La Generalitat pedirá prisión para los conductores ebrios

Ni una copa al volante. La Generalitat va a proponer una serie de reformas del Código Penal entre las que se incluye la petición de cárcel para aquellos conductores que superen la tasa de alcoholemia del 0,8.
Autopista -
La Generalitat pedirá prisión para los conductores ebrios
La Generalitat pedirá prisión para los conductores ebrios

La Generalitat de Cataluña quiere lograr que el binomio alcohol-carretera deje de provocar miles de víctimas. Por ello, va a solicitar al Gobierno del Estado una serie de medidas para la reforma del Código Penal. La más significativa y polémica es la que señala que todo conductor que supere la tasa de 0,8 gramos de alcohol por litro de sangre irá a prisión, haya o no provocado un accidente.

En opinión de la consejera de Justicia e Interior del Ejecutivo catalán, Nuria de Gispert, esta reforma es del todo necesaria, ya que “los artículos 379 y 381 del Código Penal son de difícil interpretación y prácticamente no se aplican”.

Art.379
El que condujere un vehículo a motor o un ciclomotor bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o de bebidas alcohólicas, será castigado con la pena de arresto de ocho a doce fines de semana o multa de tres a ocho meses y, en cualquier caso, privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores, respectivamente, por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

<

p> Art.381
El que condujere un vehículo a motor o un ciclomotor con temeridad manifiesta y pusiera en concreto peligro la vida o la integridad de las personas, será castigado con las penas de prisión de seis meses a dos años y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta seis años.

En la realidad, el único conductor ebrio que puede verse inmerso en un proceso penal es aquél que provoca un siniestro grave y cuya tasa de alcohol en sangre supera los 0.5 gramos. Al final, es el juez, a través de su subjetiva interpretación, el que decide si el individuo implicado debe ser encarcelado o no. “Creemos que la actual normativa, en este sentido, resulta insuficiente”.

Al mismo tiempo, y como reforma al artículo 381, se propone que el conductor temerario (el que supere la velocidad máxima permitida en un 50 por ciento, siempre que ello suponga superarla en 50 km/h) pueda ser castigado con prisión de 6 meses a 2 años y retirada del carné entre 1 y 6 años.

En todo caso, las penas de privación de la libertad podrán ser sustituidas por medidas penales alternativas, como “la asistencia de accidentados en hospitales”.

Estas reformas coinciden con la petición por parte del Ejecutivo autonómico de una mayor serie de competencias. Desea que se le permita expedir o revocar los carnés de conducir y la posibilidad de implantar la licencia por puntos a partir de 2004.

Finalmente, el conductor ebrio que atropelló y mató el pasado sábado a un mosso d’esquadra se ha quedado sin carné, al menos cautelarmente. Así lo ha decidido la titular del juzgado número 7 de Gerona, que ha tomado la decisión tras advertir que Pedro T.P. tenía antecedentes por hechos similares, aunque se habían producido hace más de 20 años.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El concurso de customización que BMW Motorrad y la Revista Fuel realizan durante los ...

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...