La mayoría de los niños viaja sin protección

Los niños menores de 12 años deben emplear algún sistema de retención adecuado cuando viajan en coche. Sin embargo, el 55,3 por ciento de ellos no va protegido. Este dato es preocupante y habla, una vez más, sobre la necesidad de concienciar a los padres acerca de la mortalidad infantil en las carreteras.
-
La mayoría de los niños viaja sin protección

Más de uno de cada dos niños viaja en coche sin utilizar sistemas de retención. Al menos, así lo asegura el estudio realizado por Play (fabricante de sillitas para el automóvil) y el Servicio Catalán de Tráfico. Además del riesgo que supone para los “peques”, estas cifras hablan de una falta de conciencia sobre la mortalidad infantil en las vías.

En Cataluña, 13 niños han perdido la vida a lo largo de este año: 12 de ellos no empleaban ningún dispositivo de seguridad. El año pasado, 91 menores de 12 años sufrieron heridas graves en accidentes de circulación. Casi un 70 por ciento de ellos no utilizaba un sistema de protección adecuado, asegura “El Periódico de Cataluña”.

A pesar de estos datos, el informe demuestra que “el uso de los dispositivos de retención infantil disminuye a medida que aumenta el número de niños que viaja en el vehículo”. El 51,2 por ciento de los “peques” que van sin otro menor a su lado no son acomodados en sillitas, ni emplean el cinturón de seguridad. Si hay dos niños, la falta de sistemas de protección adecuados se eleva al 56,7 por ciento. Cuando son tres, los dispositivos de retención faltan en el 73,6 por ciento de los casos, mientras que, con cuatro críos en el coche, sólo un 11 por ciento de los conductores se preocupa de que todos ellos vayan correctamente protegidos.

Estos datos son muy preocupantes y, además, el informe añade conclusiones nada tranquilizadoras: en algunos vehículos viajan más personas de las permitidas y, con el fin de acomodarlas, los niños suelen ir a parar a los brazos de algún adulto. También hay menores que, aunque son trasladados en sillitas, no van sujetos por los cinturones o arneses que incluyen estos dispositivos.

<

p> Más preocupantes son los casos en los que se demuestra que hay niños que viajan en el asiento trasero, “incrustados” entre el equipaje, y sin ningún tipo de sujeción, o aquellos en los que los “peques” van en la zona de carga de las furgonetas.

Estos datos revelan el descuido o la falta de conocimiento de las normas de seguridad vial por parte de los padres. Con el fin de paliar esta situación y, sobre todo, reducir la siniestralidad, la Unión Europea está desarrollando varias líneas de actuación en todo el continente. La idea es que las muertes en la carretera desciendan un 50 por ciento en 2010, un objetivo que debe cumplirse gracias a la información y la prevención.

<

p> En el centro y norte de Europa, el número de incidentes está bajando, debido a la concienciación sobre la importancia del cumplimiento de las reglas. No observarlas ocasiona, según el Servicio Catalán de Tráfico, el 47,5 por ciento de los accidentes de circulación con víctimas de Cataluña. Así, la Generalitat puso en marcha, el año pasado, el Plan Catalán de Seguridad Vial, una iniciativa que se desarrollará hasta 2004.

Los resultados del programa están siendo satisfactorios, pues, hasta el 26 de octubre, el número de siniestros mortales en las carreteras de la región había sido de 365, mientras que, en 2002, hubo 391. La tendencia –apunta Rafael Olmos, responsable del plan- va hacia “la estabilización o reducción en el número de fallecidos y heridos graves”. Sin embargo, sabe que aún queda un largo camino por recorrer para alcanzar su objetivo: rebajar en un 15 por ciento el número de muertos respecto a 2000.

<

p> Las medidas que propone el programa buscan un cambio cultural entre los conductores catalanes. Así, se pretende intervenir en varios frentes: los tramos de concentración de accidentes y la velocidad, el alcohol y la seguridad pasiva. También se están realizando esfuerzos para mejorar los métodos de información y gestión de los siniestros y, además, pretenden aplicar las nuevas tecnologías a la conducción segura.

<

p> Estas líneas de actuación han identificado claramente los problemas que se deben combatir: la desobediencia social al volante, el alcohol, el incremento del uso del vehículo privado y la falta de empleo de los dispositivos de seguridad. En 2002, el 18,4 por ciento de las víctimas de accidentes en las carreteras catalanas no llevaba puesto el cinturón.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...