Volkswagen no puede con la huelga en Alemania

La legendaria factoría de Wolfsburg, la sede de Volkswagen, es el uno de los corazones de la todopoderosa industria alemana. Este fin de semana, por primera vez en 20 años, sus cadenas de montaje se han parado. La culpa es de la huelga de la metalurgia de Alemania oriental, que amenaza con paralizar la producción industrial de todo el país.
-
Volkswagen no puede con la huelga en Alemania
Volkswagen no puede con la huelga en Alemania

Desde principios de los años 80 no se había detenido Wolfsburg prácticamente para nada. Sin embargo, la emblemática factoría no ha podido con la tenacidad de los obreros del metal de la parte oriental de Alemania. Llevan en huelga cinco semanas y muestran una determinación propia de un sindicalismo de otro tiempo.

Los trabajadores de las metalurgias orientales quieren cobrar lo mismo que sus colegas de las occidentales y, sobre todo, trabajar las mismas horas que ellos: 35.
Con esta reivindicación llevan ya más de un mes en lucha y han dejado sin suministro a las principales industrias alemanas. Volkswagen, el principal fabricante del país, ha reconocido que 10.000 de sus empleados de Wolfsburg se han quedado en casa durante este fin de semana y hasta nuevo aviso.
Esto supone que 2.000 Golf y Lupo han dejado de fabricarse en los últimos días y se espera que otras 20.000 unidades vean retrasado su nacimiento.

<

p> Pero no sólo es Volkswagen la perjudicada. Como ya informamos a lo largo de la semana pasada, todas las marcas que fabrican en Alemania asisten con preocupación al desarrollo del conflicto. BMW, por ejemplo, ha paralizado el montaje del Serie 3 en las factorías de Munich y Regensburgo y, por ahora, no se sabe cuándo lo reanudará.
Además, las filiales de Volkswagen Seat y Skoda también han recortado su trabjo en las factorías de Martorell (España) y Mlada Boleslav (República Checa). En concreto, la planta española no recibe los motores que debían llegarle desde Chemnitz, en Sajonia. Para esquivar el problema, en Seat han pedido máquinas a otras factorías del grupo alemán y ha reequilibrado su producción para trabajar en vehículos que no dependan tanto de los propulsores de Sajonia.

<

p>

Tras un mes de desaires y falta de negociación, los sindicatos y la patronal del metal han mostrado su intención de ponerse de acuerdo. En estos momentos, las conversaciones avanzan en Berlin y se espera que mañana martes se den ya síntomas de acuerdo.

<

p> Los obreros de la antigua Alemania Oriental se sienten discriminados, pues trabajan más horas que sus colegas occidentales y, además, ganan menos dinero. Dispuestos a que la unificación del país llegue a todos los ámbitos, los sindicatos han embarcado a las plantillas de acerías y fábricas de industria pesada en una batalla que dura ya demasiado.

<

p> Para que no falte ningún ingrediente, los fabricantes de coches ya han amenazado con dejar de invertir en el territorio de la vieja RDA si este tipo de huelgas persiste. Insinúan que las próxima fábricas podrían abrirse en países de Europa del Este, como Eslovaquia, República Checa, Rumanía, Polonia…

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...