VW reduce su beneficio un 50 por ciento

A Volkswagen no le salen las cuentas en 2003. El consorcio automovilístico alemán anunció ayer que sus beneficios operativos cayeron a la mitad durante los nueve primeros meses de año, unos datos que –según teme la compañía- pueden repetirse en los resultados previstos para todo el ejercicio. El nuevo Golf, lanzado a mediados de octubre, se presenta ahora como el elemento que podría salvar las cuentas del primer fabricante europeo.
-
VW reduce su beneficio un 50 por ciento
VW reduce su beneficio un 50 por ciento

La Dirección de Volkswagen mostró ayer una cierta preocupación durante la presentación de los resultados obtenidos por el grupo en lo que llevamos de año. Durante este período, los beneficios operativos del consorcio se redujeron hasta los 813 millones de euros, lo que supone un desplome del 56 por ciento respecto a 2003. Lo más grave, sin embargo, podría estar por venir, ya que el fabricante prevé que este mismo resultado se repita a final de año.

Ante la magnitiud de la noticia, Volkswagen se apresuró ayer a ofrecer las oportunas justificaciones a dichas cuentas. El grupo alemán achaca los malos resultados, en primer lugar, a la apreciación del euro frente al dólar. En opinión de Dieter Poetsch, responsable financiero del fabricante, la fortaleza de la moneda de la UE les ha causado una importante pérdida de competitividad en el mercado estadounidense. De hecho, las ventas del consorcio en este país han caído entre enero y septiembre un 6,3 por ciento que -por otra parte- es la misma tendencia negativa que experimenta el conjunto del mercado de automóviles.

En segundo lugar, el constructor bávaro considera que los costes en el lanzamiento de nuevos modelos, en especial del nuevo Golf, han empeorado sus resultados. Sin embargo, la compañía espera que este mismo motivo permita estabilizar sus cuentas de aquí a diciembre, siempre que siga aumentando el buen nivel de ventas de modelos como el todo terreno Touareg, el monovolumen Touran o el propio Golf, ahora en su quinta generación.

Asimismo, Volkswagen señala que el ajuste realizado en Brasil puede señalarse como otra circunstancia que ha reducido sus resultados. En los últimos días, la compañía ha realizado un especial esfuerzo por destacar los problemas que le ha supuesto el conflicto con los sindicatos brasileños y los 120 millones de euros que deberá pagar en indemnizaciones a los 4.000 despidos.

La división Volkswagen registra las peores cifras del consorcio. En concreto, sus ventas han caído un 9,9 por ciento. Sin embargo, el fabricante ha culpado de esta situación “a los descuentos masivos que aplican otras marcas”.

No todo son malas noticias para el grupo alemán. En el otro lado de la balanza se sitúa el éxito que las firmas Volkswagen y Audi presentan en el mercado chino y en México. Las ventas de unidades crecieron en el país asiático un 16 por ciento, lo que ha provocado una contratación extraordinaria de empleados, cifrada en el 2,4 por ciento.

Además, la división deportiva del grupo, encabezada por la propia Audi y en la que se incluye Seat, ha incrementado sus ventas a nivel mundial. El grupo ha destacado de manera especial el buen recibimiento del mercado a los nuevos Audi A3 y A8.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...