DaimlerChrysler reduce costes

La automovilística germano-estadounidense está inmersa en una reducción de costes con la que pretende salvar el beneficio operativo correspondiente a este año.
-
DaimlerChrysler reduce costes

Los inversores de Chrysler (el brazo norteamericano del consorcio germano-estadounidense) se sorprendieron en junio, cuando los informes económicos de la compañía mostraron pérdidas de 1.000 millones de dólares (948 millones de euros). Tras conocer los datos, la firma elaboró un intenso plan de reducción de costes, por el que debían recuperar esa cantidad antes de finales de año, con el fin de obtener “un ligero beneficio operativo”.

<

p> Tom LaSorda, vicepresidente de producción del fabricante, ha anunciado que “no quedará piedra por remover” en su afán de buscar modos de ahorrar. De momento, el aire acondicionado de la central de DaimlerChrysler en Auburn Hills se pone con menos frecuencia, con el fin de que la factura de la luz no sea tan cara, afirma la edición digital del periódico “Financial Times”. Éste es sólo uno de los gestos con los que LaSorda quiere concienciar a sus compañeros. “Tienes que hacer ver a la gente que hemos perdido dinero e implicarla para conseguir que vuelvan los beneficios”, asegura.

<

p> El otro frente se encuentra en la reducción de costes en la manufactura. Varios años de falta de control provocaron que el constructor tuviera algunas de las plantas más obsoletas y menos eficientes en Estados Unidos. Los trabajadores de estas fábricas empleaban más tiempo en elaborar un coche que cualquiera de las otras marcas norteamericanas. Sin embargo, la llegada del actual vicepresidente de producción, que se produjo en enero, cambió este panorama.

<

p> En junio, un informe mostraba que la productividad en las plantas de Chrysler había crecido un 8,3 por ciento (el mayor incremento entre los “tres grandes de Detroit”). Los empleados, sin embargo, siguen siendo los más lentos, pues tardan 28 horas en montar un vehículo, frente a las 26 de Ford y a las 24,4 de General Motors.

<

p> En cualquier caso, LaSorda valora positivamente este cambio y asegura que Chrysler mejorará su tiempo de ensamblaje de vehículos en un 5-6 por ciento el año que viene. Sabe que aún queda mucho camino por recorrer, pero la reducción de costes marcha según lo planeado. En este apartado también ha ayudado el alargamiento de la vida de la maquinaria. En lugar de desechar o vender el equipo que quedaba en las factorías cuando éstas cerraban, se ha transferido a las plantas que han continuado con su actividad.

<

p> Además, Chrysler ha variado la manera de comprar los instrumentos para sus fábricas. Anteriormente, la compañía hubiera adquirido los robots y la maquinaria pesada a proveedores locales en Estados Unidos. Sin embargo, esta política ha cambiado desde hace un año y, ahora, la fuente es lo que el vicepresidente de producción llama “una red global” de empresas construida por DC para todo aquello que necesite. Además, se han ahorrado “grandes sumas de dinero” encargando equipos a través de Covisint, una “joint venture” dedicada al comercio electrónico y formada por DaimlerChrysler, Ford, GM, Peugeot y Renault/Nissan. Gracias a esta entidad, los fabricantes pueden acceder a subastas online y conseguir utensilios más baratos. Con este sistema, las máquinas necesarias para el lanzamiento, a principios del año que viene, de los dos nuevos vehículos de propulsión trasera de Chrysler –el 300C y el Dodge Magnum- han costado el 20 por ciento menos que los equipos empleados en programas de desarrollo anteriores.

<

p> Otra de las claves del ahorro ha sido la “manufactura flexible”, que se está introduciendo en las 30 plantas que la marca posee en Estados Unidos, Canadá y México. Este concepto, creado por los fabricantes japoneses, permite a las factorías producir varios modelos en la misma línea de montaje, adaptándose a la demanda de los clientes sin tener que invertir en nuevas compras de herramientas.

smart, perteneciente al consorcio DaimlerChrysler, ha anunciado su entrada en el mercado mexicano. Se trata del primer paso de la compañía en el continente americano, según ha anunciado la marca, que contara con siete centros de distribución: cuatro en México D.F., uno en Guadalajara, otro en Monterrey y uno más en Veracruz. Todos ellos estarán adosados a concesionarios Mercedes-Benz ya existentes.

<

p> La firma se muestra convencida del éxito de este vehículo en el mercado mexicano, ya que este coche, con sus reducidas dimensiones, resultará muy adecuado para moverse por una ciudad en la que viven 22 millones de personas, con los problemas de tráfico que ello supone.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...