Los Diesel acaparan el mercado

En septiembre se vendieron en España 92.611 vehículos. De ellos, un 62 por ciento correspondía a mecánicas de gasóleo. Es la cuota más alta del año para los automóviles Diesel y supera en 3,3 puntos a la cuota de mercado que los coches de gasóleo se llevaban en septiembre de 2002.
Autopista -
Los Diesel acaparan el mercado

Estos datos no hacen más que confirmar algo que hace tiempo que se sabe: el parque móvil español se ha pasado definitivamente al Diesel. En lo que va de año, de todos coches vendidos, un 59,62 por ciento era de gasóleo.

<

p> Si comparamos estas cifras con las que se obtenían hace unos años nos damos cuenta del vuelco espectacular que ha sufrido el mercado: en 1977, el porcentaje de Diesel vendidos era ridículo, no llegaba ni al 5 por ciento. El cambio se produjo a mediados de los 80 y se acentúa a partir de mediados los 90. Por ejemplo, en 1993 sólo un 22,1 por ciento de los coches vendidos llevaba motores de gasóleo, pero, a partir de ese momento, se inicia una imparable escalada de las mecánicas Diesel que tiene su punto más importante entre 1994 y 1995, cuando se pasa del 25,4 al 33,2 por ciento. Desde entonces, los Diesel no han hecho más que crecer y crecer.
El cambio de tendencia en los gustos de los consumidores tiene una explicación fundamental: la irrupción de los motores TDI. Desde que estas máquinas se adueñaron de las motorizaciones Diesel, los conductores se dieron cuenta de que se podían conseguir prestaciones casi de gasolina pero gastando muchísimo menos combustible. La progresiva mejora, y abaratamiento, de los turbodiésel ha hecho el resto.

<

p>

El fenómeno del aumento del Diesel no es sólo español. Las cifras de nuestro país se extrapolan perfectamente a Europa. Durante 2002, un 60 por ciento de los coches vendidos en la Unión Europea llevaba un motor Diesel, la inmensa mayoría de ellos, turbodiésel.

<

p> En el territorio de la UE, el cambio generacional y técnico corresponde también con los años 90. A principos de la década pasada, sólo un 12 ó 13 por ciento del parque era Diesel. Después, desde 1996, la subida es irrefrenable.

<

p> Esto contrasta con los otros dos grandes mercados automovilísticos, Estados Unidos y Japón, donde el gasóleo sigue sin “entrar por el ojo” de los consumidores. En Norteamérica, sólo un uno por ciento de los coches lleva mecánicas Diesel, mientras que en Japón lo hace un 16 por ciento.
Sin embargo, también estos países entrarán poco a poco por el aro. Especialmente Japón, donde motoristas tan importantes como Honda se han fijado por fin en el gasóleo. La casa nipona acaba de presentar su primer Accord Diesel, un paso impensable hace unos años. Lo mismo ha hecho en Europa Jaguar, que ya cuenta con un X-Type de gasóleo, o BMW, que ha roto su promesa de no hacer un coupé Diesel. El mercado manda.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...