El taxímetro, en el retrovisor

Los tradicionales taxímetros, esos aparatos cuadrados y colocados encima del salpicadero, pueden ser un recuerdo si se cumplen las previsiones de Hale Electronics. Esta empresa austríaca ha popularizado en Alemania el contador integrado en el retrovisor, una solución con la que se gana en estética y limpieza visual.
-
El taxímetro, en el retrovisor
El taxímetro, en el retrovisor

Desde 1999, Hale Electronics es proveedor del sector europeo del taxi y ha encontrado en Alemania su principal mercado. Más de 14.000 contadores integrados en el retrovisor han sido vendidos en este país y se espera que su comercialización siga creciendo gracias a la salida del nuevo Mercedes Clase E al mercado: la compañía austríaca y DaimlerChrysler han llegado a un acuerdo por el que este vehículo, si es destinado al servicio público, sólo podrá incorporar estos dispositivos.

<

p> Según afirma el diario “La gaceta de los negocios”, la intención de Mercedes es dar a su gama la mayor calidad de imagen posible, por lo que se ha decantado por estos instrumentos. Su funcionamiento, en lo que respecta a la tecnología de control del precio y la velocidad, es el mismo que el de los taxímetros tradicionales, aunque la pantalla de información y el panel de control se encuentran en el retrovisor. Así, no molesta en la conducción y no rompe la estética del salpicadero, “uno de los aspectos más valorados por el profesional del volante”, afirma una portavoz de Hale Electronics. Con los últimos modelos, lo único que queda a la vista es el teclado de cobro para aquellos clientes que pagan con tarjeta de crédito.

La compañía austríaca –señala el periódico económico- fue la primera en vender los taxímetros-retrovisores y Mercedes fue la automovilística pionera en incorporarlos, en 1999, a sus modelos. Ese año vendieron 8.000 unidades del Clase S. Tras el éxito obtenido, Hale diseñó contadores específicos también para Volkswagen, Opel y Audi, marcas que ofrecen la posibilidad de comprar un vehículo que trae incorporado el taxímetro de serie. Sin embargo, esto encarece su precio considerablemente.

Aunque esta tecnología se ha popularizado en Alemania (donde un 10 por ciento de los taxis, aproximadamente, emplea este dispositivo), el resto de los mercados europeos aún no ha mostrado un dinamismo especial. En Irlanda, Austria, Italia, Suiza y España (donde el contador está disponible desde el año 2000) también existen vehículos equipados con el taxímetro-retrovisor, pero son pocos, apenas 142 en nuestro país.

<

p> Sin embargo, Hale se ha marcado como objetivo aumentar sus ventas en España. De momento, los mayores escollos con los que se encuentra son un precio demasiado alto y que los modelos que lo ofrecen como complemento no son los más empleados para el servicio público. La compañía, sin embargo, confía en salvar estas dificultades gracias a Madrid y Barcelona, ciudades que tienen más taxis Mercedes Clase E en sus calles y que servirán para dar a conocer este dispositivo.

El taxímetro integrado en el retrovisor sería un buen acercamiento a las promesas de modernización que el Ayuntamiento ha ofrecido a los profesionales del sector, con el fin de que abandonen las movilizaciones previstas para el próximo 18 de septiembre.

<

p> Por el momento, este compromiso ha dado resultado, pues los taxistas han dejado a un lado su pretensión de manifestarse en contra del intrusismo que sufren en el aeropuerto de Barajas, donde 200 furgonetas “operan ilegalmente”, aseguran. Se trata de los vehículos pertenecientes a las empresas de transporte de viajeros, que funcionan con una autorización especial (el Visado de Transporte con Conductor, concedido por el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, aunque rige para toda España) y ofrecen sus servicios a hoteles o agencias de viajes, que incluyen el desplazamiento del aeropuerto al hotel y viceversa.

<

p> Sin embargo, según los profesionales del volante, lo que ocurre en realidad es que estas compañías recogen a los clientes en Barajas como si fueran taxis, los montan en grupos y cobran por cabeza, con tarifas no sujetas al reglamento del sector. Así, el delegado de Seguridad, Fernando Autrán, ha asegurado que se reunirá con el director de Movilidad del aeropuerto madrileño, Miguel Ángel Oleaga, para plantearle este problema. Además, se incrementarán las inspecciones y el control para evitar también los “taxis piratas”.

<

p> Por otra parte, Julio Sanz, presidente de la Federación Profesional del Taxi, ha entregado a Autrán una lista con asuntos pendientes. Entre ellos se encuentra la creación de un centro municipal del taxi, mayores subvenciones, la homologación de vehículos, el asunto de las sanciones de tráfico, la regulación horaria y de las vacaciones de verano, la instauración de un cuerpo de inspección para el transporte público y, especialmente, la revisión anual de tarifas. Al menos, este último punto debería solucionarse antes de enero de 2004.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...