Cataluña, dispuesta a mejorar los resultados de Francia

El Servei Català de Tránsit (el equivalente a la DGT en Cataluña) ha cambiado de manos. A su nuevo director, Rafael Olmos, no parecen asustarle los desafíos: según ha asegurado, Cataluña podría mejorar los resultados de siniestralidad alcanzados en Francia.
Autopista -
Cataluña, dispuesta a mejorar los resultados de Francia
Cataluña, dispuesta a mejorar los resultados de Francia

Asume su cargo con el recuerdo todavía reciente de las pasadas Navidades. Los accidentes y las muertes en las carreteras catalanas aumentaron considerablemente: el propio Servei calificó la situación de “desastre total”. Sin embargo, Rafael Olmos sigue confiando en el actual “Pla Català de Seguretat Viària”, iniciado por su predecesor, Joan Delors.

“A veces (el plan) pierde el ritmo de reducción de siniestralidad, es cierto. Hasta Navidades íbamos bien, pero al final todo se torció. Eso significa que no nos podemos dormir. Y, aunque ha descendido la cifra de muertes con respecto a 2000, a 2001 o a 2002, un muerto es una barbaridad”, ha asegurado Olmos en una entrevista publicada en “La Vanguardia”.

Rafael Olmos también llega a la dirección del Servei cuando Francia publica unos impresionantes resultados en materia de seguridad vial (han reducido el número de muertes en carretera un 20 por ciento). La comparación, por tanto, está servida: ¿será Cataluña capaz de emular a sus vecinos?

Olmos –según se desprende de su entrevista- está seguro de que no sólo se pueden conseguir los mismos resultados, sino incluso mejorarlos. “Es una política similar a la de Tránsit, cuando aprobó el Pla Catalá de Seguritat: vamos a reducir muertes, y propondremos a todos que colaboren. ¿Cómo se hace? Con la prevención y con la represión”, ha asegurado.

Algunos expertos aseguran que gran parte del éxito de Francia se basa en los nuevos radares automáticos, una especie de cámaras espía capaces de registrar qué coches superan el límite de velocidad y mandar la multa directamente a la casa del infractor.

Cataluña también recurrirá a la tecnología para evitar que sus conductores cometan excesos con el acelerador. Según Olmos, los sistemas de limitación de velocidad podrían ser fundamentales en esta lucha contra los accidentes.

El Servei ya ha hecho sus pinitos en este campo. Desde diciembre, se realiza un experimento entre los conductores de Mataró: 20 conductores voluntarios –que tenían coches nuevos- condujeron el primer mes con normalidad por el casco urbano de la localidad. Durante el segundo mes (ahora en enero), cada vez que intenten superar los límites, un sistema hidráulico impedirá que aumenten la velocidad: el acelerador queda bloqueado, aunque en caso de emergencia sólo tendrán que pisar a fondo el pedal para romper ese freno. Ya en febrero volverán a conducir con completa libertad, pero recibirán vía satélite información sobre la velocidad que deben mantener y avisos cuando excedan los límites. Al final del estudio volverán a circular como antes. Así, comprobarán la evolución de los conductores y cuál es el método disuasivo más importante. También realizarán encuestas a políticos, técnicos y asociaciones para ver su opinión sobre los limitadores de velocidad.

Estos aparatos ya son viejos conocidos en otros países. Por ejemplo, Suecia los convertirá en obligatorios a partir de 2010 y hará que los coches que se fabriquen en su país (Volvo y Saab) los incorporen.
El más común es el denominado "Intelligent Speed Adaptation" (ISA). Este sistema permite controlar la velocidad mediante el GPS de los vehículos. Su funcionamiento es sencillo: una serie de emisores situados en los laterales de las carreteras envían información sobre la velocidad máxima de cada tramo de vía a una serie de receptores que están alojados en el interior de los vehículos. Si el conductor supera la velocidad máxima fijada, se enciende un piloto rojo en el salpicadero, se escucha una señal acústica y el pedal del acelerador se bloquea impidiendo su utilización hasta que el vehículo vuelve a la velocidad máxima establecida en esa carretera.

Reportaje "La nueva revolución francesa".
Más de 1.500 personas han salvado la vida. No se ha detenido a ningún terrorista, no se ha logrado ninguna vacuna, no se ha decretado ningún alto el fuego... Los franceses han logrado una auténtica revolución en sus carreteras: han reducido en un 20 por ciento el número de muertos en accidentes de tráfico.
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El concurso de customización que BMW Motorrad y la Revista Fuel realizan durante los ...

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...