El peaje a la carta pasa factura al Gobierno alemán

Manfred Stolpe, el ministro de Transportes alemán, ha tenido que leer en reiteradas ocasiones cómo la oposición conservadora, así como el sector del transporte, le tacha de “incompetente”. El nuevo y multitud de veces aplazado peaje selectivo para camiones podría costarle el puesto.
-
El peaje a la carta pasa factura al Gobierno alemán
El peaje a la carta pasa factura al Gobierno alemán

Esperaban que estuviera listo para agosto, pero se conformarían si pudiera funcionar a principios de 2004 (siendo optimistas, ya que muchas fuentes aseguran que no se pondrá en marcha hasta bien entrado el año). El peaje selectivo que Alemania quiere implantar para los camiones que crucen sus carreteras no ha dejado de levantar polémica desde que se anunció, hace ya medio año.

Primero, fueron los países fronterizos –entre los que destacaba España- quienes argumentaban que sus transportistas no deberían sufragar las autopistas del país vecino. Más tarde, fue la propia Comisión Europea la que detectó que, tras este sistema, el Gobierno alemán podría ocultar exenciones fiscales a sus propios camioneros (algo prohibido por el Ejecutivo comunitario).

Solucionados los problemas políticos, el peaje selectivo alemán se ha visto lastrado por los fallos técnicos.

Alemania –a través de la empresa Toll Collect- ha ideado un sistema de peajes en el que no habrá barreras ni taquillas: los satélites marcarán las tarifas y los transportistas tendrán que pagar según el uso que hagan de la vía. Será más caro circular en horas en que el tráfico sea más denso o por carreteras de alto valor ecológico. El precio variará incluso según la carga que lleven en sus vehículos (las mercancías peligrosas incrementarán considerablemente sus facturas).

Los transportistas podrán pagar previamente –indicando su trayecto en una página web- o deteniéndose en las estaciones de servicio que contarán con diversas centralitas donde realizar el pago (funcionan como cajeros automáticos).

Además, han desarrollado una terminal del tamaño de una radio. Con este aparato, los transportistas no tendrán que parar en ningún momento y todos sus pasos quedarán grabados. Cuesta 300 euros y ha sido desarrollado por la empresa Toll Collect. El Gobierno alemán asegura que aquellos que adquieran el aparato recibirán ayudas para su financiación.

De momento, sólo pagarán estos peajes los camiones de más de 3,5 toneladas y los autobuses de más de 9 plazas. Sin embargo, muchos expertos aseguran que también se podría extender a los turismos en el futuro.

Galería relacionada

Peaje alemán

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...