Los fabricantes atisban el fin de la crisis

El Salón de Frankfurt, que está a punto de abrir sus puertas, ha traído al mundo del automóvil un sentimiento optimista. Los fabricantes europeos han aprovechado la cita alemana para anunciar el fin de la crisis que ha vivido el sector en los últimos años. Los nuevos modelos son el mejor equipaje para dejar atrás esa crisis.
-
Los fabricantes atisban el fin de la crisis
Los fabricantes atisban el fin de la crisis

Ayer, primera jornada de trabajo en el Salón de Frankfurt, todos los grandes directivos y presidentes del sector paseaban por la muestra. Y todos, ante cualquier micrófono o grabadora que les apuntase, daban las mismas señales de optimismo y esperanza.

<

p> Después de tres años de números rojos, despidos, reajustes y ventas poco alentadoras, todas las grandes marcas coinciden en señalar que se ha llegado al final de la andadura. Los indicadores internos que manejan hablan de recuperación a finales de año y de un 2004 positivo para la industria.

<

p> En los últimos dos años hemos asistido a un rosario de cambios y reestructuraciones en este mundo del motor. A las grandes crisis las han sucedido los grandes remedios en forma de cierre de fábricas, planes de salvamento, despidos, guerras de precios… A las marcas les ha costado pero, por fin, empiezan a respirar otra vez con calma. Diez pabellones llenos de coches nuevos en Frankfurt son la prueba de que el optimismo ha calado. Las gamas se han renovado casi por completo, con lo que volverá a crecer el interés de los consumidores y, con él, la confianza y las ventas.

<

p> Nick Scheele, presidente de Ford en Europa, ha asegurado que la segunda mitad de 2003 traerá mejores resultados que la primera. Al menos, en Ford esperan que el año acabe con un balance de equilibrio. Para llegar a ese punto, confían en el C-Max, su nuevo monovolumen compacto, que utiliza la plataforma que llevará el próximo Focus.
En España, Ford quiere superar este año el diez por ciento de cuota de mercado, lo que supone aumentar las ventas en un cinco por ciento.

<

p> Igual de positiva es la visión que tiene Jonathan Browning, responsable de Ventas, Marketing y Servicio Postventa de GM en Europa. En Opel, su principal filial en este continente, empiezan a recoger los frutos del Plan Olympia, su duro programa de ajuste. Unido a los nuevos lanzamientos, calculan que tendrán las cuentas saneadas este año y podrían tener beneficios otra vez en 2004.

<

p> En Mercedes no son tan conservadores, pero tampoco se asustan. Creen que las ventas se estancarán todavía este año, pero a la altura de 2005, cuando hayan renovado del todo su gama, volverán las vacas gordas.

<

p> En Renault, donde apuestan por la innovación rupturista en sus nuevos coches, también tienen buenas vibraciones. Louis Schweitzer, su presidente, asegura que “la recuperación puede llegar pronto”.

<

p> El otro gran grupo francés, PSA, anuncia que fabricará un millón de motores de gasolina en colaboración con BMW a partir de 2006. Su política de alianzas es tan fuerte que PSA no le teme a nada. Así, para esa fecha habrán vendido ya 8,5 millones de coches Diesel y habrán colocado sus ventas anuales en 4 millones de coches.

<

p> Como se ve, los mensajes que salen de Frankfurt vuelven a ser tranquilizadores. La industria recupera el pulso.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...