le incoporará la posibilidad de equipar AWD (“all wheel drive”, tracción integral). Los S40 equipados con las mecánicas más pequeñas serán, según Volvo, los que configurarán el grueso de las ventas en nuestro país.

Las previsiones para este 2004 se sitúan en 1.200 unidades del S40/V40 antiguos, 3.500 del S40 y 2.500 del nuevo V50; en total, 7.200 unidades. En 2005, una vez que la gama esté completa, consolidada y calculando en año completo, esperan unas ventas de 15.000 unidades.

La marca sueca reconoce que el nuevo S40 le va a comer el terreno al S60, a pesar de que hay versiones más equipadas del S40 con un precio similar a las básicas del S60. El diseño más juvenil y las dimensiones más compactas del nuevo modelo son las bazas a favor con las que juega frente a sus hermanos mayores. Esta canibalización será mucho más patente en las versiones de gasolina, donde las mecánicas se comparten para prácticamente toda la gama Volvo; lo que no ocurre con los propulsores de gasóleo.

La media de edad de los compradores del S40 será de unos 40 años y en Volvo creen que serán tanto hombres como mujeres, ambos sin hijos. De todas forma, hemos podido comprobar que es un coche con un diseño muy actual e incluso juvenil y que atrae las miradas de un público bastante más joven. Aunque, para este público, el escollo principal será, sin duda, el precio de las unidades. El más económico cuesta 24.600 euros.

Una de las importantísimas bazas que presenta la nueva gama S40 es la amplitud de equipamiento de serie referente a seguridad y confort. Si por una característica es conocida la marca Volvo, es por los elementos relativos a seguridad tanto activa como pasiva que incluye en sus modelos. Los airbags de conductor, pasajero, laterales delanteros, de techo laterales, ABS con distribución electrónica de la fuerza de frenada, el sistema de protección contra latigazos cervicales y la columna de dirección y el pedalier plegable tras un golpe son elementos de serie para todos los S40.

Elementos destacables en el apartado de confort, también disponibles como equipamiento de serie, son el climatizador automático, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, cierre centralizado con mando a distancia, retrovisores eléctricos y ajuste lumbar en los asientos delanteros.

El S40 ofrece tres grados de equipamiento: Kinetic, Momentum y Summum acumulativos entre sí (es decir, el Summum incluye los elementos de los dos anteriores y el Momentum los del acabado básico) y tres packs opcionales (Winter, Communication y Familiy).

El paquete “Winter” incluye calefacción en los asientos delanteros y lavafaros por 465 euros; el “Communication”, teléfono manos libres y auricular, sistema de información de tráfico y equipo de sonido de alto rendimiento por 3.485 euros. El pack “Family”, por último, incluye cierre electrónico de seguridad para niños y silla de niños con banqueta trasera, por 295 euros.

Volvo prevé unas ventas mundiales de este S40 cercanas a las 70.000 unidades en 2005. El país, en cuanto a ventas se refiere, más importante para la marca es Estados Unidos (20.000), seguido de su mercado doméstico (5.000), Gran Bretaña y Alemania (4.000 cada uno) y España (3.000 unidades).

2.4: 24.600 euros
2.0D: 25.700 euros
2.4i: 27.670 euros
T 5: 34.150 euros

Ya han llegado al mercado español las tres motorizaciones de gasolina con las que se presenta este nuevo S40. Los motores están basados en un cinco cilindros en línea de 2,4 litros colocado transversalmente. La versión denominada 2.4 desarrolla 140 CV; la 2.4i alcanza los 170 CV y la T5 anuncia 220 CV. La única mecánica de gasóleo que monta esta berlina –de momento- y en la que Volvo ha puesto grandes esperanzas es la que cubica 2 litros y que es fruto del acuerdo entre Ford –casa matriz de Volvo- y el grupo francés PSA Peugeot Citroën. Este propulsor ya lo hemos probado en modelos como el Ford Focus C-Max y, si el resultado es parecido, podemos asegurar que se trata de una mecánica muy agradable.

En septiembre llegarán los refuerzos que completarán la gama: tres mecánicas más y la tracción integral. Los motores que veremos en otoño son el 1.6 Diesel de 110 CV y los gasolina 1.6 y 1.8 de 100 y 120 CV de potencia respectivamente. A la mecánica más potente, la T5 de 220 CV, se le incoporará la posibilidad de equipar AWD (“all wheel drive”, tracción integral). Los S40 equipados con las mecánicas más pequeñas serán, según Volvo, los que configurarán el grueso de las ventas en nuestro país.

Las previsiones para este 2004 se sitúan en 1.200 unidades del S40/V40 antiguos, 3.500 del S40 y 2.500 del nuevo V50; en total, 7.200 unidades. En 2005, una vez que la gama esté completa, consolidada y calculando en año completo, esperan unas ventas de 15.000 unidades.

