Más radares para la M-30

Los radares de la M-30 funcionan. Al menos, eso asegura el Ayuntamiento madrileño: las multas no han parado desde su instalación y también han detectado que los coches han reducido su velocidad en esta vía. Por lo tanto, instalarán nuevas cámaras en breve.
-
Más radares para la M-30
Más radares para la M-30

La madrileña M-30 está vigilada desde el pasado martes por dos radares fijos, dos transportables y ocho incorporados en vehículos camuflados. En total, 12, pero pronto llegarán refuerzos: el Ayuntamiento estudia instalar otros cuatro más en los próximos meses (dos fijos y dos transportables).

Si hacemos cuentas, nos salen 16 cámaras de precisión para controlar una media de 250.000 coches al día. ¿Excesivo celo? Para los responsables del Ayuntamiento, los radares son un éxito.

En tres días, se han puesto más de 5.000 multas (es una vía de 90 km/h, pero se tolera rebasar ese límite en 11 kilómetros), pero podían haber sido muchas más.

“Gracias al anuncio de que se iban a poner en funcionamiento, han sido muchos menos los vehículos denunciados que los que se habían detectado incumpliendo el límite de velocidad los días anteriores a su instalación, cuando se realizaron varias pruebas de funcionamiento”, señala el concejal de Seguridad y Tráfico, Pedro Calvo.

Los radares fijos están situados en San Pol (en el kilómetro 19.700, frente a la Casa de Campo) y en O’Donell (cerca del puente y junto al hipermercado Alcampo, en el kilómetro 7.200).
Las cámaras transportables no sirven de prueba para denunciar a un conductor. No están homologadas y los agentes de tráfico a su cargo sólo detienen al infractor para advertirle de su velocidad. No pueden multarle.

La M-30 es una de las vías con más siniestralidad de Madrid: en 2003, se produjeron 1.635 accidentes, en los que murieron 11 personas. Además de su cruzada contra la velocidad, el Ayuntamiento ha empezado a practicar controles de alcoholemia y drogas psicotrópicas en sus accesos y entradas.

Además, la M-30 es una vía con incorporaciones y salidas peligrosas, puntos negros, señalización deficiente y firme en mal estado. El actual alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, se ha propuesto remodelar esta vía por completo.

Para ello, se iniciarán unas obras “faraónicas” de más de 3.503 millones de euros (“casi todo el presupuesto municipal para este año”, según IU). Sin embargo, los usuarios no podrán opinar sobre los futuros trabajos.

El Ayuntamiento ha pedido que se excluyan muchas obras del estudio de impacto. Según alegan, se ganará un tiempo muy apreciado y –además- ya se han realizado los suficientes estudios. Pero este recoveco legal va más allá de un análisis medioambiental: según ha denunciado el PSOE, nadie podría alegar y, lo que es más importante, mejorar los proyectos. Entre aquellos que quedarían silenciados figuran 24 asociaciones de vecinos de los barrios que rodean a este cinturón viario.

Por otra parte, el pasado fin de semana se han retirado las vallas del centro de la plaza de Cuatro Caminos. Así, los conductores pueden volver a circular por la glorieta. Eso sí, los problemas de tráfico no se han mejorado en la zona. Los atascos siguen en las calles adyacentes y los madrileños tendrán que armarse de paciencia: los trabajos de desmantelamiento del escaléxtric durarán varios meses más.

La capital se prepara para una auténtica metamorfosis. Si quiere ser sede olímpica en 2012, tendrá que reformar completamente sus infraestructuras. De momento, ya está aprobada la ampliación de su carril bici. Se construirán 15,2 kilómetros más, que se sumarán a los 95 ya existentes. En el futuro, todo Madrid estará rodeado por un “cinturón verde” y se podrá ir andando o en bici a todas las instalaciones olímpicas (al rockódromo, al estadio olímpico, a los recintos del Ifema…). Sin embargo, los usuarios de estas vías lamentan la falta de mantenimiento de algunos tramos de este carril, así como la existencia de intersecciones y tramos peligrosos.

La capital también tendrá que mejorar sus accesos si quiere albergar una Olimpiada. En las próximas semanas, se inaugurarán nuevas radiales de peaje, que permitirán la entrada y salida de Madrid de forma más fluida. Sin embargo, la primera de estas vías –la R2- lleva en funcionamiento desde octubre y no ha cumplido los objetivos previstos: se esperaba que absorbiera el 30 por ciento del tráfico de la A-2, pero tan sólo es utilizada por 5.000 coches al día.

R-2 frente a N-II
Hemos analizado la utilidad de la R-2 la hemos comparado con la tradicional, y gratuita, Nacional II. Un mismo punto de partida, la velocidad permitida en cada trayecto... ¿quién llegó antes a su destino?

Galería relacionada

Radares en la M-30

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...