Un derivado del Fiesta

Tras la presentación del nuevo Fiesta, Ford anunció algunas novedades próximas, entre ellas el Fusion, un derivado de éste. El Fusion es un monovolumen compacto, o pequeño, para entenderse mejor. En el próximo Salón de Ginebra, Opel hará lo propio presentando el Corsa monocuerpo. El producto de Ford llevará los motores del Fiesta: el TDCi de inyección directa con 68 CV (que es el que ha realizado conjuntamente con PSA), y dos de gasolina: un 1,4 y un 1,6 litros, con 80 y 100 CV, respectivamente.
-
Un derivado del Fiesta

Como otros fabricantes que están trabajando en este sentido, Ford ha desarrollado el Fusion bajo la plataforma y soluciones mecánicas de uno de sus coches, en este caso del nuevo Fiesta, con la idea de atacar el segmento de los monovolúmenes compactos, o pequeños. Opel fabricará un coche similiar, derivado del Corsa (todavía es prototipo y se llama Concept M), que mostrará en el próximo Salón de Automóvil de Ginebra, del 7 al 17 de marzo de este año. A diferencia del Fusion, Opel ubicará, de momento, este futuro nuevo modelo como una versión deportiva, con motor 1,6 litros con turbo y 150 CV. Se pretende atacar un nicho de mercado, o subsegmento, donde se puede crecer en unidades de ventas que se llama “vehículos para actividades urbanas”, o Urban Activity Vehicle por su siglas en inglés.

Unas líneas que recuerdan al nuevo Fiesta, éste todavía por lanzar masivamente en Europa, como los grupos ópticos traseros verticales y elevados, pero que a la vez son distintas por diseño, no impiden al Fusion tener una identidad propia. Las verdaderas diferencias con respecto al Fiesta, y a los compactos tradicionales, es la forma de concepción general, adaptada a necesidades de uso práctico, como el mayor volumen interior disponible por las formas cúbicas generales que permiten un mayor aprovechamiento interior. También está la mayor altura del asiento del conductor, la propia altura de la carrocería –mayor, claro está, incluso dentro–, versatilidad de uso, por ejemplo, en detalles de uso como el piso plano del maletero y a que es de más fácil acceso por el portón, conforman la idea básica con la que ha sido creado este vehículo. Para ello también se ha recurrido a efectos estéticos, como los cristales laterales, que pretenden dar la sensación de formar una única pieza.

Para ser un utilitario compacto, llevará unas ruedas de diámetro grande: 15 pulgadas, con neumáticos en medida 195 con un perfil relativamente bajo. Ello contribuirá, a priori, a varios detalles, como un buen comportamiento, estabilidad y frenada, a una mejor maniobrabilidad en ciudad, mejor altura al suelo, etc. Serán de aleación y además de serie, aunque estos datos tendrán que ser ratificados en el momento del lanzamiento y seguro que variarán, como es lógico, en los distintos mercados de comercialización, quizá ofreciendo otro tipo de versiones de coste más alto. Por el momento, no se sabe ningún precio y sería muy aventurado especular. Ford tampoco ha desvelado mucho sobre el equipamiento de serie.

Medirá 4.020 mm de largo y 1.708 de ancho. La altura será de 1.503 mm y tendrá cabida para cinco pasajeros, aunque como siempre, el ocupante central de las plazas traseras no podrá gozar de mucho espacio disponible. Las medidas oficiales ofrecidas por Ford hablan de una altura libre a la cabeza en los asientos delanteros de 1.017 mm, mientras que para las piernas será de 1.045 y para los hombres de 1.358. Detrás, y para las mismas mediciones, las cotas quedan en 981, 943 y 1.325, respectivamente. El espacio para las piernas, con respecto al respaldo de los asientos delanteros, se anuncia en 34 mm. El maletero, siempre según datos oficiales, será de 337 litros (un Seat Ibiza tiene 250 litros y un Opel Agila 240). La distancia entre ejes será de 2.488 mm (el Concept M de Opel tendrá 2.630 mm). El asiento trasero podrá abatirse por mitades (60/40) y plegarse totalmente para ofrecer un espacio plano; el plano de carga, al parecer, estará a ras del borde superior del paragolpes. El asiento del conductor, por su parte, puede abatirse, haciendo la veces de mesita delantera, como en algunos monovolúmenes medios y grandes.

El Fusion tendrá inicialmente las mismas mecánicas que el nuevo Fiesta. El turbodiésel, con tecnología de conducto común, o common rail, ha sido desarrollado conjuntamente con PSA (Peugeot-Citroën) y es, básicamente, la misma que Peugeot comercializará en breve sobre el 206. El denominado Duratocq cubica 1,4 litros y entregará 68 CV, no mucho a juzgar por la cifra, pero suficientes si logran mover al Fusion con la misma soltura que mueve al nuevo Fiesta. Está construido en aluminio y tiene acelerador electrónico.

Por su parte, el Duractec de 16 válvulas da lugar a dos cilindradas y potencias distintas –este motor ya se monta actualmente en el Focus-: 1,4 de 80 CV y 1,6 d3 100 CV. Como en el Diesel, el acelerador también es electrónico.

El esquema de suspensiones, como en el nuevo Fiesta, será McPherson delante con resorte helicoidal y brazos en L, todo ello sobre un subchasis. Detrás, un eje torsional semi-independiente también con muelles y amortiguadores. La dirección será de cremallera con asistencia hidráulica de serie. Los frenos con posibilidad de montar ABS (no se especifica más) y, quizás, ayuda electrónica a la frenada, que se anuncia como de serie para el mercado alemán.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...