Los controles de alcoholemia comienzan en la M-30

Algunos de los conductores que pretendían acceder ayer a la M-30 se encontraron con los primeros controles de alcoholemia anunciados por el concejal de Seguridad y Servicios a la Comunidad de Madrid. Esta medida se suma a los radares que vigilan la velocidad en esta vía y también está encaminada a reducir la siniestralidad.
-
Los controles de alcoholemia comienzan en la M-30

Pedro Calvo Poch, concejal de Seguridad y Servicios a la Comunidad, anunció el lunes que (además de los radares que vigilarían la velocidad en la M-30) se establecerían controles de alcoholemia y de detección de drogas en esta vía. Éstos comenzaron ayer -dos días después de la puesta en marcha de los radares- y se repetirán a lo largo del fin de semana.

Pedro Calvo Poch, concejal de Seguridad y Servicios a la Comunidad, anunció el lunes que (además de los radares que vigilarían la velocidad en la M-30) se establecerían controles de alcoholemia y de detección de drogas en esta vía. Éstos comenzaron ayer -dos días después de la puesta en marcha de los radares- y se repetirán a lo largo del fin de semana.

“Las pruebas de alcoholemia se llevarán a cabo cuando la peligrosidad sea mayor, que no es durante las noches de los martes. Los días en los que más nos interesa destacar una patrulla para que realice estas funciones son las noches de los jueves, viernes y sábados”, ha explicado el edil.

En opinión de Calvo, “los radares han funcionado bien y, gracias al anuncio de su puesta en marcha, los vehículos denunciados han sido muchos menos que en los días anteriores (cuando los dispositivos funcionaban, pero no emitían sanciones)”. Hasta el pasado 2 de febrero, según los datos del Ayuntamiento de Madrid, 3.500 coches circulaban diariamente por encima de los 90 km/h, el límite de velocidad establecido en la M-30. El primer día en el que se activó la capacidad de multar de los radares, esta cifra descendió hasta los 1.363 vehículos. “Esto significa que cumplen su función, que no es tanto la de denunciar –que también lo hacen cuando se infringe la norma- como la de reducir el ritmo de, al menos, 2.000 automóviles cada día”, ha añadido.

<

p> Calvo ha explicado que los radares fijos (situados en O’Donnell y en Marqués de Monistrol) se han colocado en los dos puntos “donde era más necesario llevar a cabo una disminución de la velocidad excesiva”. Durante el primer día, el primero de estos dispositivos multó a 745 conductores, mientras que el segundo “cazó” a 489.

Los radares transportables, por su parte, van “cada día a zonas distintas. Están en pruebas -no han sido homologados- y lo que hacen los agentes es detener al infractor, pero no para denunciarle, sino para informarle sobre su incumplimiento de la norma”. En este sentido, el vicealcalde, Manuel Cobo, ha señalado que el Gobierno madrileño espera “no tener que cobrar multas impuestas por el radar, ya que el objetivo del Ayuntamiento no es recaudar, sino evitar que se sobrepasen los límites de velocidad en una autovía integrada en la ciudad”.

Cobo también anunció que la Junta de Gobierno local ha autorizado una modificación de los contratos con Airtel y Telefónica Móviles para instalar sistemas de control vía satélite en todos los vehículos de la Policía Municipal. En una primera fase –que ya está prácticamente terminada- estos dispositivos se colocarán en 130 coches. Otros 500 automóviles y 100 motos estarán dotadas de GPS a lo largo de este año, hasta abarcar toda la flota de este cuerpo de seguridad.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...