71 edición del Salón Internacional de Ginebra

-
71 edición del Salón Internacional de Ginebra


La crisis galopante que afecta al fabricante estadounidense ha condicionado lo que presenta en el Salón de Ginebra. Lo único destacable es la presentación en el Viejo Continente del nuevo Jeep Cherokee, que fue presentado en Detroit bajo la denominación de Liberty. En el stand de la marca, también podremos contemplar la nueva cara del Sebring, presentado en Europa en el Salón de Amsterdam, y del Voyager, que hizo su primera aparición en el certamen italiano de Bolonia. El Chrysler 300M y el Neon sufren también algunas modificaciones, como son la incorporación de airbags laterales.

La marca gala presenta como mayor novedad la versión familiar del C5, que se pondrá a la venta en noviembre. Además se verá al Xsara, con un motor HDI de 110 CV que fue estrenado en el Xantia. Este propulsor, cuya comercialización está muy cercana, debe unirse a las mecánicas Diesel de la marca, una de las principales apuestas de la francesa. Pininfarina también ha desarrollado un concept car para la marca del doble chevrón. Éste, denominado Pininfarina Osée, debe marcar las líneas de futuro de Citroën. El Osée tiene tres asientos, con el del conductor en el medio.

Fiat llega repleto de novedades al Salón de Ginebra. Además del estreno mundial del Fiat Stilo, sustituto del Bravo y del Brava, se ofrecen otros puntos de atención para el visitante.

El Fiat Punto estará representado por tres versiones: un Sporting, equipado con cambio de control electrónico Speedgear; un 1.2 16V 5 puertas en la versión HLX; y un HGT equipado con los accesorios de la deportiva línea Abarth. Además se incluirá otro Punto con los dispositivos del programa Autonomy, que favorece la conducción a las personas con discapacidades motrices.

Otros vehículos en exposición serán el Fiat Seicento edición limitada "Michael Schumacher", dos Multipla Fiat (un 1.6 gasolina y un 1.9 JTD, ambos en versión ELX), un Ulysse 2.0 16V, un Marea Weekend 150 20V HLX y un Fiat Barchetta 1.8 16V. En el stand de los vehículos comerciales, la atención se centrará en los tres Dobló que se exponen en el acabado ELX. Además, la marca transalpina va a desarrollar una escenografía muy parecida a la usada en el Salón de Bolonia y que le valió a Fiat el premio internacional "Top Trade Show" a la mejor decoración escenográfica y la "mención honorífica" a la "mejor idea para promocionar la marca".

Además, el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra ha sido el escenario elegido para la presentación del nuevo Fiat Stilo, el modelo que sustituirá al Bravo y al Brava. Estará a la venta en nuestro país en noviembre, aunque aún se desconoce su precio. Las motorizaciones que ofrecerá el mediano de Fiat serán cuatro propulsores de gasolina y dos JTD de 80 y 110 CV.

El Stilo se ofrecerá en dos carrocerías distintas, de 3 y 5 puertas. Estos dos modelos se diferencian entre sí en diseño y, sobre todo, en tamaño. El Stilo 3 puertas mide 4,18 metros de longitud, 1,76 metros de anchura y 1,46 de altura, con una batalla de 2,60 metros. El 5 puertas comparte las mismas dimensiones en cuanto a anchura y a batalla, pero es más largo (4,25 metros) y más alto (1,51 metros). Otra diferencia entre los mismos es el enfoque de cada uno. Mientras que el 3 puertas está claramente encauzado hacia la conducción deportiva y el individualismo juvenil, el 5 puertas está más encaminado hacia el confort y el uso más familiar.

El diseñador italiano Leonardo Fioravanti desvela en Ginebra la imagen de su concept car Vola. Este vehículo, un trabajo realizado para Alfa Romeo, es un convertible de dos plazas que no guarda el techo escamoteable dentro del maletero, sino sobre él, por lo que la capacidad del mismo no se ve afectada. Este ejercicio de estilo, que lleva un motor V6, marcará las líneas del futuro Alfa Spider.

La presencia de la marca del óvalo en la cita suiza gira en torno a su modelo Focus. De este coche se presenta una variante deportiva basada en el World Rally Car de la marca, que se denomina RS y que fue presentada como concepto en el Salón de Birmingham, y una ecológica, denominada FCV, que es un vehículo equipado con un motor eléctrico alimentado con hidrógeno, que pretende ponerse a la venta en 2004.

