El carné por puntos, muy positivo para Italia

Las consecuencias de la implantación del carné por puntos en Italia no pueden ser mejores: se han reducido las muertes en carretera y los hábitos al volante de los italianos se han modificado a mejor. España puede ser la próxima en adoptar este tipo de sistema.
-
El carné por puntos, muy positivo para Italia
El carné por puntos, muy positivo para Italia

Hace unos días, el director general de Tráfico, Carlos Muñoz-Repiso, se mostraba a favor de la implantación en nuestro país del carné por puntos, un tipo de licencia que penaliza al mal conductor y que hace que pierda el derecho a conducir si acumula penalizaciones.

La fecha de implantación de este sistema en España aún es una incógnita, ya que la incompatibilidad de los sistemas informáticos de las diferentes administraciones y los de la DGT está retrasando su puesta en funcionamiento.

Lo único que por el momento parece claro es el hecho de que el carné por puntos funciona. Así se está demostrando en la vecina Italia.

Este país europeo asumió este tipo de licencia el pasado 1 de julio y los buenos resultados no han tardado en llegar: el número de fallecidos en las carreteras durante el primer mes de aplicación se ha reducido notablemente. Según datos del Ministerio del Interior italiano, entre el 30 de julio y el 6 de agosto, perecieron en las carreteras del país 425 personas, 125 menos que el mismo período de 2002. Al mismo tiempo, la efectividad de los “carabinieri” (policía italiana) se ha incrementado durante el mes de julio: las sanciones por exceso de velocidad han sido 4.000 más que el año pasado.

Pero el carné por puntos no sólo ha reducido la siniestralidad en Italia, sino que también ha cambiado la actitud de los italianos al volante. Al parecer, en las carreteras locales se respetan los límites de velocidad y las distancias de seguridad y los conductores se ponen el cinturón, una práctica no muy habitual hasta la fecha en el país transalpino.

El modelo que se ha implantado en Italia y en otros países europeos es bastante fácil de comprender. Cada conductor dispone de una “reserva” de 20 puntos que irá perdiendo, al mismo tiempo que es multado, cada vez que cometa una infracción.

Las sanciones más graves, y que suponen la retirada directa de la licencia, son la velocidad excesiva (40 km/h más que el límite de la vía), la conducción en dirección contraria y la huida en caso de accidente grave. El carné podrá recuperarse tras la consiguiente multa, un curso de reciclaje y un nuevo examen de conducir.

Esta normativa también afecta a los conductores extranjeros, que pueden perder, de esta manera, el derecho a circular por las carreteras italianas. La forma de recuperar su permiso es la misma que la que tienen que afrontar los conductores locales.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...