Honda y Toyota, las más preparadas ante Kioto

El cumplimiento del Protocolo de Kioto afectará a la industria automovilística de forma diferente. Según un estudio, Honda y Toyota parecen las mejor colocadas ante las políticas de reducción de emisiones, mientras que BMW y DaimlerChrsyler están en el otro lado de la balanza.
-
Honda y Toyota, las más preparadas ante Kioto
Honda y Toyota, las más preparadas ante Kioto

Honda es la compañía automovilística que mejor afrontará, económicamente hablando, la reducción de emisiones que exige el Protocolo de Kioto gracias al bajo nivel contaminante que tienen sus modelos. Por el contrario, la que peor lo tiene es la alemana BMW, aunque al producir modelos de gama alta puede traspasar los costes de adaptación al precio final de sus vehículos.

Esta es una de las conclusiones que se desprenden de un informe realizado por la gestora de fondos SAM Group y en la que se valoran y analizan los “peligros” que acechan a la industria automovilística mundial.

Según SAM Group, los costes que pueden esperarse de la adaptación a los postulados de Kioto, que incluye el período 2008-2012, varían de los 25 dólares por vehículo en Honda hasta los 650 en BMW. Citroën y Renault casi 100 dólares; Nissan, Toyota y Volkswagen casi 200; General Motors y Ford, 400; y 450 dólares para DaimlerChrysler.

Analizando otra variable, como es la del posible aumento o descenso de los beneficios tras la adaptación al Protocolo de Kioto, la mejor colocada es Toyota, a la que se le calcula un incremento de las ganancias del 8 por ciento. Al mismo tiempo, Ford es la más amenazada, con un posible descenso de sus resultados del 10 por ciento.

Entre el resto de las marcas analizadas, las que verían reducir sus beneficios son BMW, Citroën, General Motors y Volkswagen. Mientras tanto, Honda, Nissan y Renault verían incrementar su cuenta de resultados.

El citado informe destaca la importancia de que las diferentes compañías apuesten por energías no contaminantes, algo que les dotará de una posición estratégica en el futuro. Para SAM Group, el impacto en la industria puede ser mayor si son los consumidores los que empiezan a condicionar sus compras de coches a la responsabilidad ambiental.

El protocolo de Kioto fue aprobado en la ciudad japonesa del mismo nombre en 1997 y afecta a los países desarrollados, que se comprometieron a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 5,2% de media en el periodo 2008-2012 respecto a los niveles de 1990. Estados Unidos y Europa se comprometieron a una reducción mayor (del 7% y el 8% respectivamente), aunque el gobierno norteamericano ha declarado recientemente su negativa a firmar este protocolo.

Por otra parte, el Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético (IDEA) y el Instituto Mapfre de Seguridad Vial (IMSV) han firmado un acuerdo para la difusión de técnicas de conducción eficiente para reducir el consumo energético y las emisiones de CO2.

Según ambas organizaciones, experiencias análogas llevadas a cabo en Finlandia, Suiza, Holanda y Alemania han provocado ahorros medios en el consumo de carburantes del 15 por ciento, reducción de emisiones e incremento de la seguridad vial.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...