El Gobierno paraliza la norma de retirada de carnés

El Ministerio del Interior ha salido a la palestra para frenar en seco la norma de retirada de carné de conducir que el Grupo Popular en el Senado introdujo la semana pasada como una enmienda a la Ley de Acompañamiento a los Presupuestos Generales del Estado. El propio ministerio califica la idea de “disparate” y desde el PP se habla de “fallo mecanográfico”.
-
El Gobierno paraliza la norma de retirada de carnés

Así pues, ahora estamos a la espera de una nueva redacción de la enmienda que permite a los agentes de tráfico retirar el carné de conducir a aquellos conductores que, en su opinión, supongan un peligro para la circulación o den muestras de no conocer las normas de tráfico. La Dirección General de Tráfico todavía no ha explicado cuál será el texto de esta norma, si es que finalmente llega a materializarse.

<

p> El viernes, a última hora, Carlos Muñoz Repiso, director de la DGT, trataba de salvar los muebles diciendo que, en realidad, había habido un error de comunicación de la idea. Aseguraba que la medida tendría una aplicación “cautelar y no sancionadora, destinada a quita de la circulación a personas que son peligrosas para los demás”. Señala también que esta retirada daría lugar a la apertura de un expediente y un proceso administrativo que, en última instancia, llevaría a los jefes provinciales de tráfico a confirmar la retirada del permiso. Además, insistió en que estas intervenciones sólo se producirán cuando sea “muy evidente” que el conductor “ha perdido las condiciones necesarias para circular”.

Desde el Partido Popular se ha hablado de “fallo mecanográfico” y fuentes del Ministerio del Interior hablan de “disparate” y aseguran que hubo un error en la redacción del texto: donde pone “condiciones necesarias para conducir”, debería poner “condiciones físicas necesarias para conducir”. Esto reduce la capacidad de los agentes para retirar el carné a aquellos casos en que exista incapacidad física.

<

p> Desde el PSOE, el diputado Victorino Mayoral ha calificado toda la situación de “despropósito” y ha dicho que es “patético” que ahora se quiera “culpar a una secretaria”.

La idea apareció por sorpresa a finales de la semana pasada y levantó una oleada de estupor que ha crecido durante el fin de semana. Los primeros en reaccionar fueron los socialistas y los responsables de las organizaciones de conductores, sobre todo Mario Arnaldo, de Automovilistas Europeos Asociados, que fue el más madrugador a la hora de alzar su voz de protesta en la tarde del jueves pasado.

A su queja se unieron rápidamente las del Comisariado Europeo del Automóvil, la del Real Automóvil Club de España, la del Partido Socialista, la del Real Automovil Club de Cataluña (RACC) y la del sindicato UGT.
Para el Comisariado Europeo del Automóvil, la enmienda es inadecuada porque vulnera los derechos del conductor. El RACE, más duro, apunta en la misma dirección y habla de inconstitucionalidad y de violación de derechos fundamentales.
UGT, por su parte, abunda en estos argumentos y recuerda que hay muchos profesionales del volante que necesitan el carné de conducir para vivir, con lo que este tipo de retiradas, además, atenta contra su forma de vida.
En general, todos los que se han opuesto hablan de derechos maltratados, inseguridad jurídica, retroceso legal…

<

p> Pero también hay quien apoya la medida. El servicio catalán de tráfico, por ejemplo, ha aplaudido la idea. También lo ha hecho la organización Jueces para la Democracia, que considera que la propuesta es legal y que simplemente hay que tener cuidado para que no se convierta en una norma de actuación.
Además, Automovilístas Europeos Asociados, AEA, pese a oponerse a la redacción de la enmienda tal y como la ha elaborado el Partido Popular, sí reconoce que es preciso autorizar a los agentes para retirar el carné a aquellas personas que, manifestamente, hayan perdido las condiciones físicas exigibles para conducir: vista, capacidad locomotora, etc.

En medio de este barullo, la Administración ha decidido tomarse en serio la posibilidad de implantar en España el carné por puntos. Así, el Consejo Superior de Tráfico ha creado un grupo de trabajo para estudiar las ventajas e inconvenientes de implantar el sistema.
El carné por puntos ha sido reivindicado recientemente por el Partido Socialista, que ha prometido su creación si logra acceder al Gobierno. Muñoz Repiso asegura que se estudiará la idea, pero, señala también que nadie espere que sea “la panacea universal contra los accidentes”.

<

p> Además, para solventar el grave escollo técnico que supone la multiplicación de administraciones con capacidad de poner multas (ayuntamientos, comunidades autónomas…) se ha logrado un acuerdo para utilizar un único sistema informático que permita a la DGT contar siempre con el historial completo de cada conductor, de forma que se sepa en todo momento cuantas infracciones ha cometido.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...