El peaje en la ciudad evitaría atascos

¿Cómo se pueden evitar los atascos en las grandes ciudades? La respuesta a la pregunta del millón parece haberla encontrado ya la consultora Deloitte. Ésta asegura en un reciente estudio que fijar una tarifa por utilizar las vías urbanas mejoraría la gestión del tráfico y podría ser un remedio para combatir los grandes atascos. Londres, Singapur y Oslo aplican iniciativas similares con excelentes resultados.
-
El peaje en la ciudad evitaría atascos

La circulación por las grandes ciudades se ha vuelto desde hace ya bastante tiempo insoportable. Los conductores pierden en sus calles mucho tiempo y buena parte de su paciencia inmersos en monumentales atascos. Las previsiones para los próximos años no parecen tampoco muy optimistas, ya que de aquí a 2010 se prevé un aumento del 188 por ciento en los atascos que registran las principales ciudades de Europa.

Ante este problema, la consultora Deloitte lleva meses buscando la solución que permita mejorar la circulación por las grandes ciudades y parece haber hallado ya una respuesta. Según su estudio, “Combatir los atascos: cómo mejorar la congestión del tráfico”, establecer una tarifa por utilizar las vías urbanas es la única iniciativa que, al menos de momento, permitiría solucionar parte del problema.

El coste de las carreteras urbanas saturadas en los países industrializados de la OCDE supone casi el 3 por ciento del PIB del país o, lo que es lo mismo, 810.000 millones de euros. La consultora explica que los costes asociados a la congestión incluyen las horas de viajes imprevistas, los daños medioambientales y materiales, los retrasos y la pérdida de producción.

Por el contrario, Deloitte asegura que un “programa de precios bien gestionado por utilizar este tipo de vías tiene potencial para brindar enormes ventajas tanto en términos económicos como en ahorro de tiempo y de seguridad a los conductores”. El resultado obtenido en las ciudades que hasta ahora han decidido apostar por esta iniciativa demuestra también esta teoría.

En Londres, por ejemplo, donde se cobra electrónicamente a los vehículos un peaje entre semana desde las 07:00 horas hasta las 16:30 horas, el resultado es que la velocidad del tráfico ha aumentado un 37 por ciento, la congestión ha disminuido un 40 por ciento durante las horas de cobro y los tiempos de los viajes de ida y vuelta se han reducido en un 13 por ciento.

Todavía mejores datos se han extraído de Singapur. Allí, donde en 1975 ya se estableció un plan que imponía un cargo por el derecho de acceso a una zona restringida de 2,3 millas dentro del centro de la ciudad en horas punta, el tráfico se ha reducido en un 45 por ciento, mientras que el número de vehículos que entran al centro ha disminuido en un 70 por ciento.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...