Lancia: un baño de nostalgia

En medio de la marejada que vive el grupo Fiat, Lancia trata de nadar y guardar la ropa. Luchan por mantener su espíritu de marca independiente, con carácter y su tradicional toque de calidad. Para mirar al futuro con decisión, nada mejor que una buena relectura de los clásicos: han tirado de archivo y han encontrado la inspiración en sus modelos de los años 60 y 70.
-
Lancia: un baño de nostalgia

El mejor ejemplo de esta vuelta a los orígenes es el Lancia Fulvia Coupé, un concepto exquisito, quizá el más bello de cuantos se exponen en Frankfurt. Este coupé es un homenaje a la berlina que, en aquellos años, lució este mismo nombre de Fulvia. Aquel coche fue ganador del Rally de Montecarlo en 1972.

<

p> Ahora estamos ante un vehículo muy elegante, de líneas muy definidas y tensas, con un largo morro y una zaga contundente. El habitáculo y el techo tienen un inequívoco sabor a coupé antiguo. En la trasera no faltan ni el mítico “espejo de popa” ni los grupos ópticos de desarrollo vertical.

El interior derrocha lujo y buen gusto, con una sedosa tapicería de piel teñida en tonos marrones y madera noble por todas partes. La ambientación recuerda a la de los barcos de recreo.

El motor empleado en este prototipo ha sido el 1.8 16V con 4 cilindros y 140 CV. Con él, el Fulvia puede alcanzar los 213 km/h y registra una aceleración de 0 a 100 km/h de sólo 8,6 segundos. Además, para que las sensaciones que transmite sean más auténticas y cercanas a las del Fulvia original, no hay ayudas a la conducción

<

p>

En la misma línea de regreso al lujo de la "Dolce Vita", Lancia presenta los acabados Promenade, que se muestran con los Thesis y Phedra. Estas versiones son sólo prototipos y no pasarán a la producción.
En el caso de la berlina Thesis, se han montado llantas de aleación de 18 pulgadas con ruedas de perfil alto, igual que las que se llevaban hace 35 años. El habitáculo gana en glamour gracias al uso masivo de la piel y los materiales caros. Pero la gran novedad de este estudio es el motor, un nuevo 3.2 V6 24v con 230 CV, que también equipará al modelo de producción. En el prototipo (que alcanza los 230 km/h y pasa de 0 a 100 km/h en 8,8 segundos), está montado junto a un cambio automático de 5 velocidades.
Además, el Thesis recibe a partir de Frankfurt otro propulsor, el 2.4 JTD de 175 CV. En este caso, Lancia ha dispuesto una caja de cambios de seis relaciones.

<

p> El Phedra Promenade es otra idealización de cómo quedaría el monovolumen de lujo de la casa pasado por la estética de los últimos 60 en Italia. Así, se ha pintado de marrón oscuro su exterior, con el fin de resaltar los tonos marfil de la piel que recubre el habitáculo. El motor es un 3.0 V6 de 204 CV que se maneja con un cambio secuencial capaz de adaptarse al estilo de conducción de cada persona.

<

p> Con menos protagonismo, pero también reseñables, están en la zona de Lancia el Ypsilon, que muestra su nuevo motor 1.3 Multijet, y un Lybra Emblema Station Wagon inspirado en el Flaminia Coupé de 1963.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...