BMW Serie 5, nuevos Diesel

En marzo se pondrá a la venta el nuevo 525d, una nueva versión de la Serie 5 que monta un sofisticado motor turbodiésel de última generación. Este propulsor se une al reformado 530d en un esfuerzo de BMW por producir coches cada vez más limpios: ambos cumplen ya la norma EU4.
-
BMW Serie 5, nuevos Diesel
BMW Serie 5, nuevos Diesel

El 530d, que apareció en julio de 2003, abrió el camino para esta nueva remesa de motores turbodiésel de vanguardia a la que ahora se incorpora el 525d. Ambas son máquinas muy sofisticadas que se han concebido para reducir notablemente el consumo y las emisiones contaminantes. Inyección directa por common rail y filtro de partículas son sus principales bazas.

El recién llegado utiliza la arquitectura de seis cilindros en línea y cubica 2.497 centímetros cúbicos. Su potencia máxima se cifra en 177 CV a 4.000 vueltas, mientras que el par máximo es nada menos que de 40 mkg a partir de 2.000 giros. Esto quiere decir que el motor ofrece 14 CV y 5 mkg más que en la versión anterior.

<

p> Estos logros se han conseguido gracias a la revisión completa de la inyección, que ahora cuenta con tecnología common rail muy avanzada. El resto de la mecánica también ha recibido importantes mejoras. Destaca igualmente la presencia del filtro de partículas, sin aditivos ni mantenimiento, que, según BMW, no perjudica ni al consumo ni al comportamiento del motor.

<

p> Así, las cifras que ofrece la marca hablan de un 0-100 km/h de 8,1 segundos y una velocidad punta limitada a 230 km/h. Para alcanzar estos números, el 525d cuenta con una caja de cambios de seis relaciones que, opcionalmente, puede reemplazarse por una caja automática de seis marchas con control adaptativo y Steptronic, es decir, posibilidad de manejo secuencial. Con esta transmisión, las prestaciones del coche empeoran levemente.
El consumo homologado por BMW se queda en 6,7 litros a los 100 km, 7,8 litros si se emplea la caja automática.

El 525d y el 530d comparten prácticamente todo el equipamiento de serie. Sólo hay un cambio apreciable: el 530d lleva dirección de asistencia variable, Servotronic, que no está incluida en el equipamiento de serie del otro modelo.

<

p> El resto del equipo es idéntico, incluyendo el climatizador automático, los asientos con reglajes eléctricos, el volante multifunción, las luces de freno de intensidad variable según la fuerza de frenado, el indicador de pérdida de presión en los neumáticos, el sensor de encendido de las luces, el de lluvia y una batería de ocho airbags. También va de serie el espectacular ordenador de a bordo i-Drive, que da acceso a un sinfín de funciones y refleja lo que hace en un monitor de 6,5 pulgadas.

<

p> Por su parte, el equipamiento opcional permite montar elementos como la dirección activa Dynamic Drive, las llantas de aleación ligera con neumáticos antipinchazo, suspensión deportiva, luces de xenón adaptativas, sistema de control por voz y preinstalación del teléfono portátil.
Los precios de partida son 43.000 euros para el 525d y 46.600 para el 530d, incluyendo en ambas tarifas el IVA y la matriculación.

Tanto el 525d como el 530d son opciones muy interesantes para los conductores concienciados en el plano medioambiental. Pero, además, si son alemanes, estarán doblemente interesados, porque la compra de estos coches que cumplen con la EU4 está bonificada fiscalmente. De hecho, matricular un 525d antes de 2005 supondrá un ahorro de 613,55 euros.

Galería relacionada

BMW Serie 5 Diesel

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...