71 edición del Salón Internacional de Ginebra

La primera gran cita automovilística en el continente europeo acaba de ser inaugurada.
-
71 edición del Salón Internacional de Ginebra


La 71 edición del Salón del Automóvil de Ginebra está en marcha con el objetivo de demostrar la buena forma de la industria automovilística del Viejo Continente, después de que el Salón de Detroit, celebrado en enero, mostrara las novedades que ponen sobre el tapete, para este 2001, las marcas norteamericanas.

El Salón del Automóvil de Ginebra se celebra en el Palexpo, pabellón de exposiciones de la capital suiza. Este año el presidente del salón, Jean Marie Revaz, ha previsto unas cifras de visitantes cercanas a los 700.000, que podrán encontrar una exposición de 63.000 metros cuadrados en la que participan 35 países y 900 empresas automovilísticas, entre marcas y empresas auxiliares del sector.

Bajo el nombre ”Woodies”, también estará presente en este salón una muestra de vehículos con carrocería de madera.

La época dorada de los "Woody" se remonta a finales de la Segunda Guerra Mundial, cuando muchos soldados estadounidenses volvieron a su país con el deseo de crear una familia; Estados Unidos vivió un baby-boom y poco después apareció la primera moda de los modelos familiares, que utilizaban madera en la construcción de la carrocería. El primer Woody, en el término que son conocidos actualmente, es el Ford A Station Wagon denominado Versión Kombi en 1928. La razón de la utilización de la madera era sencilla, una muy buena industria maderera y de larga tradición era capaz de hacer frente a las necesidades de los constructores de la época. Así surgieron junto a las limusinas tradicionales, otras con componentes de madera. Tras pasar por su época dorada, en los años 40, y por un fuerte declive, la moda de los woodies tuvo un pequeño repunte en California al iniciarse la década de los sesenta. Para entonces, la gran mayoría de ellos ya estaban en mal estado y algunos fueron rescatados por jóvenes surferos de escasos recursos económicos que necesitaban vehículos espaciosos para sus tablas. Hoy en día sólo sobreviven pocos de estos ejemplares. Los visitantes del Salón de Ginebra podrán disfrutar ahora de la visión de ocho de estos veteranos: un Chevrolet Fleetline, un Mercury Station Wagon, un Chrylser Town&Country, un De Soto Station Wagon, un Nash Ambassador, un Fiat Sportmen y dos vehículos de producción europea, un Lancia Aurelia y un Fiat 500 Giardiniera.

La página oficial del certamen es www.salon-auto.ch. El horario de la exposición es variable: la apertura de puertas se realiza a las 9 horas de la mañana todos los días, excepto el domingo 4 de marzo y el domingo 11 de marzo, que se adelanta una hora, el cierre es a las 19 horas, excepto los días 2, 6 y 9, que se retrasa hasta las 22 horas. Los precios de las entradas están entre los 12 francos para los adultos, 7 francos para los niños y un pase permanente al precio de 70 francos (1.300, 760 y 7.600 pesetas, respectivamente).

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...