Citroën C2

Tras el C3 y el Pluriel, la marca gala ha querido volver a potenciar su faceta deportiva con el C2, el modelo más pequeño –por ahora- de Citroën. La agilidad, la estabilidad y un acusado dinamismo son sus características más destacadas. Sin embargo, los que busquen, además, un coche práctico, encontrarán muchas de las soluciones que ya se han empleado en sus hermanos de gama.
-
Citroën C2
Citroën C2

El apoyo de Citroën a los rallies se ha manifestado incluso antes de comenzar su programa en el Campeonato Mundial de la especialidad. El Trofeo Saxo es un habitual en el Nacional de Asfalto desde hace años, aunque, en 2004, será sustituido por la C2 Challenge.

Esta fórmula de promoción se pondrá en marcha en varios países, donde, a partir del 1 de marzo de 2004 –fecha de la homologación del vehículo “de carreras”- estará a la venta el kit de competición para el coche. Según la marca, constará de todos los elementos de seguridad y del equipamiento necesario para que el pequeño de Citroën quede “listo para correr” en cualquier superficie.

Los más de 1.000 kilos que pesa el 1.6 VTR “de calle” se han reducido hasta los 950 en el C2 de la Challenge, que, además, aumenta la potencia del propulsor hasta los 155 CV. No sólo recibe modificaciones en su interior: para que este coche sea más estable, su anchura aumenta 20 centímetros.

De estas copas de promoción saldrán las jóvenes promesas que competirán en los certámenes nacionales y, más tarde, darán el salto al Mundial Junior. Los participantes en esta categoría tendrán a su disposición un C2 con 225 CV y un cambio secuencial de 6 marchas, que debutará en marzo del año que viene, cuando el certamen ya haya celebrado las citas de Montecarlo y Suecia. Los pilotos estarán en el camino que ya siguieron Dani Solá (vencedor del Campeonato del Mundo S1600 en 2002, al volante de un Saxo) o Sebastien Loeb, quien obtuvo este título en 2001, también con este modelo. Este año, el galo es uno de los pilotos destacados en la máxima categoría de la especialidad y ya ha llevado al Xsara WRC a lo más alto del podio en dos ocasiones. Todo empezó con la compra de un pequeño Citroën…

El apoyo de Citroën a los rallies se ha manifestado incluso antes de comenzar su programa en el Campeonato Mundial de la especialidad. El Trofeo Saxo es un habitual en el Nacional de Asfalto desde hace años, aunque, en 2004, será sustituido por la C2 Challenge.

Esta fórmula de promoción se pondrá en marcha en varios países, donde, a partir del 1 de marzo de 2004 –fecha de la homologación del vehículo “de carreras”- estará a la venta el kit de competición para el coche. Según la marca, constará de todos los elementos de seguridad y del equipamiento necesario para que el pequeño de Citroën quede “listo para correr” en cualquier superficie.

Los más de 1.000 kilos que pesa el 1.6 VTR “de calle” se han reducido hasta los 950 en el C2 de la Challenge, que, además, aumenta la potencia del propulsor hasta los 155 CV. No sólo recibe modificaciones en su interior: para que este coche sea más estable, su anchura aumenta 20 centímetros.

De estas copas de promoción saldrán las jóvenes promesas que competirán en los certámenes nacionales y, más tarde, darán el salto al Mundial Junior. Los participantes en esta categoría tendrán a su disposición un C2 con 225 CV y un cambio secuencial de 6 marchas, que debutará en marzo del año que viene, cuando el certamen ya haya celebrado las citas de Montecarlo y Suecia. Los pilotos estarán en el camino que ya siguieron Dani Solá (vencedor del Campeonato del Mundo S1600 en 2002, al volante de un Saxo) o Sebastien Loeb, quien obtuvo este título en 2001, también con este modelo. Este año, el galo es uno de los pilotos destacados en la máxima categoría de la especialidad y ya ha llevado al Xsara WRC a lo más alto del podio en dos ocasiones. Todo empezó con la compra de un pequeño Citroën…

El apoyo de Citroën a los rallies se ha manifestado incluso antes de comenzar su programa en el Campeonato Mundial de la especialidad. El Trofeo Saxo es un habitual en el Nacional de Asfalto desde hace años, aunque, en 2004, será sustituido por la C2 Challenge.

