Los transportistas podrían pagar por el uso de las carreteras

La gratuidad del uso de las carreteras españolas por parte de los transportistas puede pasar a la historia. Una comisión de trabajo, formada por el Ministerio de Fomento y las principales asociaciones de operadores de mercancías, va a comenzar a estudiar la viabilidad de establecer una tasa sobre el transporte en nuestro país.
-
Los transportistas podrían pagar por el uso de las carreteras
Los transportistas podrían pagar por el uso de las carreteras

Esta iniciativa se une a proyectos similares anunciados por otros estados comunitarios y por la propia Comisión Europea, que ha presentado una propuesta de directiva aboga por una armonización de los criterios de tarificación en este sector.

El grupo de trabajo tiene entre sus tareas la de comprobar si en la actualidad el transporte asume los costes de construcción, conservación y mantenimiento de las infraestructuras. En estos baremos también se van a contemplar indicadores tan intangibles como el impacto económico de los accidentes, la contaminación, los atascos y la fiscalidad que se soporta en la actualidad.

A partir de este estudio se evaluará la viabilidad de incluir el gravamen por el uso de las carreteras. Sin embargo, el caso de España es singular, ya que las carreteras cuentan con un sistema de uso mixto (autopistas de peaje y autovías gratuitas). De esta manera, las únicas vías que se incluirán en este estudio serán las gratuitas, ya que se supone que las de pago ya financian la mayor parte de los gastos que generan.

Por su parte, Anfac, la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones, no cree en la necesidad de este nuevo gravamen. En su opinión, los operadores de transporte ya asumen los costes por el uso de las carreteras a través de los impuestos.

Anfac ha elaborado un estudio que señala que, en la actualidad, el sector del transporte en carretera aporta a las arcas del Estado cerca de 24.000 millones de euros, una cantidad que podría elevarse hasta los 36.000 millones en 2010. Estos ingresos del Estado provienen de los impuestos por la adquisición de vehículos, la posesión, el uso y la actividad del transportista.

Otros datos son los que maneja la Comisión Europea, que sostiene que los transportistas no asumen los costes que generan a la hora de usar las infraestructuras viarias. Así, según Bruselas, un camión que recorre 100 kilómetros por una carretera con poco tráfico genera 36 euros de coste (deterioro de la vía, impacto medioambiental, atascos, etc.) mientras que, de media, las cargas que asume son hasta de 24 euros, lo que supone un desequilibrio de 12 euros.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...