DC se enfrenta a un juicio por fraude

Los tribunales acogen desde ayer la demanda por fraude interpuesta contra DaimlerChrysler: uno de los antiguos accionistas de la rama estadounidense de la automovilística reclama una indemnización de 1.000 millones de dólares.
-
DC se enfrenta a un juicio por fraude

El norteamericano Kirk Kerkorian –antaño uno de los accionistas más importantes de Chrysler, de la que poseía el 14 por ciento- ha reclamado al consorcio automovilístico 1.000 millones de dólares (832 millones de euros). El inversor asegura que existió un fraude cuando Daimler Benz se fusionó con Chrysler en 1998, pues el presidente del grupo, Jürgen Schrempp, presentó como una fusión entre iguales lo que era una absorción.

Esta maniobra perjudicó a los accionistas de la empresa estadounidense, quienes, de haberse realizado una OPA, habrían recibido más dinero por sus títulos, afirma Kerkorian. Ahora, éste exige 3.000 millones de dólares (2.500 millones de euros): la suma de la indemnización y otros pagos por los perjuicios

La automovilística busca acabar lo más rápido posible con un proceso en el que el propio Schrempp será llamado a declarar. Por ello, un portavoz de la compañía ya ha señalado que, si el abogado del demandante está dispuesto, se hablará “sobre un posible acuerdo”. De momento, no se ha producido ninguna aproximación, aunque DaimlerChrysler intentará acelerarla, ya que el grupo no tiene la victoria asegurada. Hace tres años, Schrempp anunció al “Financial Times” que la operación fue presentada como una fusión por motivos estratégicos. Sin embargo, el poder negociador de la firma ha aumentado después de que el juez admitiera en el proceso unos documentos que prueban, supuestamente, que Kerkorian obtuvo informaciones privilegiadas sobre la actuación.

Este verano, la automovilística se enfrentó a un juicio similar en Estados Unidos. Éste sí finalizó fuera de los tribunales, pues el fabricante pagó a un grupo de pequeños accionistas unos 300 millones de dólares (245 millones de euros) que, en buena parte, fueron cubiertos por una aseguradora.

El ex-presidente de Mitsubishi Motors, Katsuhiko Kawasoe, y otros 10 antiguos directivos indemnizarán a la compañía con 180 millones de yenes (1,3 millones de euros). Los ejecutivos ocultaron 64.000 quejas de usuarios de sus automóviles durante más de dos décadas, según han asegurado fuentes legales.

<

p> Un accionista de la firma denunció los efectos negativos del caso en la confianza del público y en las ventas, además de los gastos que trajeron consigo las reparaciones. Sin embargo, se ha llegado a un acuerdo fuera de los tribunales y el mismo Tribunal del distrito de Tokio ha gestionado el arreglo: gran parte de esta indemnización será destinada a un fondo especial que potencie mecanismos de control dentro de la empresa, con el fin de evitar gastos ilícitos. Además, con estos recursos, se aumentará la investigación sobre la seguridad en los vehículos y se implantarán nuevas medidas medioambientales.

<

p> El escándalo salió a la luz hace tres años, cuando indagaciones policiales demostraron que Mitsubishi Motors había ordenado la reparación de varios defectos de fabricación en sus vehículos sin notificar la gravedad de estos fallos a sus propietarios. Esta práctica, permitida por los directivos, obligó al constructor nipón a rebajar un 10 por ciento el precio de venta del 34 por ciento de su capital a DaimlerChrysler.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...