Esta fórmula de promoción se pondrá en marcha en varios países, donde, a partir del 1 de marzo de 2004 –fecha de la homologación del vehículo “de carreras”- estará a la venta el kit de competición para el coche. Según la marca, constará de todos los elementos de seguridad y del equipamiento necesario para que el pequeño de Citroën quede “listo para correr” en cualquier superficie.

Los más de 1.000 kilos que pesa el 1.6 VTR “de calle” se han reducido hasta los 950 en el C2 de la Challenge, que, además, aumenta la potencia del propulsor hasta los 155 CV. No sólo recibe modificaciones en su interior: para que este coche sea más estable, su anchura aumenta 20 centímetros.

De estas copas de promoción saldrán las jóvenes promesas que competirán en los certámenes nacionales y, más tarde, darán el salto al Mundial Junior. Los participantes en esta categoría tendrán a su disposición un C2 con 225 CV y un cambio secuencial de 6 marchas, que debutará en marzo del año que viene, cuando el certamen ya haya celebrado las citas de Montecarlo y Suecia. Los pilotos estarán en el camino que ya siguieron Dani Solá (vencedor del Campeonato del Mundo S1600 en 2002, al volante de un Saxo) o Sebastien Loeb, quien obtuvo este título en 2001, también con este modelo. Este año, el galo es uno de los pilotos destacados en la máxima categoría de la especialidad y ya ha llevado al Xsara WRC a lo más alto del podio en dos ocasiones. Todo empezó con la compra de un pequeño Citroën…

El apoyo de Citroën a los rallies se ha manifestado incluso antes de comenzar su programa en el Campeonato Mundial de la especialidad. El Trofeo Saxo es un habitual en el Nacional de Asfalto desde hace años, aunque, en 2004, será sustituido por la C2 Challenge.

Esta fórmula de promoción se pondrá en marcha en varios países, donde, a partir del 1 de marzo de 2004 –fecha de la homologación del vehículo “de carreras”- estará a la venta el kit de competición para el coche. Según la marca, constará de todos los elementos de seguridad y del equipamiento necesario para que el pequeño de Citroën quede “listo para correr” en cualquier superficie.

Los más de 1.000 kilos que pesa el 1.6 VTR “de calle” se han reducido hasta los 950 en el C2 de la Challenge, que, además, aumenta la potencia del propulsor hasta los 155 CV. No sólo recibe modificaciones en su interior: para que este coche sea más estable, su anchura aumenta 20 centímetros.

De estas copas de promoción saldrán las jóvenes promesas que competirán en los certámenes nacionales y, más tarde, darán el salto al Mundial Junior. Los participantes en esta categoría tendrán a su disposición un C2 con 225 CV y un cambio secuencial de 6 marchas, que debutará en marzo del año que viene, cuando el certamen ya haya celebrado las citas de Montecarlo y Suecia. Los pilotos estarán en el camino que ya siguieron Dani Solá (vencedor del Campeonato del Mundo S1600 en 2002, al volante de un Saxo) o Sebastien Loeb, quien obtuvo este título en 2001, también con este modelo. Este año, el galo es uno de los pilotos destacados en la máxima categoría de la especialidad y ya ha llevado al Xsara WRC a lo más alto del podio en dos ocasiones. Todo empezó con la compra de un pequeño Citroën…

El apoyo de Citroën a los rallies se ha manifestado incluso antes de comenzar su programa en el Campeonato Mundial de la especialidad. El Trofeo Saxo es un habitual en el Nacional de Asfalto desde hace años, aunque, en 2004, será sustituido por la C2 Challenge.

Esta fórmula de promoción se pondrá en marcha en varios países, donde, a partir del 1 de marzo de 2004 –fecha de la homologación del vehículo “de carreras”- estará a la venta el kit de competición para el coche. Según la marca, constará de todos los elementos de seguridad y del equipamiento necesario para que el pequeño de Citroën quede “listo para correr” en cualquier superficie.

