Nueva normativa para los taxistas catalanes

Los taxistas catalanes ya tienen ley. El Parlamento de Cataluña acaba de aprobar, con un amplio consenso, una nueva normativa para un sector que, hasta esta fecha, seguía tutelado por un reglamento de 1979.
-
Nueva normativa para los taxistas catalanes
Nueva normativa para los taxistas catalanes

El nuevo texto incluye una serie de derechos adicionales para el usuario del taxi. Entre ellos, destaca la posibilidad de elegir, en una parada, el vehículo con el que desea recibir el servicio. Este derecho habrá de justificarse por circunstancias objetivas, como el estado de conservación del vehículo, la higiene del conductor, la existencia de aire acondicionado o la posibilidad de permitir el pago por tarjeta. Unicamente en lugares como aeropuertos, estaciones de tren o autobuses este derecho quedará anulado, en pos de que el servicio funcione con la mayor fluidez posible.

Además, durante el viaje, el cliente podrá decidir el grado de intensidad de la climatización y si el aparato de radio debe estar encendido o apagado, así como su volumen.

El taxista también tendrá que estar mejor preparado. La ley del taxi contempla que, para la prestación de este servicio, los profesionales deberán obtener un certificado de la Generalitat, denominado “carnet catalá del taxi”. Esto acreditará la posesión de permiso de conducir y los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para atender al público. Esto incluye el conocimiento suficiente (comprensión) de las dos lenguas oficiales de Cataluña, castellano y catalán.

El tema de las licencias también ha sido tratado por la nueva normativa, que incorpora una de las viejas reivindicaciones del sector: el reconocimiento de la libre venta de licencias, cuyo precio será tasado por el propio vendedor y no por el Instituto Metropolitano del Taxi (Imet), como hasta el momento.

El texto no favorece la creación de nuevas licencias, aunque sí contempla licencias temporales para épocas de gran demanda o en zonas turísticas.

Desde el sector, la nueva ley ha sido recibida con disparidad de opiniones. Así, la administración que gestiona la mayor parte de los taxis de Cataluña, el citado Imet, señala que “la tendencia liberalizadora del texto va a traer muchos problemas y mucho descontrol en el sector”. En opinión de su presidente, Francesc Narváez, “el servicio empeorará y, además, la gente no querrá trabajar en el taxi por sus elevados costes”. Sin embargo, las principales asociaciones sí que han mostrado su acuerdo con el mismo.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...