La marca sueca reconoce que el nuevo S40 le va a comer el terreno al S60, a pesar de que hay versiones más equipadas del S40 con un precio similar a las básicas del S60. El diseño más juvenil y las dimensiones más compactas del nuevo modelo son las bazas a favor con las que juega frente a sus hermanos mayores. Esta canibalización será mucho más patente en las versiones de gasolina, donde las mecánicas se comparten para prácticamente toda la gama Volvo; lo que no ocurre con los propulsores de gasóleo.

La media de edad de los compradores del S40 será de unos 40 años y en Volvo creen que serán tanto hombres como mujeres, ambos sin hijos. De todas forma, hemos podido comprobar que es un coche con un diseño muy actual e incluso juvenil y que atrae las miradas de un público bastante más joven. Aunque, para este público, el escollo principal será, sin duda, el precio de las unidades. El más económico cuesta 24.600 euros.

Una de las importantísimas bazas que presenta la nueva gama S40 es la amplitud de equipamiento de serie referente a seguridad y confort. Si por una característica es conocida la marca Volvo, es por los elementos relativos a seguridad tanto activa como pasiva que incluye en sus modelos. Los airbags de conductor, pasajero, laterales delanteros, de techo laterales, ABS con distribución electrónica de la fuerza de frenada, el sistema de protección contra latigazos cervicales y la columna de dirección y el pedalier plegable tras un golpe son elementos de serie para todos los S40.

Elementos destacables en el apartado de confort, también disponibles como equipamiento de serie, son el climatizador automático, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, cierre centralizado con mando a distancia, retrovisores eléctricos y ajuste lumbar en los asientos delanteros.

El S40 ofrece tres grados de equipamiento: Kinetic, Momentum y Summum acumulativos entre sí (es decir, el Summum incluye los elementos de los dos anteriores y el Momentum los del acabado básico) y tres packs opcionales (Winter, Communication y Familiy).

El paquete “Winter” incluye calefacción en los asientos delanteros y lavafaros por 465 euros; el “Communication”, teléfono manos libres y auricular, sistema de información de tráfico y equipo de sonido de alto rendimiento por 3.485 euros. El pack “Family”, por último, incluye cierre electrónico de seguridad para niños y silla de niños con banqueta trasera, por 295 euros.

Volvo prevé unas ventas mundiales de este S40 cercanas a las 70.000 unidades en 2005. El país, en cuanto a ventas se refiere, más importante para la marca es Estados Unidos (20.000), seguido de su mercado doméstico (5.000), Gran Bretaña y Alemania (4.000 cada uno) y España (3.000 unidades).

2.4: 24.600 euros
2.0D: 25.700 euros
2.4i: 27.670 euros
T 5: 34.150 euros

Ya han llegado al mercado español las tres motorizaciones de gasolina con las que se presenta este nuevo S40. Los motores están basados en un cinco cilindros en línea de 2,4 litros colocado transversalmente. La versión denominada 2.4 desarrolla 140 CV; la 2.4i alcanza los 170 CV y la T5 anuncia 220 CV. La única mecánica de gasóleo que monta esta berlina –de momento- y en la que Volvo ha puesto grandes esperanzas es la que cubica 2 litros y que es fruto del acuerdo entre Ford –casa matriz de Volvo- y el grupo francés PSA Peugeot Citroën. Este propulsor ya lo hemos probado en modelos como el Ford Focus C-Max y, si el resultado es parecido, podemos asegurar que se trata de una mecánica muy agradable.

En septiembre llegarán los refuerzos que completarán la gama: tres mecánicas más y la tracción integral. Los motores que veremos en otoño son el 1.6 Diesel de 110 CV y los gasolina 1.6 y 1.8 de 100 y 120 CV de potencia respectivamente. A la mecánica más potente, la T5 de 220 CV, se le incoporará la posibilidad de equipar AWD (“all wheel drive”, tracción integral). Los S40 equipados con las mecánicas más pequeñas serán, según Volvo, los que configurarán el grueso de las ventas en nuestro país.

Las previsiones para este 2004 se sitúan en 1.200 unidades del S40/V40 antiguos, 3.500 del S40 y 2.500 del nuevo V50; en total, 7.200 unidades. En 2005, una vez que la gama esté completa, consolidada y calculando en año completo, esperan unas ventas de 15.000 unidades.

La marca sueca reconoce que el nuevo S40 le va a comer el terreno al S60, a pesar de que hay versiones más equipadas del S40 con un precio similar a las básicas del S60. El diseño más juvenil y las dimensiones más compactas del nuevo modelo son las bazas a favor con las que juega frente a sus hermanos mayores. Esta canibalización será mucho más patente en las versiones de gasolina, donde las mecánicas se comparten para prácticamente toda la gama Volvo; lo que no ocurre con los propulsores de gasóleo.

Galería relacionada

Volvo S40 - España

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...