Polémica en torno a las autopistas de peaje en Barajas

El plan de mejoras en los accesos a Barajas ha hecho que PSOE e Izquierda Unida levanten sus protestas contra las obras. Según ambos partidos, las nuevas carreteras, de peaje, sólo buscan privatizar las entradas al aeropuerto: los que quieran llegar a la futura terminal y no deseen pagar se verán obligados a atravesar el casco urbano de Barajas.
-
Polémica en torno a las autopistas de peaje en Barajas

Los nuevos accesos al aeropuerto madrileño –realizados por OHL y con un presupuesto de 328 millones de euros- han provocado la polémica antes de su inauguración. La mayoría de ellos será de pago, lo que ocasionará, según PSOE e IU, grandes atascos, originados por aquellos conductores que intenten llegar a Barajas sin abonar el peaje correspondiente.

<

p> Por un lado, se están construyendo dos tramos de autopista: entre la M-110 y la A-10 y desde ésta a la M-40. En total, se trata de un recorrido de 10 kilómetros. Para completar el primero –que enlazará, además, con la nueva radial de peaje R-2- habrá que desembolsar 1,20 euros (1,50 si se trata de un vehículo pesado) más el IVA. El segundo, un túnel de 3,8 kilómetros que pasará bajo el recinto ferial Juan Carlos I, será exclusivamente de pago.

<

p> Por otra parte, el Ministerio de Fomento está elaborando un tercer carril en la A-10 y ha prometido mejorar el acceso al aeropuerto desde la N-II (carretera de Barcelona), ante las necesidades que demandará la nueva terminal, aún en construcción.

<

p> Estos trabajos ya han provocado las críticas del grupo socialista, que ha tachado de “vergonzoso” el hecho de que las mejores entradas al recinto sean de peaje. “Llegar y marcharse de Barajas se va a convertir en un suplicio para aquellos que intenten evitar los pagos, que serán muy numerosos, ya que el túnel y su prolongación conectan con varias autopistas. Fomento mantendrá abierto un tramo alternativo para aquellos que no deseen o no puedan realizar el desembolso, pero este itinerario pasa por el casco urbano de Barajas y los atascos van a ser impresionantes”, ha asegurado en las declaraciones recogidas por el diario “El País”.

Actualmente, existen cuatro carreteras que llevan a las instalaciones aeroportuarias desde la capital: un ramal de la N-II, las vías de servicio de ésta, la M-110 y la A-10. Cuando concluyan las obras de la nueva terminal, que se encuentra a varios kilómetros de la ya existente, habrá que atravesar el municipio de Barajas para evitar los pagos, pues sólo las autopistas de peaje desembocan directamente en el nuevo recinto.

<

p> El PSOE ha recordado que 5.000 personas trabajan en el aeropuerto y que, cada día, miles de taxis se acercan a Barajas para recoger clientes. Éstos tendrán que elegir entre carreras más caras, debido a los cánones, o interminables embotellamientos.

<

p> Inés Sabanés, portavoz de IU en el Ayuntamiento de Madrid, también ha criticado la construcción del túnel bajo el parque Juan Carlos I, ya que “la oposición municipal apenas tiene datos sobre esta importante obra”, afirma. Para ella, la finalidad de los trabajos está clara: “Fomento quiere privatizar los accesos a Barajas. Como nadie los cogería, pues ya existen autovías que llevan al aeropuerto, ha decidido obstaculizar las alternativas existentes”, recoge el periódico nacional. Asimismo, Sabanés ha anunciado que su partido luchará para que “no se lleve a cabo esta barbaridad” y exigirá explicaciones en el pleno municipal.

El Ministerio de Fomento, por su parte, continúa sosteniendo que los conductores contarán con accesos gratuitos. La M-110, con ocho carriles, mantendrá cuatro libres de pago, asegura.

Sin embargo, aún tendremos que esperar para ver si se materializan los temores de la oposición o las promesas del gabinete dirigido por Francisco Álvarez-Cascos. Desde hace varias semanas, OHL y la Empresa Nacional de Autopistas han implantado tres turnos de trabajo en las obras de Barajas, con el fin de eliminar el retraso acumulado y cumplir los plazos de Fomento, que pretende inaugurar las vías en mayo de 2004.

<

p> La apertura de estos accesos coincidirá con la de las nuevas radiales de pago. La R-2, que conecta con el aeropuerto, es la única ya terminada. Entrará en funcionamiento a primeros del mes que viene y el peaje, en hora punta y sin descuentos, costará unos 6 euros. Estas tarifas se reducirán por la noche o si se emplea el sistema de telepeaje denominado Vía T. Sin embargo, el resto de las radiales sufre importantes demoras. La concesionaria Accesos de Madrid debe finalizar la R-3 (Arganda) y la R-5 (Navalcarnero) a finales de noviembre. Además, el pasado miércoles se derrumbó parte de uno de los túneles del tramo de la M-50, lo que ha supuesto un nuevo contratiempo. Autopistas del Sur, compañía encargada de la R-4 (Ocaña), cuenta con más tiempo: tras conseguir dos prórrogas, deberá entregar su autopista a mediados de 2004.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...