Los más de 1.000 kilos que pesa el 1.6 VTR “de calle” se han reducido hasta los 950 en el C2 de la Challenge, que, además, aumenta la potencia del propulsor hasta los 155 CV. No sólo recibe modificaciones en su interior: para que este coche sea más estable, su anchura aumenta 20 centímetros.

De estas copas de promoción saldrán las jóvenes promesas que competirán en los certámenes nacionales y, más tarde, darán el salto al Mundial Junior. Los participantes en esta categoría tendrán a su disposición un C2 con 225 CV y un cambio secuencial de 6 marchas, que debutará en marzo del año que viene, cuando el certamen ya haya celebrado las citas de Montecarlo y Suecia. Los pilotos estarán en el camino que ya siguieron Dani Solá (vencedor del Campeonato del Mundo S1600 en 2002, al volante de un Saxo) o Sebastien Loeb, quien obtuvo este título en 2001, también con este modelo. Este año, el galo es uno de los pilotos destacados en la máxima categoría de la especialidad y ya ha llevado al Xsara WRC a lo más alto del podio en dos ocasiones. Todo empezó con la compra de un pequeño Citroën…

El apoyo de Citroën a los rallies se ha manifestado incluso antes de comenzar su programa en el Campeonato Mundial de la especialidad. El Trofeo Saxo es un habitual en el Nacional de Asfalto desde hace años, aunque, en 2004, será sustituido por la C2 Challenge.

Esta fórmula de promoción se pondrá en marcha en varios países, donde, a partir del 1 de marzo de 2004 –fecha de la homologación del vehículo “de carreras”- estará a la venta el kit de competición para el coche. Según la marca, constará de todos los elementos de seguridad y del equipamiento necesario para que el pequeño de Citroën quede “listo para correr” en cualquier superficie.

Los más de 1.000 kilos que pesa el 1.6 VTR “de calle” se han reducido hasta los 950 en el C2 de la Challenge, que, además, aumenta la potencia del propulsor hasta los 155 CV. No sólo recibe modificaciones en su interior: para que este coche sea más estable, su anchura aumenta 20 centímetros.

De estas copas de promoción saldrán las jóvenes promesas que competirán en los certámenes nacionales y, más tarde, darán el salto al Mundial Junior. Los participantes en esta categoría tendrán a su disposición un C2 con 225 CV y un cambio secuencial de 6 marchas, que debutará en marzo del año que viene, cuando el certamen ya haya celebrado las citas de Montecarlo y Suecia. Los pilotos estarán en el camino que ya siguieron Dani Solá (vencedor del Campeonato del Mundo S1600 en 2002, al volante de un Saxo) o Sebastien Loeb, quien obtuvo este título en 2001, también con este modelo. Este año, el galo es uno de los pilotos destacados en la máxima categoría de la especialidad y ya ha llevado al Xsara WRC a lo más alto del podio en dos ocasiones. Todo empezó con la compra de un pequeño Citroën…

El apoyo de Citroën a los rallies se ha manifestado incluso antes de comenzar su programa en el Campeonato Mundial de la especialidad. El Trofeo Saxo es un habitual en el Nacional de Asfalto desde hace años, aunque, en 2004, será sustituido por la C2 Challenge.

Esta fórmula de promoción se pondrá en marcha en varios países, donde, a partir del 1 de marzo de 2004 –fecha de la homologación del vehículo “de carreras”- estará a la venta el kit de competición para el coche. Según la marca, constará de todos los elementos de seguridad y del equipamiento necesario para que el pequeño de Citroën quede “listo para correr” en cualquier superficie.

Los más de 1.000 kilos que pesa el 1.6 VTR “de calle” se han reducido hasta los 950 en el C2 de la Challenge, que, además, aumenta la potencia del propulsor hasta los 155 CV. No sólo recibe modificaciones en su interior: para que este coche sea más estable, su anchura aumenta 20 centímetros.

