Barcelona dará prioridad al tranvía

La llegada del esperado tranvía a Barcelona modificará a buen seguro la circulación por la ciudad durante el próximo año. El Ayuntamiento, a fin de evitar un colapso en las calles de la Ciudad Condal, ha ideado un nuevo plan semafórico en los cruces, teniendo en cuenta la marcha del nuevo medio de transporte.
-
Barcelona dará prioridad al tranvía

Barcelona comienza ya a prepararse para la entrada en funcionamiento del nuevo y moderno tranvía que recorrerá gran parte de la ciudad. El denominado Trambaix, que ya circula en pruebas, será finalmente una realidad a finales de febrero, cuando enlace definitivamente la calle Francesc Maciá con las localidades de Sant Joan Despí, Esplugues, L’Hospitalet y Cornellá.

La llegada del nuevo tranvía ha levantado algunas críticas entre ciertos sectores de la ciudad, que consideran que este innovador proyecto debilitará, aún más, la ya de por sí complicada circulación por la ciudad. Esta circunstancia ha provocado una rápida respuesta del Ayuntamiento, que asegura que el Trambaix irá a una velocidad determinada que le permita ser competitivo con otros transportes afectando lo menos posible al resto de usuarios de la vía pública.

Esta actuación no privará al tranvía, sin embargo, de cierta prioridad en el tránsito por la ciudad. “Cómo transporte público que es, el Trambaix debe tener alguna ventaja respecto al transporte privado”, ha afirmado Joan Carsi, director técnico de Tramvía Metropolitá, la empresa que construye y explota el proyecto.

Por esta razón, tanto el propio consorcio como los diferentes ayuntamientos implicados han ideado un nuevo plan semafórico para todos los cruces, con una regulación del sistema calculada para una marcha tipo del tranvía. Así, en la Diagonal, por ejemplo, por cada 100 segundos que dura una fase semafórica, los discos de los tranvías (y los de los vehículos que van en su misma dirección y sentido) estarán en verde hasta 60 segundos.

“Es un amplio margen de paso”, asegura Carsi. Eso sí, si por las razones que sean el convoy no entra en esa “ventana” de tiempo se activa automáticamente una microrregulación que añade unos segundos más de verde. En caso de que, aún así, el tranvía no llegue a tiempo, el disco se pone finalmente en rojo, con lo que el convoy debe entonces pararse y esperar a que se inicie la nueva fase de los semáforos.

La puesta en marcha del Trambaix afectará a la circulación en numerosos cruces, según las previsiones iniciales. El punto más complicado, sin embargo, será el giro a la derecha desde la calzada central de la Diagonal hacia la calle Numancia. Quienes deseen tomar esta dirección, deberán esperar a que su semáforo este en verde encima de la plataforma del tranvía, en la que tan sólo caben 12 vehículos.

Por otra parte, el consejo de administración de la Autoritat del Transport Metropolitá (ATM) aprobó ayer subir hasta los 6 euros el precio de la tarjeta T10, la tarjeta de transporte público más utilizada en Barcelona. La nueva tarifa entrará en vigor a partir del 1 de enero.

El título, que ahora cuesta 5,80 euros, permitirá hacer 10 viajes integrados (en autobús, metro, tren y, próximamente, en tranvía). Esta modalidad se utiliza actualmente en el 60 por ciento de los desplazamientos por la ciudad y las localidades de su entorno.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...