Arreglar la M-30, mejor que los radares

La amenaza de las multas vuelve a cernirse sobre los conductores madrileños: desde el lunes, 10 radares controlan la velocidad en la M-30, con el fin de reducir la siniestralidad en la vía. Sin embargo, el periódico “La Razón” ha querido debatir con varios expertos la idoneidad de esta medida y todos coinciden en un punto: para hacer descender los accidentes existen otras soluciones.
-
Arreglar la M-30, mejor que los radares
Arreglar la M-30, mejor que los radares

La siniestralidad que acumula la M-30 (con 10 muertos, 69 heridos graves y más de 1.000 leves en los 1.635 accidentes que tuvieron lugar en ella durante 2003) ha sido la razón esgrimida por el Ayuntamiento de Madrid para colocar 10 radares en este cinturón. Desde ayer, estos dispositivos –dos fijos, seis móviles y dos “estáticos transportables”- vigilan la velocidad de los automovilistas en esta carretera y multan sus excesos.

<

p> La polémica, una vez más, está servida. Son muchos los sectores que no creen en la efectividad de las sanciones, pues alegan que no sirven para reducir los siniestros de circulación. Sin embargo, otros opinan que la amenaza de una multa provoca que los conductores “levanten el pie”. El diario “La Razón” ha pedido la opinión de varios expertos y las conclusiones son similares: existen otras formas de hacer disminuir la cifra de incidentes.

Entre ellas se encuentra la mejora de las infraestructuras, pues gran parte de los problemas que aquejan a la M-30 se derivan de su antigüedad, como señala Eugenio de Dobrynine, director de la Asesoría Jurídica del Comisariado Europeo del Automóvil (CEA). Las incorporaciones y las salidas peligrosas, los puntos negros, la señalización deficiente y el firme en mal estado son habituales a lo largo del trazado. Para arreglarlo sería necesaria una gran inversión y, según apunta Mario Arnaldo, presidente de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), “siempre se buscan las medidas menos costosas para la Administración”.

Los accesos al cinturón madrileño están, en muchas ocasiones, demasiado próximos a los carriles empleados para abandonar la vía. Esto aumenta el peligro a la hora de entrar o salir de la misma, pues, en ocasiones, hay que cruzar hasta cuatro carriles en muy poco espacio, señala Arnaldo. La solución está en una remodelación de los mismos y en una señalización más clara.

Otra de las propuestas exige la colocación de más paneles de señalización variable, con el fin de que indiquen las distintas incidencias y, así, pueda adecuarse el ritmo del vehículo. Además, sería deseable la instalación de contadores de velocidad similares a los existentes en el túnel de Santa María de la Cabeza, para que el conductor sepa si está sobrepasando la máxima permitida.

Diego Azúa, director de Comunicación del RACE (Real Automóvil Club de España) señala que la M-30 es una “radial urbana” y casi se ha convertido en una calle más de la capital. Así, la distancia entre los vehículos es más pequeña que en las carreteras normales, lo que provoca muchos de los accidentes registrados en la vía. Por lo tanto, este factor debería vigilarse, probablemente, antes que la velocidad. Ésta, según todos los consultados, debe seguir limitada a 90 km/h.

<

p> La última propuesta gira en torno a la educación vial. “La sanción en sí no arregla nada; pagas la multa y te olvidas”, afirma Azúa. Para aumentar la concienciación se debe hacer hincapié en los talleres escolares dedicados a esta materia y en las campañas de formación y las publicitarias.

Mario Arnaldo también ha querido matizar las reacciones en contra de los radares. En una entrevista publicada por “La Razón”, el presidente de AEA señala que las medidas de control de la circulación en la M-30 (detección de alcoholemia, etc) son positivas, pero habría que señalar el emplazamiento de los radares. “En otros países se obliga a identificar estos dispositivos cuando están fijos. En Francia, estos aparatos controlan la distancia de seguridad, un factor importante para reducir accidentes, y los de la M-30 no lo hacen”, señala.

<

p> Arnaldo también ha apuntado que sería necesario realizar una auditoría externa del estado de la vía y, sobre todo, aclarar su titularidad entre el Ayuntamiento y el Ministerio de Fomento, con el fin de acometer las reformas necesarias. “El fallo humano siempre está presente, pero mejorar las condiciones de una carretera es una ayuda”, afirma.

Para finalizar, Arnaldo ha indicado que las disposiciones adoptadas por Gallardón para mejorar el tráfico en la ciudad deben estar incluidas en “un plan integral, comprensible para el ciudadano. No es positivo que cada semana lance una nueva idea, pues, al final, son parches que no llevan a una solución definitiva. El conductor acepta las medidas, pero debe comprenderlas y participar en ellas. Este equipo de Gobierno no debe caer en el error de sus predecesores: pensar que todo se arregla poniendo multas”, ha añadido.

La Policía de Madrid ha detenido a tres jóvenes acusados de robar a 35 mujeres en sus coches. El "modus operandi" era siempre el mismo: iban en sus ciclomotores con el casco puesto para evitar ser identificados, se situaban a la altura de un coche de alta gama, ocupado por una mujer sola, y fracturaban la luna del copiloto con un objeto contundente para inmediatamente hacerse con el bolso y las pertenencias depositadas sobre el asiento.
Normalmente el robo se cometía cuando el coche estaba parado en un semáforo rojo y en momentos de mucho tráfico. Operaban frecuentemente en las inmediaciones del centro comercial de Arturo Soria.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...