De estas copas de promoción saldrán las jóvenes promesas que competirán en los certámenes nacionales y, más tarde, darán el salto al Mundial Junior. Los participantes en esta categoría tendrán a su disposición un C2 con 225 CV y un cambio secuencial de 6 marchas, que debutará en marzo del año que viene, cuando el certamen ya haya celebrado las citas de Montecarlo y Suecia. Los pilotos estarán en el camino que ya siguieron Dani Solá (vencedor del Campeonato del Mundo S1600 en 2002, al volante de un Saxo) o Sebastien Loeb, quien obtuvo este título en 2001, también con este modelo. Este año, el galo es uno de los pilotos destacados en la máxima categoría de la especialidad y ya ha llevado al Xsara WRC a lo más alto del podio en dos ocasiones. Todo empezó con la compra de un pequeño Citroën…

El apoyo de Citroën a los rallies se ha manifestado incluso antes de comenzar su programa en el Campeonato Mundial de la especialidad. El Trofeo Saxo es un habitual en el Nacional de Asfalto desde hace años, aunque, en 2004, será sustituido por la C2 Challenge.

Esta fórmula de promoción se pondrá en marcha en varios países, donde, a partir del 1 de marzo de 2004 –fecha de la homologación del vehículo “de carreras”- estará a la venta el kit de competición para el coche. Según la marca, constará de todos los elementos de seguridad y del equipamiento necesario para que el pequeño de Citroën quede “listo para correr” en cualquier superficie.

Los más de 1.000 kilos que pesa el 1.6 VTR “de calle” se han reducido hasta los 950 en el C2 de la Challenge, que, además, aumenta la potencia del propulsor hasta los 155 CV. No sólo recibe modificaciones en su interior: para que este coche sea más estable, su anchura aumenta 20 centímetros.

De estas copas de promoción saldrán las jóvenes promesas que competirán en los certámenes nacionales y, más tarde, darán el salto al Mundial Junior. Los participantes en esta categoría tendrán a su disposición un C2 con 225 CV y un cambio secuencial de 6 marchas, que debutará en marzo del año que viene, cuando el certamen ya haya celebrado las citas de Montecarlo y Suecia. Los pilotos estarán en el camino que ya siguieron Dani Solá (vencedor del Campeonato del Mundo S1600 en 2002, al volante de un Saxo) o Sebastien Loeb, quien obtuvo este título en 2001, también con este modelo. Este año, el galo es uno de los pilotos destacados en la máxima categoría de la especialidad y ya ha llevado al Xsara WRC a lo más alto del podio en dos ocasiones. Todo empezó con la compra de un pequeño Citroën…

El apoyo de Citroën a los rallies se ha manifestado incluso antes de comenzar su programa en el Campeonato Mundial de la especialidad. El Trofeo Saxo es un habitual en el Nacional de Asfalto desde hace años, aunque, en 2004, será sustituido por la C2 Challenge.

Esta fórmula de promoción se pondrá en marcha en varios países, donde, a partir del 1 de marzo de 2004 –fecha de la homologación del vehículo “de carreras”- estará a la venta el kit de competición para el coche. Según la marca, constará de todos los elementos de seguridad y del equipamiento necesario para que el pequeño de Citroën quede “listo para correr” en cualquier superficie.

Los más de 1.000 kilos que pesa el 1.6 VTR “de calle” se han reducido hasta los 950 en el C2 de la Challenge, que, además, aumenta la potencia del propulsor hasta los 155 CV. No sólo recibe modificaciones en su interior: para que este coche sea más estable, su anchura aumenta 20 centímetros.

De estas copas de promoción saldrán las jóvenes promesas que competirán en los certámenes nacionales y, más tarde, darán el salto al Mundial Junior. Los participantes en esta categoría tendrán a su disposición un C2 con 225 CV y un cambio secuencial de 6 marchas, que debutará en marzo del año que viene, cuando el certamen ya haya celebrado las citas de Montecarlo y Suecia. Los pilotos estarán en el camino que ya siguieron Dani Solá (vencedor del Campeonato del Mundo S1600 en 2002, al volante de un Saxo) o Sebastien Loeb, quien obtuvo este título en 2001, también con este modelo. Este año, el galo es uno de los pilotos destacados en la máxima categoría de la especialidad y ya ha llevado al Xsara WRC a lo más alto del podio en dos ocasiones. Todo empezó con la compra de un pequeño Citroën…

El apoyo de Citroën a los rallies se ha manifestado incluso antes de comenzar su programa en el Campeonato Mundial de la especialidad. El Trofeo Saxo es un habitual en el Nacional de Asfalto desde hace años, aunque, en 2004, será sustituido por la C2 Challenge.

