Coches más baratos, en Francia

Michel Leclerc, un empresario francés, está dispuesto a acabar con los augurios de los concesionarios, que han previsto subidas de hasta un cuatro por ciento en los precios de los coches cuando entre en vigor el nuevo reglamento de distribución. El galo ha anunciado la creación de una red de venta de automóviles con un coste más bajo que en los establecimientos habituales.
-
Coches más baratos, en Francia
Coches más baratos, en Francia

La idea de vender productos en grandes superficies a un precio más barato que el habitual no es nueva para la familia Leclerc: Edouard, hermano de Michel, fue el creador de los hipermercados que llevan su apellido (también presentes en España), conocidos por comercializar sus artículos a un importe entre un 15 y un 20 por ciento más bajo que en el resto de establecimientos.

<

p> “Vender más barato” es su lema, según rezan la mayoría de las semblanzas que se han hecho sobre estos empresarios. La buena suerte que este eslogan dio a su hermano hizo que Michel creara, hace 10 años, una firma de pompas fúnebres que se hizo con el 25 por ciento del mercado francés en poco tiempo, aprovechando el fin del monopolio de este servicio en el país vecino. Ahora utilizará el cese del sistema tradicional de distribución de automóviles europeo para abrir una red de 14 puntos de venta en la que se comercializarán vehículos de diversas marcas.

Por supuesto, estos coches serán más baratos que en los concesionarios habituales, por lo que el proyecto ya ha abierto una brecha en el control del sistema de venta tradicional. El nuevo reglamento de distribución, que entrará en vigor el 1 de octubre, permite que los puntos de venta puedan vender fuera del área geográfica delimitada, hasta ahora, por la marca. Leclerc adquirirá los vehículos en otros estados europeos a través de un intermediario en Bélgica -país que, junto a Dinamarca, está considerado como uno de los que ofrece precios de automóviles más bajos-. Gracias a esta fórmula, el importe de los coches podrá ser entre un 12 y un 30 por ciento menor que en los puntos de venta tradicionales.

En dos o tres años, el empresario planea inaugurar 200 establecimientos, aunque aún no se sabe si alguno de ellos llegará a España.

No estamos ante el único ejemplo de una estrategia de ventas que utiliza el modelo de negocio “grandes compras-márgenes bajos” (un volumen elevado de operaciones con los distribuidores y un estrecho margen de beneficio en la venta de sus productos). Motorpoint, una cadena de “supermercados de coches” en Reino Unido, ofrece en la mayoría de los modelos descuentos que van del 20 al 40 por ciento respecto a los precios de los concesionarios.
Así, un Alfa Romeo 156 1.9 JTD puede llegar a costar 12.499 libras (18.000 euros), mientras que, en los puntos de distribución tradicionales, su importe llega a las 19.000 libras. Lo mismo ocurre con modelos como el Citroën Picasso o el Renault Mégane: su coste en los concesionarios es de 14.325 y 12.750 libras, respectivamente, pero en Motorpoint pueden adquirirse por 10.000 y 9.600 libras.
La compañía, que también ofrece vehículos de segunda mano, planea vender este año 25.000 unidades, superando la cifra obtenida en 2002.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...