Robar coches, demasiado sencillo

Según un reciente test de seguridad, el 80 por ciento de los coches del mercado pueden “abrirse” en menos de 2 minutos. Ante estos datos, un informe aconseja a los conductores que tengan en cuenta a la hora de comprar vehículos los mecanismos que éste proporciona como sistemas anti-robo y exige a los fabricantes que incluyan en sus modelos cristales laminados y aparatos de rastreo, muy eficaces para combatir la delincuencia.
-
Robar coches, demasiado sencillo
Robar coches, demasiado sencillo

Las últimas estadísticas publicadas en Inglaterra alertan del aumento del número de robos de vehículos. En concreto, aseguran que más de 11.500 coches fueron sustraídos a sus dueños en 2002 (en 1995, la cifra era de 6.000), lo que eleva la cifra a 32 al día.

La revista británica What Car?, ante los resultados de este informe y del “supertest” de seguridad que realiza cada año, ha decidido implicarse en el asunto: aconseja a los conductores que valoren la seguridad que ofrecen los vehículos disponibles en el mercado y da un tirón de orejas a los fabricantes del sector.

A estos últimos, la publicación les pide una mayor aportación contra el robo. What Car? considera que existen mecanismos suficientemente eficaces para reducir con toda probabilidad estas últimas estadísticas. Concretamente, habla de los cristales laminados y los sistemas de rastreo.

Para la revista inglesa, los cristales laminados deberían incluirse en todos los nuevos vehículos, pues las actuales ventanas pueden romperse en cuestión de segundos con un simple martillo o ladrillo; en el caso que nos ocupa no. Este sistema, formado por dos cristales convencionales separados en forma de sandwich por una potente lámina de plástico, es capaz de repeler cualquier ataque y muy difícil de romper. Su precio, además, no debería presentar tampoco ningún problema, ya que supondría un gasto de 150 dólares más por cada unidad, muy poco para la garantía de seguridad que ofrece.

“No hay duda de que el cristal laminado haría que los conductores se sintieran mucho más seguros en su movilidad. Es la hora de que los fabricantes tomen la iniciativa en seguridad en vez de sólo pensar en abaratar los modelos”, señala el editor de la publicación, Rob Aherne.

Éste no es, sin embargo, el único sistema antirrobo que What Car? Cree conveniente. El mercado también ofrece la posibilidad de incluir en los vehículos aparatos de rastreo que, a través de tecnología satélite, ayuden a localizar los automóviles una vez que han sido robados.

Los resultados del último supertest de seguridad elaborado por la publicación británica señalan que, de los 38 modelos analizados, un total de 28 se han podido “abrir” en menos de 2 minutos. El BMW 320, el Daewoo Kalos, El Peugeot 206, el Ford Kao o el Subaru Impreza fueron algunos de los vehículos que menos resistencia opusieron a los ataques de los expertos. En el otro lado de la balanza, modelos como el Audi A8, el Ford Fiesta o el Lexus LS430 se convirtieron en los modelos más seguros. Curiosamente, este último disponía de cristales laminados.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...