Esta fórmula de promoción se pondrá en marcha en varios países, donde, a partir del 1 de marzo de 2004 –fecha de la homologación del vehículo “de carreras”- estará a la venta el kit de competición para el coche. Según la marca, constará de todos los elementos de seguridad y del equipamiento necesario para que el pequeño de Citroën quede “listo para correr” en cualquier superficie.

Los más de 1.000 kilos que pesa el 1.6 VTR “de calle” se han reducido hasta los 950 en el C2 de la Challenge, que, además, aumenta la potencia del propulsor hasta los 155 CV. No sólo recibe modificaciones en su interior: para que este coche sea más estable, su anchura aumenta 20 centímetros.

De estas copas de promoción saldrán las jóvenes promesas que competirán en los certámenes nacionales y, más tarde, darán el salto al Mundial Junior. Los participantes en esta categoría tendrán a su disposición un C2 con 225 CV y un cambio secuencial de 6 marchas, que debutará en marzo del año que viene, cuando el certamen ya haya celebrado las citas de Montecarlo y Suecia. Los pilotos estarán en el camino que ya siguieron Dani Solá (vencedor del Campeonato del Mundo S1600 en 2002, al volante de un Saxo) o Sebastien Loeb, quien obtuvo este título en 2001, también con este modelo. Este año, el galo es uno de los pilotos destacados en la máxima categoría de la especialidad y ya ha llevado al Xsara WRC a lo más alto del podio en dos ocasiones. Todo empezó con la compra de un pequeño Citroën…

El apoyo de Citroën a los rallies se ha manifestado incluso antes de comenzar su programa en el Campeonato Mundial de la especialidad. El Trofeo Saxo es un habitual en el Nacional de Asfalto desde hace años, aunque, en 2004, será sustituido por la C2 Challenge.

Esta fórmula de promoción se pondrá en marcha en varios países, donde, a partir del 1 de marzo de 2004 –fecha de la homologación del vehículo “de carreras”- estará a la venta el kit de competición para el coche. Según la marca, constará de todos los elementos de seguridad y del equipamiento necesario para que el pequeño de Citroën quede “listo para correr” en cualquier superficie.

Los más de 1.000 kilos que pesa el 1.6 VTR “de calle” se han reducido hasta los 950 en el C2 de la Challenge, que, además, aumenta la potencia del propulsor hasta los 155 CV. No sólo recibe modificaciones en su interior: para que este coche sea más estable, su anchura aumenta 20 centímetros.

De estas copas de promoción saldrán las jóvenes promesas que competirán en los certámenes nacionales y, más tarde, darán el salto al Mundial Junior. Los participantes en esta categoría tendrán a su disposición un C2 con 225 CV y un cambio secuencial de 6 marchas, que debutará en marzo del año que viene, cuando el certamen ya haya celebrado las citas de Montecarlo y Suecia. Los pilotos estarán en el camino que ya siguieron Dani Solá (vencedor del Campeonato del Mundo S1600 en 2002, al volante de un Saxo) o Sebastien Loeb, quien obtuvo este título en 2001, también con este modelo. Este año, el galo es uno de los pilotos destacados en la máxima categoría de la especialidad y ya ha llevado al Xsara WRC a lo más alto del podio en dos ocasiones. Todo empezó con la compra de un pequeño Citroën…

El apoyo de Citroën a los rallies se ha manifestado incluso antes de comenzar su programa en el Campeonato Mundial de la especialidad. El Trofeo Saxo es un habitual en el Nacional de Asfalto desde hace años, aunque, en 2004, será sustituido por la C2 Challenge.

Esta fórmula de promoción se pondrá en marcha en varios países, donde, a partir del 1 de marzo de 2004 –fecha de la homologación del vehículo “de carreras”- estará a la venta el kit de competición para el coche. Según la marca, constará de todos los elementos de seguridad y del equipamiento necesario para que el pequeño de Citroën quede “listo para correr” en cualquier superficie.

