Audi: Le Mans quattro, deportividad extrema

Se nota que este salón del automóvil se celebra en Alemania. Se nota por la cantidad de productos y novedades que las marcas locales presentan al público. Este es el caso de Audi, que llega con una gran primicia, el Le Mans quattro, y varias novedades en casi todos los modelos de su gama.
-
Audi: Le Mans quattro, deportividad extrema

Audi no podía acudir al salón de su país sin una sorpresa y ésta, en esta ocasión, tiene forma de superdeportivo. Su nombre es Audi Le Mans quattro y, en un principio, no pasará de ser un prototipo, aunque, viendo lo que están haciendo algunos de sus rivales, Mercedes con el SLR o Porsche con el Carrera GT, no sería de extrañar que lo pusiera a la venta en un futuro no muy lejano.

Hasta ese momento, si llega, nos tenemos que conformar con este concept car que toma rasgos estéticos de TT y Nuvolari y la experiencia en la competición del R8, tres veces ganador de las 24 horas de Le Mans.

El objetivo parece claro: dotar de la estabilidad necesaria a un automóvil de apenas 1.500 kg y que desarrolla una potencia por encima de los 600 CV. Para ello se ha contado con un chasis y una carrocería de aluminio con elementos de fibra de carbono y que usa la tecnología ASF (Audi Space Frame) que ya pudimos ver en el A8 y una tracción total quattro, que ya es habitual en las realizaciones de la marca. Para conseguir el mejor equilibrio entre agilidad y tracción, posee un diferencial central Torsen que reparte el par entre el eje delantero y trasero en un porcentaje del 40 y del 60 por ciento. No obstante, si es necesario, se puede variar el reparto desde un 20/80 por ciento a un 70/30 por ciento.

El propulsor que da vida a este concept es un nuevo V10 biturbo colocado en posición central, con inyección directa FSI, de 5 litros de cilindrada y 40 válvulas, capaz de generar 610 CV de potencia. Sin embargo, lo que más destaca es el tremendo par que es capaz de desarrollar, 76,5 mkg, con un margen de entrega muy elevado (entre 1.750 rpm hasta 5.800), algo que, según señala Audi, le permite un agrado de uso notable en el día a día. Las prestaciones, como parece lógico ante estas desmesuradas cifras, son brutales. Llega a 100 km/h desde parado en 3,7 segundos y alcanza los 200 km/h en 10,8 segundos. Su velocidad máxima está autolimitada a 250 km/h, pero los ingenieros de la firma alemana señalan que llegaría sin problemas hasta los 345 km/h.

Las dimensiones de este Le Mans quattro son de 4,37 metros de longitud, 1,25 metros de altura y 1,90 de ancho, lo que hace que sus medidas se encuentren entre las de un A3 y un A4. Este biplaza promete un puesto para el conductor y su acompañante bastante desahogados, con una instrumentación llena de deportividad, ergonomía y materiales de calidad y en la que destaca el sistema de control MMI, que debutó en el A8. El maletero, evidentemente, no es ninguna maravilla y sólo cubica 100 litros.

Exteriormente, su imagen es musculosa y contundente con claras reminiscencias del TT y del Nuvolari. Destacan, además, unas desproporcionadas tomas de aire en el frontal y en el lateral y unos neumáticos de un tamaño espectacular 255/30 delante y 295/30 detrás, ambas en llanta 20.

Comparte protagonismo con el Le Mans quattro el nuevo S4 Cabriolet. Esta variante deportiva del descapotable de Audi contará con un propulsor de 8 cilindros en V y 344 CV. Respecto a sus hermanos de gama, no varía demasiado estéticamente; sólo notaremos alguna diferencia gracias a unos neumáticos de grandes dimensiones (235/40 R18) y unas tomas de aire mayores en el frontal. El S4 Cabriolet puede adquirirse con cambio automático y manual y sus prestaciones le delatan como un modelo rapidísimo: 0 a 100 km/h en 5,9 segundos y 250 km/h de velocidad máxima autolimitada.

El modelo más pequeño, el A2, recibe una nueva mecánica TDI con 1,4 litros de cilindrada y 90 CV. Esta nueva versión corona la gama en cuanto a propulsores Diesel se refiere. Este “atleta ligero”, como denomina Audi a esta versión, obtiene unas prestaciones correctas como son una velocidad máxima de 188 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 10,9 segundos. Su agrado de conducción en la ciudad se ve mejorado gracias a que su par máximo, de 23,4 mkg, se obtiene entre las 1.900 y las 2.200 rpm. Esta versión cuenta también con el atractivo de contar con un consumo bastante reducido (4,3 l/100 km en ciclo mixto según la marca) y de cumplir la normativa europea de emisiones EU4.

Por su parte, el nuevo A3 estrena un nuevo propulsor de inyección directa de gasolina de 115 CV. Este propulsor, que cubica 1,6 litros, ofrece un par de 15,8 mkg. Con ello, mejora las prestaciones respecto al ya conocido 1,6 (sin inyección directa) de la marca, al que supera en 13 CV. Así, la velocidad máxima es ahora de 196 km/h (antes 185 km/h), alcanza los 100 km/h desde parado en 10,9 segundos (11,9 segundos el 1,6) y consume 6,5 litros en ciclo mixto frente a los 7 que “traga” el 1,6 sin inyección directa. Se venderá en octubre a un precio de 22.500 euros.

Este mismo modelo, al igual que el TT, recibe el motor más potente de la gama. Estamos hablando de un 3,2 litros de 250 CV y 32,6 mkg que viene asociado a una tracción a las cuatro ruedas quattro y, opcionalmente, a una caja de cambios DSG de doble embrague. Este motor, que estreno el Grupo Volkswagen en el Golf R32, hace gala de unas prestaciones de infarto: 0-100 km/h en 6,4 segundos, 250 km/h de velocidad máxima (autolimitada) y un consumo que no es demasiado elevado para el tipo de vehículo del que hablamos, 9,8 litros en ciclo mixto.

La versión manual llegará a nuestro país en septiembre a un precio de 36.280 euros, mientras la que incorpora el revolucionario cambio DSG lo hará en diciembre por unos 2.200 euros más.

El A8, buque insignia de la firma de Ingolstadt, también estrena dos nuevas motorizaciones, una Diesel y una gasolina y ambas de 3 litros de capacidad. El primero de los motores, el alimentado con gasóleo, es un 6 cilindros en V que desarrolla 233 CV y un par de 46 mkg a partir de 1.400 vueltas. Desde Audi se señala que es el primer modelo de su clase que ofrece un Diesel que cumple la normativa de emisiones EU4, que entra en vigor en 2006, y que está asociado a una caja de cambios automática de seis relaciones y tracción a las cuatro ruedas. Esto no es óbice para que acelere de 0 a 100 km/h en 7,8 segundos y posea una velocidad máxima de 243 km/h. A partir de junio de 2004 lo tendremos en los concesionarios del país.

En cuanto al propulsor de gasolina, se trata de la variante menos potente de la gama y que ha de servir como acceso a la misma. Con prestaciones similares y mayor consumo que su hermano Diesel al que nos referimos más arriba, esta versión, además, tiene la peculiaridad de contar con tracción delantera, al contrario que el resto de los A8, que cuentan con tracción total.

Con este motor, el A8 ofrece 220 CV y algo más de 30 mkg de par. Sus cifras, aunque las menos espectaculares de la gama, son más que suficientes. Así, cuenta con una velocidad máxima de 242 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 7,9 segundos. Llegará en septiembre a España a un precio de 67.800 euros.

Galería relacionada

Audi Le Mans quattro

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...