Europa, contra el impuesto de matriculación

El Parlamento Europeo aprobó ayer una declaración a través de la cual solicita a todos los Estados miembros la supresión gradual del impuesto de matriculación de los vehículos particulares. La Eurocámara declara la “necesidad urgente de reestructurar la fiscalidad de los vehículos en la UE, a fin de garantizar la libre circulación de vehículos en el interior del mercado común”.
-
Europa, contra el impuesto de matriculación
Europa, contra el impuesto de matriculación

El texto aprobado ayer por el Parlamento Europeo (PE) hace referencia a un informe presentado por la diputada socialista Mary Honeyball (Gran Bretaña), cuyo objetivo era solicitar la opinión de la Eurocámara sobre la fiscalidad de los automóviles. Con esta declaración de intenciones, el PE deja clara su postura ante la próxima propuesta que presentará la Comisión.

El Parlamento acepta en su comunicado la supresión gradual del impuesto de matriculación, pero rechaza tajantemente que Bruselas tenga capacidad para decidir sobre la cuantía del impuesto de circulación. Y es que, al parecer, la Comisón Europea propondrá finalmente que la tasa de matriculación se elimine en un plazo de cinco a diez años y que el de circulación se ligue a la emisiones de CO2 (dióxido de carbono).

Para la Eurocámara, es fundamental suprimir los obstáculos fiscales a la libre circulación de vehículos en el interior del mercado común, “y el impuesto de matriculación es, indudablemente, uno de ellos”. Sin embargo, el organismo comunitario considera que las tasas de circulación “no afectan al funcionamiento de la Unión, por lo que deben seguir siendo competencia de las autoridades nacionales competentes”.

El actual abanico de cargas varía enormemente entre los Estados miembros. Por ejemplo, en Alemania, Luxemburgo, Suecia, Reino Unido y Francia, no hay que pagar ninguna tasa por matricular un turismo, mientras que en Dinamarca puede alcanzar hasta el tipo marginal del 180 por ciento del precio del coche, sin contar los impuestos, como el IVA. Los eurodiputados denuncian, además, que la carga fiscal no se devuelve cuando se transfiere un coche a otro y que, incluso, algunos países exigen que se pague de nuevo esta tasa.

La reestructuración de los impuestos que gravan el automóvil es, junto al apoyo público para el rejuvenecimiento del parque, la petición más frecuente del sector en España. La fiscalidad española resulta más severa que la aplicada en otros países de la UE. Los impuestos que gravan la adquisición del automóvil (IVA y tasas de circulación), representan, por ejemplo, un 28 por ciento del vehículo libre de impuestos, lo que supone una diferencia de ocho puntos porcentuales respecto a la media de países como Alemania, Francia, Italia o Bélgica.

El Parlamento Europeo ha insistido también en la necesidad de una fiscalidad orientada a la protección del medio ambiente, al “no ser un objetivo incompatible con la seguridad”. En este sentido, las negociaciones podrían fructificar en un breve período de tiempo, puesto que la coincidencia es plena con los objetivos de la Comisión.

En cuanto al impuesto sobre hidrocarburos, aunque acepta que la imposición debe servir para contrarrestar los efectos contaminantes que se producen, la Eurocámara sugiere que un nivel elevado de impuestos podría tener efectos negativos sobre la actividad económica.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...