La producción en Brasil, bajo mínimos

Más de 30.000 trabajadores brasileños de las fábricas de Volkswagen, Ford, Mercedes-Benz y Scania paralizaron ayer sus actividades por un período indefinido en el municipio paulista de Sao Bernardo do Campo. Los operarios exigen un incremento del 20 ciento en sus salarios.
-
La producción en Brasil, bajo mínimos

Los sindicatos aprobaron anoche la huelga durante una asamblea en la que participaron más de 10.000 trabajadores metalúrgicos de cuatro fábricas automovilísticas del municipio de Sao Bernardo do Campo, a 21 kilómetros de Sao Paolo. Los empleados rechazaron así la propuesta del sindicato de Fabricantes de Vehículos Automotores (Sinfavea), que ofrecía un aumento máximo en los sueldos del 15,7 por ciento.

“Cada comisión de la fábrica debe ahora reunirse, discutir y analizar cuál es la mejor forma de movilización, pero -desde luego- donde se den las condiciones, paramos todos”, aseguró José López Feijoo, presidente del sindicato del llamado ABC paulista, cinturón industrial que componen los municipios de Santo André, Sao Bernardo y Sao Caetano.

La movilización, por el momento, es todo un éxito. La fábrica de la alemana Volkswagen ha dejado hoy de operar por la ausencia de casi la totalidad de sus 14.800 empleados. En Ford, por su parte, cerca de 5.700 trabajadores se han adherido también a la protesta, incluidos los 2.800 empleados de su línea de producción.

La huelga también ha interrumpido la actividad del fabricante sueco Scania, ya que sus 2.000 operarios han decidido permanecer en sus casas. Por el contrario, la huelga no ha tenido tanta repercusión en las plantas de Mercedes-Benz y Toyota, donde se han registrado paros parciales: cerca de 1.500 trabajadores de la línea de producción de camiones Mercedes-Benz pararon durante algunas hora, mientras que 350 se plantaron en Toyota durante buena parte de la mañana.

Según anuncian los sindicatos, el movimiento huelguista podría extenderse a otros municipios de Sao Paulo y ganar la adhesión de unos 6.500 trabajadores de las plantas de Volkswagen en Taubaté, que ya han prometido parar a partir de mañana, también por tiempo indefinido.

Analizando las cifras del sector, no hay mucho margen para el optimismo. Las ventas de automóviles cayeron un nueve por ciento entre enero y septiembre, según la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores (Anfavea). Esta organización calcula que la producción de coches en 2003 será de 1,77 millones de unidades y no de 1,85 millones, como se preveía a principios de año. Además, la expectativa de ventas refleja un descenso del 10 por ciento para este ejercicio.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...