Los más de 1.000 kilos que pesa el 1.6 VTR “de calle” se han reducido hasta los 950 en el C2 de la Challenge, que, además, aumenta la potencia del propulsor hasta los 155 CV. No sólo recibe modificaciones en su interior: para que este coche sea más estable, su anchura aumenta 20 centímetros.

De estas copas de promoción saldrán las jóvenes promesas que competirán en los certámenes nacionales y, más tarde, darán el salto al Mundial Junior. Los participantes en esta categoría tendrán a su disposición un C2 con 225 CV y un cambio secuencial de 6 marchas, que debutará en marzo del año que viene, cuando el certamen ya haya celebrado las citas de Montecarlo y Suecia. Los pilotos estarán en el camino que ya siguieron Dani Solá (vencedor del Campeonato del Mundo S1600 en 2002, al volante de un Saxo) o Sebastien Loeb, quien obtuvo este título en 2001, también con este modelo. Este año, el galo es uno de los pilotos destacados en la máxima categoría de la especialidad y ya ha llevado al Xsara WRC a lo más alto del podio en dos ocasiones. Todo empezó con la compra de un pequeño Citroën…

El apoyo de Citroën a los rallies se ha manifestado incluso antes de comenzar su programa en el Campeonato Mundial de la especialidad. El Trofeo Saxo es un habitual en el Nacional de Asfalto desde hace años, aunque, en 2004, será sustituido por la C2 Challenge.

Esta fórmula de promoción se pondrá en marcha en varios países, donde, a partir del 1 de marzo de 2004 –fecha de la homologación del vehículo “de carreras”- estará a la venta el kit de competición para el coche. Según la marca, constará de todos los elementos de seguridad y del equipamiento necesario para que el pequeño de Citroën quede “listo para correr” en cualquier superficie.

Los más de 1.000 kilos que pesa el 1.6 VTR “de calle” se han reducido hasta los 950 en el C2 de la Challenge, que, además, aumenta la potencia del propulsor hasta los 155 CV. No sólo recibe modificaciones en su interior: para que este coche sea más estable, su anchura aumenta 20 centímetros.

De estas copas de promoción saldrán las jóvenes promesas que competirán en los certámenes nacionales y, más tarde, darán el salto al Mundial Junior. Los participantes en esta categoría tendrán a su disposición un C2 con 225 CV y un cambio secuencial de 6 marchas, que debutará en marzo del año que viene, cuando el certamen ya haya celebrado las citas de Montecarlo y Suecia. Los pilotos estarán en el camino que ya siguieron Dani Solá (vencedor del Campeonato del Mundo S1600 en 2002, al volante de un Saxo) o Sebastien Loeb, quien obtuvo este título en 2001, también con este modelo. Este año, el galo es uno de los pilotos destacados en la máxima categoría de la especialidad y ya ha llevado al Xsara WRC a lo más alto del podio en dos ocasiones. Todo empezó con la compra de un pequeño Citroën…

El apoyo de Citroën a los rallies se ha manifestado incluso antes de comenzar su programa en el Campeonato Mundial de la especialidad. El Trofeo Saxo es un habitual en el Nacional de Asfalto desde hace años, aunque, en 2004, será sustituido por la C2 Challenge.

Esta fórmula de promoción se pondrá en marcha en varios países, donde, a partir del 1 de marzo de 2004 –fecha de la homologación del vehículo “de carreras”- estará a la venta el kit de competición para el coche. Según la marca, constará de todos los elementos de seguridad y del equipamiento necesario para que el pequeño de Citroën quede “listo para correr” en cualquier superficie.

Los más de 1.000 kilos que pesa el 1.6 VTR “de calle” se han reducido hasta los 950 en el C2 de la Challenge, que, además, aumenta la potencia del propulsor hasta los 155 CV. No sólo recibe modificaciones en su interior: para que este coche sea más estable, su anchura aumenta 20 centímetros.

