DaimlerChrysler afronta una profunda transformación

En Alemania ya no quieren más juegos. Los dueños del consorcio DaimlerChrysler se han cansado ya de las pérdidas de Crhysler en Estados Unidos y de la mala marcha general del grupo. Para 2004 preparan cambios trascendentales y no está claro si el actual presidente, Jurgen Schrempp, seguirá al mando.
-
DaimlerChrysler afronta una profunda transformación

Chrysler, la división norteamericana de DaimlerChrysler, está en caída libre. Mitsubishi, el socio asiático de la compañía, afronta pérdidas millonarias. Sólo Mercedes y smart, las “patas” europeas, aguantan el tipo. Ante una situación así, los rectores de DaimlerChrysler no se permiten más bromas.

<

p> El consejo de administración del consorcio, llamado también junta de supervisión, ha decidido tomar cartas en el asunto y poner orden. Esto quiere decir que 2004 será un año de cambios importantes. A los 4.500 despidos que se barajan en Chrysler podrían sumarse otras muchas medidas de ajuste. No hay que olvidar que la empresa ya ha despedido a más de 25.000 personas en los últimos años y que ha reducido sus costes al máximo. Además, se ha previsto la aparición de 26 nuevos modelos a lo largo de los tres años próximos.
Pero, a pesar de estos cambios importantes, Chrysler sigue metida en un agujero. Sus ventas se desploman mes a mes y ya no está claro si es la tercera marca de Estados Unidos o si, por el contrario, lo es Toyota. Además, para empeorar aún más las cosas, los márgenes de beneficio están laminados por dos años de guerra de precios con Ford y General Motors. Para que no falte de nada, la imagen pública de los coches de Chrysler está hundida y no tiene el “glamour” de otras épocas.

<

p> Con esta situación, el papel del presidente del grupo, Jurgen Schrempp, está más que en entredicho. Desde el consejo de administración se ha enviado un mensaje tranquilizador que asegura que se renovará el contrato del directivo cuando expire en 2005.

<

p> Al parecer, según explica la prensa especializada americana, hay miembros del consejo que no quieren que Schrempp siga al mando. Le consideran culpable del desbarajuste de Chrysler en Estados Unidos y quieren que se le releve. Otros consideran que, a pesar de los problemas americanos, la estrategia que ha trazado el presidente es correcta, por lo que debe seguir en su puesto.

<

p>

Mercedes-Benz sigue tratando de acabar con el conflicto laboral que tiene abierto en su planta de Vitoria. Después de amenazar con trasladar la producción de la factoría a otras instalaciones, ha dado la de cal haciendo una nueva oferta a los trabajadores. En esta propuesta ofrece mejoras salariales y de jornada.
En concreto, proponen una subida de sueldos para 2003-2006 del IPC más un 0,75 por ciento. Es más de lo que ofrecían antes, pero muy por debajo del IPC más 1,5 por ciento que reclama el comité de empresa.
Además, la oferta eleva de 16 a 24 horas la reducción de jornada prevista, a razón de un día libre más por cada uno de los tres años próximos.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...