Salón de Detroit, en casa de los "Tres Grandes"

Los sociólogos estadounidenses llaman Generación Y a los jóvenes nacidos en los años 80, esos que buscan su primer coche. Los japoneses, siempre al quite, han llegado a Detroit con una panoplia de vehículos pensados para esta promoción que ha crecido con los videojuegos e Internet. Mitsubishi presentó ayer dos prototipos para seducirlos.
-
Salón de Detroit, en casa de los "Tres Grandes"

Para el resurgir de este escudo, Lutz ha promovido la creación del Cunningham C7 GT , un prototipo sorprendente que se encarna en un súper lujoso cupé. El diseño corresponde a Stewart Reed, que lo ha creado en su pequeño estudio de Ottawa.

Para impresionar un poco, el C7 esconde en sus tripas una bestia de 500 CV, 12 cilindros en V y 6 o 7 litros de cilindrada.

Exclusivo y elitista, este coche se fabricará en una tirada limitada de 250 coches el primer año y un máximo de 700 en los siguientes años. Lutz quiere empezar a fabricar su sueño en 2003. Para ello, cuenta con la ayuda de General Motors, que podría aportar piezas para los motores del C7.

Menos ambiciosa y lujosa que la de Cunningham es la apuesta de Daewoo. La marca coreana atraviesa graves dificultades en su país natal, pero se aferra con desesperación al futuro y quiere doblar este año sus ventas en Estados Unidos. "Daewoo está aquí para quedarse", dijo ayer Jim Thomas, responsable de relaciones públicas de la compañía, durante la presentación de su U100.

Se trata de un monovolumen con características de todo terreno. Ha sido diseñado por los especialistas de Pininfarina y se venderá a poco más de 2,6 millones de pesetas.

Mientras unas marcas luchan por asentarse en Estados Unidos, otras desprecian este mercado. Pero lo dicen con la boca pequeña, como Renault. Ayer, su presidente ejecutivo, Patrick Pelata, se pasó por el Naias. Entre otras cosas, dejó claro que Renault renuncia a introducir sus coches en Estados Unidos. Lógicamente, dedicará todo su esfuerzo a consolidar la presencia de su socio Nissan en aquel mercado.

Pelata recuerda la mala experiencia que sufrió Renault en los 80 cuando compró American Motors. Desde entonces, los coches del rombo están gafados en Estados Unidos. "Hemos pensado en la posibilidad de traer el Avantime bajo marca Nissan", dice Pelata, "pero creemos que no es una buena idea hacerlo justo ahora que Nissan está haciendo crecer su imagen en este país".

Sin embargo, Pelata no negó la posibilidad de distribuir en Estados Unidos un vehículo comercial de su familia, aunque lleve el escudo de Nissan. Podría ser la Master, o la Traffic, que se produce conjuntamente con General Motors. Nissan y Renault trabajan en plataformas conjuntas, pero tienen claro que no quieren mezclar las marcas.


Sólo en Estados Unidos, la Generación Y agrupa a 73 millones de personas que están entre los 11 y los 20 años. Es decir, los chicos y chicas que buscarán coche en los próximos años. Son, en su mayoría, grandes dominadores de la tecnología de vanguardia, se mueven a la perfección en Internet y han aprendido a creen en valores que otras generaciones no tuvieron tanto en cuenta, como la ecología, la seguridad y la funcionalidad.

Mientras las grandes y tradicionalistas marcas estadounidenses se atan los machos ante la crisis que viene, compañías dinámicas como Mitsubishi se preparan para un año de crecimiento en sus ventas americanas.

Este año piensan matricular este año un cinco por ciento más de los 314.000 coches que vendió el año pasado en aquel país. Ya en 2000 distribuyó un 20 por ciento más que en 1999, año en el que subió un 37 por ciento. Esta progresión de una marca japonesa es sorprendente en un mercado tan localista. Sólo se explica gracias a una acertada estrategia de elección de usuarios.

Para apuntalarla, ayer presentó en el North American International Auto Show de Detroit , el Naias, dos prototipos pensados para la Generación Y. Sobre todo uno de ellos, el ASX . Se trata de un mini todo terreno, lo que se llama en Estados Unidos un “sport-utility vehicle”.

Para Pierre Gagnon, responsable de Mitsubishi en Estados Unidos, este coche será más que atractivo para los jóvenes, pues saldrá en un precio que rondará los 3.500.000 pesetas. Teniendo en cuenta el nivel adquisitivo de Estados Unidos, se puede predecir que se venderá bien.

Lo mismo pasa con el otro vehículo que presenta la marca, el RPM 7000 un todo terreno futurista y musculoso que ofrece las prestaciones de un coche de rallies. No es más que un prototipo, pero, si tiene buena acogida, podría ir a la cadena de montaje.

Junto a la llegada de los voraces Mitsubishi, la gran noticia que deparó ayer el Naias fue el resurgir de una marca de leyenda, Cunningham. De la mano de Bob Lutz, antiguo responsable de Chrysler, vuelve este nombre que trae un sabor añejo de competición y circuitos en blanco y negro.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...