De estas copas de promoción saldrán las jóvenes promesas que competirán en los certámenes nacionales y, más tarde, darán el salto al Mundial Junior. Los participantes en esta categoría tendrán a su disposición un C2 con 225 CV y un cambio secuencial de 6 marchas, que debutará en marzo del año que viene, cuando el certamen ya haya celebrado las citas de Montecarlo y Suecia. Los pilotos estarán en el camino que ya siguieron Dani Solá (vencedor del Campeonato del Mundo S1600 en 2002, al volante de un Saxo) o Sebastien Loeb, quien obtuvo este título en 2001, también con este modelo. Este año, el galo es uno de los pilotos destacados en la máxima categoría de la especialidad y ya ha llevado al Xsara WRC a lo más alto del podio en dos ocasiones. Todo empezó con la compra de un pequeño Citroën…

El apoyo de Citroën a los rallies se ha manifestado incluso antes de comenzar su programa en el Campeonato Mundial de la especialidad. El Trofeo Saxo es un habitual en el Nacional de Asfalto desde hace años, aunque, en 2004, será sustituido por la C2 Challenge.

Esta fórmula de promoción se pondrá en marcha en varios países, donde, a partir del 1 de marzo de 2004 –fecha de la homologación del vehículo “de carreras”- estará a la venta el kit de competición para el coche. Según la marca, constará de todos los elementos de seguridad y del equipamiento necesario para que el pequeño de Citroën quede “listo para correr” en cualquier superficie.

Los más de 1.000 kilos que pesa el 1.6 VTR “de calle” se han reducido hasta los 950 en el C2 de la Challenge, que, además, aumenta la potencia del propulsor hasta los 155 CV. No sólo recibe modificaciones en su interior: para que este coche sea más estable, su anchura aumenta 20 centímetros.

De estas copas de promoción saldrán las jóvenes promesas que competirán en los certámenes nacionales y, más tarde, darán el salto al Mundial Junior. Los participantes en esta categoría tendrán a su disposición un C2 con 225 CV y un cambio secuencial de 6 marchas, que debutará en marzo del año que viene, cuando el certamen ya haya celebrado las citas de Montecarlo y Suecia. Los pilotos estarán en el camino que ya siguieron Dani Solá (vencedor del Campeonato del Mundo S1600 en 2002, al volante de un Saxo) o Sebastien Loeb, quien obtuvo este título en 2001, también con este modelo. Este año, el galo es uno de los pilotos destacados en la máxima categoría de la especialidad y ya ha llevado al Xsara WRC a lo más alto del podio en dos ocasiones. Todo empezó con la compra de un pequeño Citroën…

El apoyo de Citroën a los rallies se ha manifestado incluso antes de comenzar su programa en el Campeonato Mundial de la especialidad. El Trofeo Saxo es un habitual en el Nacional de Asfalto desde hace años, aunque, en 2004, será sustituido por la C2 Challenge.

Esta fórmula de promoción se pondrá en marcha en varios países, donde, a partir del 1 de marzo de 2004 –fecha de la homologación del vehículo “de carreras”- estará a la venta el kit de competición para el coche. Según la marca, constará de todos los elementos de seguridad y del equipamiento necesario para que el pequeño de Citroën quede “listo para correr” en cualquier superficie.

Los más de 1.000 kilos que pesa el 1.6 VTR “de calle” se han reducido hasta los 950 en el C2 de la Challenge, que, además, aumenta la potencia del propulsor hasta los 155 CV. No sólo recibe modificaciones en su interior: para que este coche sea más estable, su anchura aumenta 20 centímetros.

De estas copas de promoción saldrán las jóvenes promesas que competirán en los certámenes nacionales y, más tarde, darán el salto al Mundial Junior. Los participantes en esta categoría tendrán a su disposición un C2 con 225 CV y un cambio secuencial de 6 marchas, que debutará en marzo del año que viene, cuando el certamen ya haya celebrado las citas de Montecarlo y Suecia. Los pilotos estarán en el camino que ya siguieron Dani Solá (vencedor del Campeonato del Mundo S1600 en 2002, al volante de un Saxo) o Sebastien Loeb, quien obtuvo este título en 2001, también con este modelo. Este año, el galo es uno de los pilotos destacados en la máxima categoría de la especialidad y ya ha llevado al Xsara WRC a lo más alto del podio en dos ocasiones. Todo empezó con la compra de un pequeño Citroën…

Galería relacionada

C2 S1600

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...