La M-50 ya tiene dos nuevos tramos

La tercera vía de circunvalación de Madrid ya tiene en funcionamiento dos nuevos tramos. Francisco Álvarez-Cascos, ministro de Fomento, inauguró ayer 16 nuevos kilómetros en esta carretera, en la que aún deberán construirse 51 más para dejarla completa.
-
La M-50 ya tiene dos nuevos tramos

Francisco Álvarez-Cascos, ministro de Fomento, inauguró ayer dos nuevos tramos de la M-50, la tercera circunvalación de la capital. Esta vía, según Álvarez-Cascos, facilitará el tránsito a quienes pasan por Madrid y “será un arco de desarrollo para los municipios de la corona metropolitana, ya que estar mejor comunicados es tener más oportunidades de desarrollo”.

El ministro de Fomento anunció que los conductores que tienen que atravesar Madrid serán los que más noten el servicio que ofrece el nuevo anillo viario, pues podrán “alejarse del foco urbano, con lo que el confort, la comodidad y la fluidez de la circulación van a ser considerables”.

Los dos tramos inaugurados ayer están libres de peaje. El primero, con 7,7 kilómetros de longitud, va desde la M-409 (Leganés-Fuenlabrada) a la A-5 (carretera de Extremadura) y conecta también con la A-4 (carretera de Andalucía). El segundo, conocido como Eje del Pinar, comunica el enlace de Majadahonda con la A-6 a lo largo de 7,8 kilómetros. Este último ya estaba en servicio, pero ha sido remodelado para adaptarlo a las características generales de la M-50. Ahora, el trazado se ha ampliado a tres carriles por calzada hasta el enlace de la carretera de Villanueva del Pardillo (M-509) y, desde allí, utiliza dos carriles para conectar con la M-505, con distintos accesos al parque empresarial de Las Rozas.

Entre ambos tramos existen 12 kilómetros que aún no se han podido abrir al tráfico. La concesionaria de las obras, Accesos de Madrid, sufrió el hundimiento de un túnel a la altura de Boadilla y no ha conseguido terminar las actuaciones en la fecha prevista: a finales de diciembre. Ahora, la M-50 cuenta con tres secciones discontinuas. Las inauguradas ayer suman 16 kilómetros, con lo que ya hay 42 abiertos. Aún quedan 51 por construir; el ministro de Fomento dio un plazo de año y medio para su finalización, aunque anunció que la vía estará “prácticamente en servicio” el próximo febrero. En ese mes, se abrirán los tramos de la M-50 asociados a las radiales R-3 y R-5. La M-45 sustituirá, como alternativa temporal, a las secciones del tercer cinturón ligadas a la R-4. Esto significa que sólo el arco oeste del tercer cinturón tendrá continuidad: la unión entre la A-4 (carretera de Andalucía) y la A-2 (carretera de Barcelona) no se terminará hasta junio, cuando la concesionaria encargada de la construcción de la R-4 ponga en marcha este tramo.

Los planes del Ministerio de Fomento consistían en abrir, antes de fin de año, los 29,3 kilómetros de la M-50 libres de pago, además de los 33,1 de la R-3 (O´Donnell-Arganda del Rey) y los 31,5 de la R-5 (que une la M-40 con Navalcarnero). Sin embargo, el incidente en Boadilla obligó a cambiar el programa. La R-3 y la R-5 iban a estar listas en la fecha prevista, pero el contrato de construcción, explotación y mantenimiento de estas carreteras adjudicado a la concesionaria establece que todos los tramos gratuitos de la M-50 incluidos en la concesión deben estar listos antes o al mismo tiempo que las vías de pago asociadas a ellos. La sección ligada al derrumbamiento –que se prolonga a lo largo de 12 kilómetros entre los dos tramos recién inaugurados- no podía estar lista en diciembre, por lo que el Ministerio y las constructoras han decidido abrir el tramo no afectado, explica el diario “La Razón”.

Álvarez-Cascos explicó que la utilización del método concesional en los recorridos de larga distancia, como las radiales, “multiplica la capacidad inversora del Ministerio de Fomento, pues libera carga para los recorridos urbanos y las circunvalaciones”. Asimismo, el ministro señaló que el peaje “suele ser mal recibido en los trayectos locales, pero se acepta bien en los itinerarios en los que existen alternativas”.

Los tramos inaugurados ayer se han adjudicado a la concesionaria Accesos a Madrid CESA y se inscriben en el Programa de Vías de Gran Capacidad del Plan de Infraestructuras 2000-2007.

La M-50 no será una circunvalación en sentido estricto, pues una parte de su recorrido quedará sin cerrar. Será la comprendida entre la carretera de Burgos (A-1) y la de La Coruña (A-6), ya que el tramo se emplazaría en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, una zona de gran valor ecológico.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...