El camión que explotó cumplía con la normativa

Según la empresa propietaria de la carga, Fertiberia, el camión que explotó ayer en Castellón cumplía con todas las exigencias técnicas y legales para transportar el tipo de carga que llevaba: nitrato amónico, un fertilizante que, en contacto con el gasóleo, se vuelve explosivo.
-
El camión que explotó cumplía con la normativa
El camión que explotó cumplía con la normativa

Según Fertiberia, la empresa que había fletado la carga, el camión cumplía con la normativa y había sido expedido de acuerdo “con todas las verificaciones exigidas”. El nitrato incluso había superado el test de “detonabilidad” necesario para poder ser destinado al uso agrícola.
La compañía transportistas, llamada Vierga y con sede en Teruel, subraya también que el camión estaba en perfectas condiciones.

<

p> En Castellón, las personas que se pararon para socorrer a los accidentados, no pensaron que la carga del camión podía explotar. Pensaron que, al ser una sustancia que se transporta en cajas abiertas, simplemente con una lona por encima, no había peligro. Incluso algunos camioneros que se pararon a echar una mano se sorprendieron por lo que sucedió unos minutos después. Nadie se esperaba una explosión de tal magnitud.

<

p> La carretera N-234 estuvo cortada varias horas y se formaron atascos de más de 30 kilómetros.

Lo cierto es que el nitrato es una sustancia sólida y peligrosa que no arde por sí misma, pero que sí actúa como comburente, es decir, facilitando la combustión. Al calentarse, puede explotar, generando óxidos de nitrógeno muy contaminantes. Cuando se mezcla con un hidrocarburo, como el gasóleo, su capacidad explosiva aumenta. Las virtudes destructoras de esta mezcla ya se utilizaron para fabricar bombas en la II Guerra Mundial y también en el atentado de 1995 en Oklahoma, Estados Unidos.

Los accidentes protagonizados por camiones que llevan cargas peligrosas son relativamente frecuentes. Desde 1976 se han registrado 211 muertes por esta causa en España, aunque 180 de ellas corresponden al mismo siniestro: la explosión de un camión cargado de propileno en el cámping Los Alfaques, en Alcanar, Tarragona.

<

p> Otro suceso especialmente trágico fue el incendio de una cisterna de gasóleo en El Palmar, cerca de Cartagena. Nueve personas murieron en el incendio, entre ellas, dos niños.
En julio de 1992, cinco personas murieron al chocar una cisterna con dos vehículos en la N-III, a la altura de la localidad conquense de Tarancón.

<

p>El incidente más reciente es el de Lorca, Murcia, de octubre de 2003, donde una cisterna cargada de gasóleo se incendió y explotó matando a su conductor.

Como informamos ayer, el camión, cargado con 25 toneladas de nitrato amónico al 33,5 por ciento, colisionó con un turismo y volcó sobre su costado. La carga de abono se encontró poco a poco con el gasóleo del depósito del camión y explotó al cabo de 25 minutos de producirse el accidente. La deflagración fue devastadora. El camión, pulverizado, dejó tras de sí un cráter de más de 20 metros de diámetro y ocasionó un incendio de grandes dimensiones. Dos personas murieron, alcanzadas por los impactos y la onda expansiva de la explosión.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...