Menos impuestos para los conductores

Las próximas elecciones tendrán su particular campo de batalla en los impuestos. El Partido Popular lo sabe y ya ha anunciado que no presionará más el bolsillo de los conductores.
-
Menos impuestos para los conductores
Menos impuestos para los conductores

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha asegurado que el Gobierno congelará en 2004 los impuestos especiales, entre los que se incluyen los que gravan los hidrocarburos y las matriculaciones de vehículos. La fecha no es simbólica: es el año de las próximas elecciones generales.

Tampoco es la primera vez en las últimas semanas que un miembro del Ejecutivo lanza un guiño a los conductores. El ministro de Ciencia y Tecnología, Josep Piqué, también se ha mostrado partidario de reformar la fiscalidad del automóvil. No hay que “castigar” tanto la adquisición de nuevos vehículos, ha explicado.

Toda Europa parece coincidir en que el impuesto de matriculación no es rentable. Así, la Comisión Europea ha anunciado su más que probable desaparición para dentro de cinco años. La idea es cambiar este gravamen por uno “ecológico”: se pagará según contamine nuestro vehículo. Alemania, por ejemplo, estudia ayudas fiscales para los Diesel que incorporen filtros antipartículas.

El impuesto que grava los hidrocarburos también es uno de los más discutidos por la sociedad. En realidad, los surtidores de gasolina son las principales fuentes de financiación de nuestro fisco. Según datos de Anfac, la patronal de los fabricantes, más de 11.000 millones de euros provinieron del Impuesto Especial de Hidrocarburos.

A punto de cumplirse un año de su implantación, el denominado céntimo sanitario –un gravamen que aplica Madrid en sus gasolineras- ya tiene resultados visibles, tan visibles como un edifico de alto. Con el dinero recaudado (casi 32 millones de euros), se ha iniciado la construcción del Hospital de Majadahonda.

La Comunidad de Madrid impuso el 1 de agosto de 2002 una tarifa para aquellos que repostaran en las gasolineras de la región: de cada litro se pagaría 0,01 euros, que se destinarían a mejorar el sistema sanitario. Por eso, este impuesto recibió el nombre de “céntimo sanitario”, aunque la denominación no es muy exacta. En realidad, desde el 1 de enero, se paga 1,7 céntimos más para este fin. Sin embargo, no se puede objetar que ese dinero no vaya a los hospitales madrileños: desde su aplicación, se obliga a las consejerías de Hacienda y Sanidad a realizar un informe de gastos donde se verifique que todos los euros recogidos se han invertido en salud pública. Así se puede saber que 15 millones de euros se han destinado a la construcción del nuevo hospital de Majadahonda y 1,5 millones de euros a reformar el de La Paz.

En las pasadas elecciones municipales, tan sólo defendió el “céntimo sanitario” el Partido Popular. Tanto PSOE como IU prometieron su eliminación, pero, con el jaleo provocado en la Asamblea de Madrid, no hay ningún ganador y el impuesto se sigue cobrando. Además, estudian aumentarlo hasta 2,83 céntimos –casi el triple del anunciado originalmente- en enero de 2004.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...