La vuelta a casa

Se terminan las vacaciones para la mayoría de los españoles y Tráfico ha puesto en marcha un dispositivo especial para que el regreso sea lo menos duro posible. Los cinco millones de vehículos que se desplazarán –según las previsiones de la DGT- tendrán a su disposición carriles adicionales y estarán vigilados por efectivos de la Guarda Civil, radares y helicópteros.
-
La vuelta a casa
La vuelta a casa

Primeros auxilios
“Las nociones básicas que debe tener cualquiera en una emergencia se aprenden muy rápido, no hace falta un curso de 40 horas”, señalan desde la Cruz Roja. En realidad, esta ONG propone un esquema muy sencillo que se centra en lo que denominan conducta P.A.S , una serie de consejos que permitirán acercarse a un accidente con paso firme, dominar la situación, evaluar daños, asegurar la zona y pedir ayuda explicando claramente qué ha pasado y qué puede ser necesario.

Proteger

Es fundamental hacer seguro el lugar de los hechos, con el fin de evitar que se produzca un nuevo accidente; para ello:
- Estaciona tu vehículo fuera de la calzada. Procura que quede libre una "vía de acceso", que permita la llegada al lugar de los vehículos de los Servicios de Socorro.
- Señaliza el lugar: enciende los intermitentes de emergencia de su vehículo y coloca los triángulos de emergencia antes y después del accidente (a una distancia mínima de 50 metros).
- Quita el contacto de los vehículos accidentados y echa el freno de mano con el fin de inmovilizarlos.
- Hazte una "composición de lugar" sobre lo sucedido. Puede haber víctimas "atrapadas", o que hayan salido despedidas del interior de los vehículos o que estén inconscientes a unos metros de distancia; habla con los ocupantes y procura recabar información sobre lo sucedido (cuánta gente iba en el vehículo, qué ha pasado, etc.).
- Impide que se fume en las proximidades del accidente.

Avisar

Auxiliar a una persona que ha sufrido un accidente, además de una obligación moral de cada persona, es una exigencia que se recoge tanto en el Código Penal como en el Reglamento General de Circulación. Dependiendo de la gravedad del accidente, será necesario avisar a los servicios de socorro (Guardia Civil de Tráfico o Policías Autonómicas, ambulancia, bomberos, grúa, etc), por el medio más rápido (teléfono móvil, poste SOS, etc.).

La persona que da el aviso, tiene que indicar SIEMPRE:
- El lugar exacto del accidente: carretera, punto kilométrico, sentido del accidente (en el caso de autovías y autopistas), así como aquellos datos que ayuden a localizar el lugar del accidente con la mayor exactitud posible.
- Qué ha ocurrido: describe la situación, haciendo hincapié en los peligros existentes (vehículos invadiendo la calzada, víctimas atrapadas en el interior de los vehículos, incendio, etc).
- El número de heridos y su estado aparente (si se es capaz de ello, hay que indicar el tipo de lesiones que presentan las víctimas y su estado aparente).
IDENTIFÍCATE: da tu nombre y no cuelgues el teléfono hasta que te lo indiquen.

NUNCA moveremos del interior de un vehículo a una persona, a no ser que su vida corra peligro inmediato si no lo hacemos (p.ej: vehículo ardiendo, víctima en parada cardio-respiratoria, etc.). En el resto de circunstancias, debemos esperar a la llegada del personal especializado para que lo haga.
En caso de tener que recurrir a la "movilización de urgencia" de un accidentado:
- Hablaremos con el accidentado (si está consciente) y le explicaremos qué vamos a hacer. Le liberaremos del cinturón de seguridad y comprobaremos que sus pies no están atrapados entre los pedales del vehículo.
- Pasaremos nuestros brazos con cuidado, por debajo de sus axilas, de manera que cojamos su antebrazo con una de nuestras manos, y con la otra, sujetaremos fuertemente el mentón (ver figura).
- Extraeremos a la víctima del vehículo, lentamente, manteniendo el eje cabeza-cuello-tronco, como si fuera un bloque rígido, y la pondremos en un lugar seguro.
-Como regla general, NUNCA quitaremos el casco a un motorista accidentado. Únicamente en aquellos casos en que la víctima no respire o lo haga con dificultad, o vomite/haya vomitado, procederemos a extraer el casco.
La maniobra de retirada del casco es una operación muy delicada que debe ser realizada exclusivamente por aquellas personas que hayan sido entrenadas para ello (son necesarias, como mínimo, 2 personas), dados los riesgos que esta técnica implica para el paciente.
NO traslades a un accidentado de tráfico a un hospital en un vehículo particular; es necesario esperar la llegada de los servicios de socorro, que disponen de los medios adecuados para que éste se lleve a cabo en las debidas condiciones.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...