Loyola de Palacio, comisaria europea de Energía, ofició de improvisada madrina del coche. "La extensión del uso del hidrógeno permitirá reforzar la seguridad del aprovisionamiento energético, reduciendo nuestra dependencia de los productos petrolíferos", señaló la comisaria tras conducir el Focus. También recordó De Palacio que los productores de petróleo apuestan ya por estas tecnologías para el futuro, y están dedicando grandes esfuerzos a la obtención de hidrógeno a partir del petróleo y sus derivados. Por su parte, Nick Scheele, director de Ford Europa, se mostró muy satisfecho con la puesta de largo del coche y señaló que el Focus FCV no contamina nada y sólo suelta vapor de agua por el tubo de escape. Esto se debe al proceso de generación energética que emplea este modelo. Se trata de una célula de combustible. Es decir, un sofisticado dispositivo que mezcla hidrógeno con aire de la atmósfera. De esta mezcla surge un poderoso y continuo caudal de electricidad que se acumula en unas baterías y alimenta un motor eléctrico.

El hidrógeno, un material muy peligroso, se almacena en depósitos que, al tener que ser muy sólidos, se hacen extremadamente pesados. Es, quizá, su principal inconveniente. Por lo demás, el proceso es totalmente limpio. El hidrógeno, una vez pasado por las membranas de la célula de combustible, sólo deja un residuo de agua y vapor de agua.

Ford quiere que la primera flotilla de Focus FCV se ponga en marcha en California a principios de 2002. Dentro de sus planes ecológicos, también lanzará este año los Think City Cars, pequeños coches con carrocería de plástico con motores eléctricos convencionales. En Suecia, además, se pondrá en marcha un Focus alimentado por etanol.

Los visitantes del Palexpo de Ginebra pueden contemplar también la nueva generación de motores Diesel de Ford, la serie llamada TDCi. De Estados Unidos también vienen las nuevas generaciones del Explorer, del Maverick y el concept car Ex, todos ellos presentados en el Salón de Detroit. Ford también nos ha enseñado el aspecto de su versión potenciada del Mondeo, con un motor V6 de 3 litros de 220 CV. Por otra parte, se ha confirmado que, junto a Pininfarina, se va a desarrollar el Street Ka Concept, un cabrio al estilo del Audi TT.

TDCi son las siglas con las que se denomina a partir de ahora a todo modelo Ford que monte un motor Duratorq TDCi. Expandido, el acróstico significa: turbodiésel - common rail - injection.

Según los ingenieros de Ford, con esta tecnología se consigue una inyección de combustible de alta presión, con gran precisión y flexibilidad. El coche gana en prestaciones, economía de consumo y reducción de emisiones.

El punto de partida era el sistema common rail ya conocido aunque Ford nunca lo hubiera utilizado. A partir de él, han buscado una evolución que permita a sus motores Diesel competir en calidad y fiabilidad con los motores alemanes o franceses. Si Ford no había adoptado el common rail antes, es porque sus análisis indicaban que, pese a ser prometedora, la primera generación de esta técnica no ofrecía niveles de presión de combustible y precisión en la inyección para justificar su alto precio. Martin Leach, vicepresidente de Desarrollo de Productos para Europa, considera que ahora sí tienen una tecnología asequible y sólida. En el Mondeo ya habían tanteado el terreno con una solución transitoria (es cierto, pero ølo dicen ellos?, porque pueden pasar muchos años con ella (al menos, hasta 2005), el motor Duratorq Di, que equipa una bomba rotativa de alta presión, la alternativa al common rail.

Ahora, el Focus es el encargado de estrenar el desarrollo que han hecho los ingenieros de la casa sobre aquellos trabajos de aproximación. La marca del óvalo cuenta desde este momento con un propulsor Diesel potente, de bajo consumo y poco ruidoso. Ya está a la altura de sus competidores más dotados. En cuanto a prestaciones, el Focus TDCi entrega 115 CV y 250 Nm a 1.850 rpm. Un sistema de sobrepresión transitoria permite aumentar este último valor en torno a un 10 por ciento, por ejemplo, para adelantamientos. Es un 1.8 de cuatro cilindros y se puede comprar a partir de mediados de año. La velocidad máxima, según Ford, se sitúa en 193 km/h y llega a 100 km/h ene 10,8 segundos partiendo desde parado. Su consumo urbano mixto no pasa de 5,5 litros por centenar de kilómetros.

Quizá una de las novedades más llamativas del sistema esté en la capacidad de este motor para oírse a sí mismo. Una tecnología de reducción de sonoridad denominada control por acelerómetro se encarga de detectar los excesos de ruido y corregirlos actuando sobre la inyección. Así, el TDCi aúna la reducción de ruidos propia de la presión continua del common rail, que no experimenta incómodas variaciones, y la reducción extra del control por acelerómetro.

En resumen, Ford cuenta desde ahora con un propulsor Diesel potente, de bajo consumo y poco ruidoso y ya puede decir . Ya esque está completamente a la altura de sus competidores. En cuanto a prestaciones, el Focus TDCi entrega 115 CV y 250 Nm a 1.850 rpm. Es un 1.8 de cuatro cilindros y se puede comprar a partir de mediados de año. La velocidad máxima, según Ford, se sitúa en 193 km/h y llega a 100 km/h e 10,8 segundos partiendo desde parado.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...