Petromiralles abrirá más gasolineras de biodiésel

La empresa familiar Petromiralles -instalada en Cataluña- ha decidido ampliar con 20 nuevas gasolineras la venta de biodiésel, un combustible ecológico de gran proyección en el mercado. La buena acogida que ha tenido hasta ahora obligará también a la empresa productora a quintuplicar la elaboración del producto.
-
Petromiralles abrirá más gasolineras de biodiésel

Hace apenas ocho meses, en febrero, la distribuidora de carburantes catalana Petromiralles y la productora de biodiésel Stocks del Vallés alcanzaron un acuerdo comercial, según el cual ambas empresas colaborarían en el suministro de este tipo de combustible. La primera iniciativa que llevaron entonces a la práctica fue la inauguración de un surtidor del carburante ecológico en la localidad de Tárrega (Lleida), con el que simplemente esperaban introducir el producto en el mercado.

Sin embargo, el consumo de biodiésel ha superado con creces las previsiones iniciales de venta. Por ello, según ha anunciado el director comercial de la entidad, Jesús Pauné, “el éxito del proyecto nos ha permitido ya ampliar la distribución del combustible ecológico”.

Concretamente, Petromiralles ha incluido el producto en otras cuatro gasolineras de su red de ventas: tres en Barcelona (en las localidades de Igualada, Vilafranca del Penedés y Cercs) y una en Girona (en el municipio de Figueres). Además, la compañía también suministrará su “producto estrella” a otras 16 estaciones ajenas a su propiedad: 10 en Barcelona, 3 en Lleida y 3 en Tarragona.

Petromiralles calculó en Tárrega una venta inicial de un millón de litros anuales del carburante. La realidad, en cambio, ha provocado que en apenas seis meses el surtidor haya registrado un consumo de dos millones de litros, exactamente el doble. Esta circunstancia ha obligado a la empresa a revisar la venta media mensual prevista para los 21 surtidores operativos, que -según datos facilitados por Petromiralles- se cifra ahora en cinco millones de litros, cantidad muy superior a las primeras expectativas.

La buena acogida del producto se debe, en opinión del propio Jesús Pauné, a que “el cliente es consciente de que con el simple gesto de llenar el depósito de su vehículo con biodiésel contribuye a la defensa medioambiental y no paga más por ello”.

El biodiésel es un producto que se obtiene a partir de materias primas como aceites y grasas vegetales, así como de aceites de fritura usados procedentes del sector de la restauración y de la industria alimentaria mezcladas con gasóleo. La fabricación de este carburante permite la reutilización de estas sustancias evitando así su vertido incontrolado. El combustible, que no huele, es apto para todos los motores Diesel.

Las ventas no sólo han superado las previsiones de Petromiralles, también han hecho lo propio con las de Stocks del Vallés, la empresa elaboradora del carburante. Ésta, con una producción de 6.000 toneladas al año, se ha visto obligada también a modificar al alza sus expectativas de crecimiento. ”Estamos al límite de nuestras posibilidades, y aunque nos habíamos planteado una ampliación hasta de 18.000 toneladas anuales, la empresa está estudiando la viabilidad de un proyecto de 31.000 toneladas anuales”, asegura su consejero delegado, Miguel Villa.

Stocks del Vallés, empresa participada por Hijos de Canuto Vila, por el Instituto catalán de Energía y por la empresa austríaca BDI, prevé ahora facturar en 2003 más de tres millones de euros.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...