Comienza a desmontarse el “scalextric” de Cuatro Caminos

Hoy empieza a desarmarse el “scalextric” de Cuatro Caminos y aumentarán los embotellamientos en la zona. El 18 de enero, el paso fue cortado a la circulación y, desde entonces, los vecinos han denunciado que los atascos son constantes. La nueva fase de los trabajos agravará esta situación, según prevén
Autopista -
Comienza a desmontarse el “scalextric” de Cuatro Caminos

La primera gran obra que afronta el Consistorio de Gallardón ha entrado en una de sus fases más delicadas. El paso elevado de Cuatro Caminos, que será sustituido por un túnel, comienza a desmontarse hoy y los vecinos prevén más atascos en la zona.

<

p> Éstos comenzaron el 18 de enero, cuando el “scalextric” fue cortado al tráfico. Desde entonces, los embotellamientos son constantes. Aunque se han mantenido abiertos dos carriles por cada sentido de circulación, no han sido suficientes para gestionar el tránsito. Tampoco las calles adyacentes han podido soportar la presión circulatoria: los conductores denuncian que vías como Raimundo Fernández de Villaverde, José Abascal, Cea Bermúdez o Reina Victoria están constantemente atascadas.

El concejal de Urbanismo, Pío García Escudero, ha anunciado que los trabajos se realizarán intentando causar las mínimas molestias posibles a los vecinos. Pero lo cierto es que éstos creen que la situación empeorará hasta finales de abril, cuando los operarios terminen de desmontar las 3.700 toneladas de asfalto que componen el paso. Después, seguirán las obras y, en febrero de 2005, finalizará la reforma. Entonces, los automovilistas estrenarán un túnel de 539 metros de longitud, mientras que los peatones tendrán a su disposición una nueva plaza.

El paso elevado mide 384 metros, de los que 152 están en el aire. Sesenta operarios dividirán la plataforma en 105 trozos; cada uno de ellos se fraccionará en unas 15 piezas (con el fin de hacerlas más manejables), que pesarán entre 24 y 50 toneladas. El primer tramo que se desmontará será el central –el último que se colocó en 1969-. Los cortes longitudinales se realizarán con un sistema de sierra de disco motorizado, mientras que los transversales se llevarán a cabo con hilo de diamante.

<

p> Estos trabajos se ejecutarán de día y, a partir de las 11 de la noche, una grúa llevará las piezas hasta los camiones. Éstos las trasladarán a una planta de reciclaje situada en Legazpi, donde serán transformadas en grava. Cuando comience la hora punta, cesará esta actividad, con el fin de facilitar la ya complicada circulación.

<

p> Para simplificar las tareas de desmontaje (que terminarán a finales de abril), se ha habilitado un andamio cuya altura equivale a la de un edificio de cinco pisos. Esta estructura se moverá hacia la derecha o hacia la izquierda cuando avancen las obras. El coste total de los trabajos será de 1,1 millones de euros (183 millones de pesetas).

García Escudero ha reconocido que el tráfico ha empeorado en la zona, pese a los carteles que se han colocado antes de llegar a la glorieta. Desde la Concejalía de Seguridad señalan que “hasta que la gente tome nuevas rutas, se formarán algunos atascos” y confían en que la situación se normalice en dos semanas (recoge “El País”).

<

p> A pesar de que se ha reforzado la presencia de la Policía Municipal en Cuatro Caminos, el concejal socialista Pedro Satín ha denunciado que faltan efectivos. En opinión del edil, “hay una señalización deficiente de las obras, no se informa de itinerarios alternativos y no se ha incrementado el transporte público”.

Los profesionales del taxi han vuelto a reclamar un mayor control para detectar el intrusismo en su profesión. La Policía Municipal denuncia un taxi “pirata” cada tres días. Éstos aparecen, sobre todo, en el aeropuerto de Barajas.

<

p> En total, el Ayuntamiento ha tramitado 141 sanciones (de entre 4.601 y 18.000 euros) durante 2003. Todas ellas se debían a la falta de permisos o al incumplimiento de la autorización adecuada para poder subir viajeros en la Comunidad de Madrid. Los taxistas creen que esta medida es insuficiente y han pedido al Consistorio que retire inmediatamente la licencia de actividad a estos conductores, que influyen negativamente en la imagen de la profesión.

Asimismo, este colectivo afirma que es necesario vigilar con más celo las furgonetas: “Se ha conseguido que borren la rotulación, pero aún siguen trabajando en el aeropuerto”, ha afirmado Julio Sanz, portavoz de la Federación del Taxi (recoge “El Mundo”). De momento, el Ayuntamiento ya ha anunciado que se regulará la carga y descarga de viajeros en el aeropuerto de Barajas.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...