El presidente de DaimlerChrysler, en el banquillo

El presidente de DC ya ha empezado a declarar ante un tribunal en Delaware (EE.UU). Tiene que dar explicaciones sobre la fusión de su compañía –Daimler- con la estadounidense Chrysler. Según asegura, no hubo ningún plan secreto, pero la acusación guardaba un as en la manga: una jugosa entrevista realizada hace tres años al Financial Times.
-
El presidente de DaimlerChrysler, en el banquillo
El presidente de DaimlerChrysler, en el banquillo

Antiguos accionistas, empleados, directores… y ahora también declaran los periodistas. Una entrevista concedida hace tres años por Jürgen Schrempp al diario Fianancial Times podría ser decisiva en un juicio multimillonario.

En 1998, Daimler y Chrysler –tras una larga negociación- decidían unirse. Los analistas aseguraban que se trataba de “la fusión más grande de la historia de dos compañías industriales” (dos grandes colosos de lados distinto del Atlántico formaban una única sociedad).

Así al menos se presentó a los accionistas de la compañía: “era una fusión entre iguales”. Sin embargo, el máximo accionista privado de la estadounidense Chrysler –Kirk Kerkorian- asegura que, en realidad, se trataba de una absorción.

Es, según afirman, un fraude y DC deberá indemnizarlos. Sin embargo, el presidente de la compañía, Jürgen Schrempp, lo ha desmentido: acaba de declarar ante un tribunal en Delaware que “no había ningún plan secreto”.

Hasta aquí, una palabra contra otra. Sin embargo, la acusación acaba de exhibir una nueva prueba: una entrevista realizada al mismo Schrempp hace tres años por el diario Financial Times. En ella, se pueden leer joyas como “la estructura que ahora tenemos con Chrysler es la estructura que siempre quise. Tuvimos que avanzar de una forma indirecta, pero es que teníamos que hacerlo por motivos psicológicos. Si yo hubiera dicho que se iban a convertir en una división, me habrían contestado que no hay trato”.

Ahora, todas las cintas que grabaron los periodistas a Schrempp han pasado a disposición judicial.

Este verano, la automovilística se enfrentó a un juicio similar en Estados Unidos. Éste sí finalizó fuera de los tribunales, pues el fabricante pagó a un grupo de pequeños accionistas unos 300 millones de dólares (245 millones de euros) que, en buena parte, fueron cubiertos por una aseguradora.

Schrempp es un personaje bastante singular dentro de la industria del motor. La prensa alemana le apoda Rambo y fue particularmente dura con él cuando se le descubrió en una salida nocturna con su secretaria y una botella de vino en la Piazza di Spagna romana. Comenzó a trabajar en un concesionario de su Friburgo natal y ha terminado presidiendo este coloso automovilístico. Para ello, ha tenido que tener mucha mano izquierda. Una anécdota: afirma poseer varias monturas de gafas distintas, que combina según el interlocutor con el que tenga que tratar.

Si quieres conocer cómo son en realidad los personajes más poderosos del motor, no te pierdas el reportaje que hemos preparado y que encontrarás en el enlace de la izquierda: “La liga de las estrellas”.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...