Las marcas avisan: los coches serán más caros

En octubre se acaba el periodo de adaptación de la venta y la distribución de automóviles al nuevo reglamento europeo que rige esta actividad. Desde ese momento, vender un coche será algo muy distinto a como ha sido hasta ahora. Las marcas fabricantes que operan en España reniegan del reglamento y aseguran, otra vez, que los precios subirán.
-
Las marcas avisan: los coches serán más caros
Las marcas avisan: los coches serán más caros

Hace un año y medio decían que las tarifas se incrementarían un siete por ciento. Ahora se conforman con avisar de un ascenso del cuatro por ciento, pero insisten en alertar al público de la subida que viene a España.

<

p> Este pesimismo contrasta con los cálculos de la Unión Europea, que hablan de un descenso generalizado del dos por ciento en toda la zona unida y del 0,2 por ciento para España en concreto.

Como se recordará, en octubre pasado se aprobó el nuevo reglamento europeo que, entre otras cosas, permite a los concesionarios elegir entre dos modelos de distribución: exclusivo y selectivo. El primero es el de toda la vida. El segundo autoriza a los concesionarios y distribuidores a vender coches de más de una marca y saltarse la antiguas demarcaciones geográficas y fronteras comerciales y políticas (fin de la cláusula de localización). A cambio, los fabricantes tienen la oportunidad de renegociar todas las concesiones a la luz de la nueva ley y unos estándares de calidad más duros: es lo que se conoce como distribución selectiva.

<

p> Las marcas han previsto unos baremos mucho más altos para aceptar que un concesionario venda sus vehículos: determinados metros cuadrados de superficie, alto nivel de formación del personal, objetivos de ventas más elevados… El cambio de condiciones supone de hecho el fin de los contratos que unían hasta ahora a los constructores y los vendedores. Estos contratos, por tanto, tienen que renovarse antes del 1 de octubre y aquellos que no estén a la altura se quedarán sin marca.

Para Germán López Madrid, presidente de la patronal de importadores Aniacam, la aplicación del nuevo reglamento incluso provocará una subida mayor, cercana al seis por ciento.

<

p> Las subidas responden a la necesidad de armonizar los precios a escala europea, donde rigen fiscalidades muy distintas que no pueden ser armonizadas. Así, para iguala el precio final, algunos países tendrán que bajarlos, pero otros, como España, tendrán que subirlos.

<

p> Estas opiniones se enfrentaron ayer en Madrid durante la celebración del XIII Foro del Automóvil organizado por el Instituto de Empresa. El encuentro contó con la participación de representantes de la industria, la venta y la postventa del automóvil.

<

p>

A falta de unos meses para que entre en vigor definitivamente la normativa, el asunto de los precios no es el que más preocupa al sector. El problema más grave es el retraso que llevan las marcas en la renovación de los contratos que les unen a distribuidores y concesionarios.

<

p> Con el cambio de leyes, el viejo sistema de venta a través de concesiones en exclusiva desaparece, así que los contratos tienen que ser reelaborados para acogerse a este marco legal. Según explicaba ayer Joan Pla, presidente de la compañía multimarca Quadis, el 90 por ciento de los acuerdos todavía está en el aire, con lo que el sector, según él, vive un ambiente de “confusión” y “desorientación”.
Para Pla, “el modelo actual de distribución dará paso a una reducción del número de concesionarios y una mayor concentración de establecimientos, que serán más grandes”.

<

p> En esta línea abundó Juan Arévalo, responsable de la patronal de los concesionarios, Faconauto. “Muchas redes de tiendas saben muy poco o casi nada sobre las directrices de calidad que ahora piden las marcas automovilísticas”, señala Arévalo.

<

p>

Por parte del Gobierno tomó parte en el Foro el ministro de Tecnología, Josep Piqué, quien últimamente envía mensajes muy duros al sector automovilísitico.
El ministro expuso ante los representantes de la industria las dificultades que el Ejecutivo encuentra para renovar el Plan Renove, una petición de las patronales que difícilmente encontrará eco en Moncloa. Al parecer, el ministerio de Hacienda no considera rentable financiar el programa, con lo que esta subvención podría desaparecer cuando expire su vigencia en los próximos meses.

<

p>


Modificar el Estatuto de los Trabajadores
Pero Piqué no quiso irse sin dar un espaldarazo a la industria. En los últimos tiempos, los fabricantes se han lamentado amargamente por lo que consideran un mercado laboral muy rígido. Creen que las actuales condiciones sociolaborales de España perjudican a las fábricas instaladas en el país y les restan rentabilidad. Piqué, muy cercano a estas quejas, insinuó durante su intervención la posibilidad de modificar el Estatuto de los Trabajadores para favorecer así una mayor flexibilidad laboral en el sector del automóvil.

<

p>

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...