Las embarazadas, también con cinturón

En caso de accidente, la mejor manera de salvar al futuro bebé es emplear el cinturón de seguridad, aunque debe colocarse de manera adecuada. El RACE (Real Automóvil Club de España) aboga por el uso de este dispositivo entre las embarazadas y enseña cómo utilizarlo correctamente: si vas a ser mamá o quieres saber más sobre el tema, sigue leyendo.
-
Las embarazadas, también con cinturón
Las embarazadas, también con cinturón

Aunque en España es posible no emplear el cinturón de seguridad cuando se está embarazada, la mayoría de los estudios demuestra que el uso de este dispositivo no provoca los terribles daños en el feto que temen la mayoría de las gestantes. De hecho, los informes analizados por el RACE concluyen que “aunque no pueden descartarse totalmente determinadas lesiones en la placenta, el útero o el feto, la mayoría de los traumatismos tienen lugar en aquellas embarazadas que no utilizan el cinturón”.

Los estadounidenses son los que más investigaciones han dedicado a la materia y concluyen que entre 1.500 y 5.000 embarazos se malogran cada año en su país como resultado de siniestros de circulación, la principal causa de los abortos de origen traumático. Sí es cierto que, en el momento del impacto, el cinturón puede aumentar la presión en el saco amniótico, pero el mayor riesgo para el feto sigue siendo que la madre sufra lesiones o fallezca, una posibilidad alejada gracias al empleo de dispositivos de retención.

Tras revisar más de 40 informes publicados a lo largo de los últimos 35 años, la entidad española no ha encontrado, asegura, ninguna justificación científica para que la ley permita que las gestantes conduzcan o viajen en un automóvil sin emplear el cinturón de seguridad. Así, ha propuesto que se cambie la redacción del texto que aparece en la norma: “Podrán circular sin los cinturones las mujeres encinta, cuando dispongan de un certificado médico en el que conste su situación o estado de embarazo y la fecha aproximada de su finalización”. En dicho certificado deberían aparecer los motivos médicos concretos que justifiquen la exención. Esta modificación debería incluirse, según el RACE, en la inminente reforma del Reglamento de la Circulación.

Ésta es una de las actuaciones sugeridas por el club, que también ha destacado la necesidad de que las embarazadas reciban la información correcta sobre los beneficios del cinturón desde el inicio del período de gestación y sobre su uso correcto. Así, la banda pélvica debe situarse siempre por debajo del vientre y ajustarse al máximo sobre las caderas, mientras que la banda diagonal debe emplazarse sobre la clavícula, entre los senos y alrededor de la “barriguita”. Ninguna de ellas debe ir encima del abdomen. Las consultas de ginecólogos y obstetras serían las encargadas de facilitar esta información.

El RACE también ha propuesto el desarrollo de módulos específicos de formación en la materia para los médicos, así como la realización de un estudio sobre la situación en España: niveles de exposición al riesgo, lesiones materno-fetales, efectividad del airbag y el cinturón en embarazadas… Además, ha señalado la necesidad de llevar a cabo más investigaciones destinadas a mejorar la protección que estos dispositivos ofrecen a las gestantes.

Jesús Monclús, jefe del departamento de Seguridad Vial del RACE, ha señalado que “muchas embarazadas piensan que el cinturón es peligroso y que puede ser perjudicial tanto para ellas como para los fetos. Sin embargo, este elemento supone la mejor protección para cualquiera de ellos en la mayoría de las ocasiones, tal y como demuestran los estudios”, ha añadido. También ha señalado que las investigaciones más antiguas se centraban en colisiones violentas con lesiones muy graves, lo que originó la creencia de que el cinturón puede causar daños al niño. Sin embargo, cuando los ensayos “han comenzado a tratar todo el espectro de severidad de los traumatismos, incluyendo los casos en los que éstos han sido evitados gracias a los dispositivos de retención, se ha demostrado que sus beneficios globales son irrebatibles”.

<

p> La entidad también ha querido recordar que el uso de los cinturones de seguridad es necesario en las plazas traseras, en las que aún existen dispositivos de dos puntos. Éstos son menos seguros que los de tres, pero siempre serán preferibles a no usar ninguno.

<

p> Actualmente, los “dummies” se encargan de ensayar las lesiones que pueden sufrir las mujeres embarazadas en caso de accidente para desarrollar, así, un elemento de retención específico. Ford, Jaguar y Nissan ya han realizado trabajos en este sentido. De momento, las gestantes sólo cuentan con el “BeSafe Pregnant”, un mecanismo que ayuda a que la banda inferior no suba hacia el vientre, haciendo la conducción más segura y cómoda para las futuras mamás.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...