La obesidad, factor de riesgo al volante

Las personas obesas tienen mayor riesgo de morir o de sufrir heridas graves en un accidente de tráfico que la gente más delgada. Así lo señala la Fundación RAC, una organización británica sin ánimo de lucro especializada en Seguridad Vial.
-
La obesidad, factor de riesgo al volante
La obesidad, factor de riesgo al volante

La Fundación RAC se basa en dos estudios realizados en Estados Unidos y Nueva Zelanda para demandar a los fabricantes de automóviles que tengan en cuenta a las personas con sobrepeso a la hora de diseñar sus coches y los elementos de seguridad de los mismos.

La primera investigación, llevada a cabo en Seattle (Washington) sobre 26.000 personas envueltas en accidentes de tráfico, concluía que las personas con mayor peso corrían más riesgos. Así, los individuos que pesaban entre 100 y 119 kilos tenían más del doble de posibilidades de morir que aquellos que no superaban los 60 kilos.

El estudio demostró que no era simplemente un problema de kilos, sino una cuestión de índice de masa corporal, que mide la cantidad de grasa que poseemos. Las personas que tienen un índice entre 35 y 39 (obesidad en segundo grado) tienen el doble de posibilidades de morir en una colisión que aquellas con un índice cercano a 20 (situación normal).

El índice de masa corporal (BMI, en sus siglas en inglés) se calcula dividiendo el peso en kilogramos entre la altura en metros elevada al cuadrado. Si el número que se obtiene está entre 20 y 25 se considera un nivel normal, si está entre 25 y 30 se considera sobrepeso y a partir de 30, obesidad.

El índice de masa corporal (BMI, en sus siglas en inglés) se calcula dividiendo el peso en kilogramos entre la altura en metros elevada al cuadrado. Si el número que se obtiene está entre 20 y 25 se considera un nivel normal, si está entre 25 y 30 se considera sobrepeso y a partir de 30, obesidad.

Teniendo en cuenta estos dos estudios, la Fundación RAC ha denunciado una serie de hechos que perjudican a las personas obesas al volante y que, por tanto, hacen que corran mayores riesgos.

Según la Fundación RAC, las personas con sobrepeso tienden a sufrir más desórdenes en el sueño, como la apnea, por lo que tienen más riesgo de quedarse dormidos mientras conducen. Al mismo tiempo, tienen más posibilidades de asfixiarse al tragarse su propia lengua y es más difícil rescatarlas y transportarlas a la hora de un siniestro.

Los fabricantes, según este organismo, tienen en su mano evitar que la mortalidad de las personas obesas sea mayor. La Fundación RAC les ha pedido que incorporen en los automóviles airbags inteligentes que actúen en función de la posición del asiento y del peso del ocupante, cinturones de seguridad diseñados para dar mayor protección a las personas obesas y el uso de “dummies” de diferentes pesos y tamaños a la hora de realizar las pruebas de choque.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...