Más túneles para la M-30

El proyecto de Alberto Ruiz-Gallardón, alcalde de Madrid, para la M-30, va más allá de lo que prometió durante la campaña electoral. Además de los túneles que descongestionarán los nudos Norte, Sur y la zona oeste del cinturón que recorre la capital, el regidor ha previsto hasta 10 nuevos subterráneos en diferentes puntos de la vía.
-
Más túneles para la M-30

El aspecto de la M-30 cambiará por completo cuando finalicen las obras que piensa acometer el Ayuntamiento de Madrid, con Alberto Ruiz-Gallardón al frente. El regidor ya había prometido, durante la campaña electoral, un subterráneo en el Norte, que evitará la avenida de la Ilustración, las incorporaciones desde la carretera de Colmenar y el nudo de Manoteras. Además, se realizará un túnel en el Sur, de 3,5 km, que discurrirá bajo el parque Tierno Galván, con el fin de aliviar las retenciones del “cuello de botella” de esta zona, y habrá un paso de 2 km a través de la N-V, creando así una gran área verde y uniendo el Campo del Moro con la Casa de Campo.

<

p> Los planes de Ruiz-Gallardón no se quedan aquí, sino que han sido extendidos a los puntos más conflictivos del cinturón madrileño. Sin embargo, para poder acometer los trabajos es necesario que la titularidad de la vía pase, lo antes posible, al Ayuntamiento -algo que podría suceder, según el alcalde, en 30 días-. Mientras tanto, los técnicos del equipo de Gallardón continúan elaborando los trazados que modificarán varias zonas de la M-30.

El primero de ellos se encuentra en el puente de La Paloma, el más cercano a la carretera de Burgos (N-I), donde, actualmente, hay que realizar un peligroso cambio de carril a la izquierda para dirigirse hacia Chamartín desde la M-30 Sur o desde Pío XII hacia el Norte. Este trenzado desaparecerá y será sustituido por un subterráneo que permitirá a los conductores ir directamente al túnel de Chamartín. Los automovilistas también dispondrán, en superficie, de un carril independiente que evitará el trenzado. Además, el paso de Pío XII será remodelado para eliminar las curvas pronunciadas que existen en su interior y se alargará hasta superar el Paseo de la Castellana, donde el tráfico será distribuido hacia las calles Sinesio Delgado y Monforte de Lemos, afirma el diario “ABC”.

Por otra parte, la plaza de José María Soler (uno de los puntos más conflictivos de la M-30, pues en ella desembocan ocho calles) contará con un túnel que permitirá a los conductores que provengan de la calle Costa Rica conectar directamente con la M-30 y con el paso que existe actualmente. Otro subterráneo dirigirá hasta el túnel central el tráfico que accede a la plaza desde la circunvalación.

<

p> La N-II también sufrirá modificaciones: el enlace actual de la carretera de Barcelona con la M-30 verá desaparecer los cambios de carril a los que son obligados los conductores (y que originan enormes atascos) gracias a dos pasos bajo las calzadas de la M-30 y de la propia Nacional. También se anularán los lazos de conexión del margen más cercano a la avenida de América; así, los automovilistas que pretendan acceder a la M-30 desde la N-II saldrán por el ramal actual hacia el Norte, para separarse, a mitad de camino, de los que se dirigen hacia el Sur.

El segundo túnel será para los conductores que vayan desde el tercer cinturón hacia la carretera de Barcelona: se entrará en un nuevo paso, que transcurrirá bajo la Nacional y la M-30. Para acrecentar la fluidez de la circulación, también habrá accesos directos desde la zona Norte de la vía hacia la avenida de América y, desde allí, al Sur de la circunvalación, recoge el periódico nacional.

<

p> No terminan aquí las obras que se llevarán a cabo en esta carretera, pues aún se han previsto dos actuaciones más. La primera de ellas afectará al eje de O’Donnell, en el que desembocará la Radial 3 de peaje a finales de este año. El equipo de Gallardón ha diseñado un nuevo túnel, que se bifurcará en dos para dar acceso al sentido Norte y, por debajo de las calzadas de la M-30, hacia el Sur. También se ampliará el subterráneo que pasa bajo el cruce con la calle Doctor Esquerdo. Su entrada estará junto al parque del Retiro y facilitará el ingreso en la M-30 o en O’Donnell.

Por último, el enlace de la circunvalación con la N-III (que obliga a un peligroso giro y a soportar los semáforos de Conde de Casal) será dotado de un paso que se bifurcará y facilitará la llegada a la carretera de Valencia. La entrada del túnel se situará en los carriles centrales de la M-30, pasando el puente de la Estrella, y finalizará en las calzadas de la Nacional, cerca de la calle Sierra Toledana. En ese mismo punto se situará el acceso de los que vienen de Valencia y tienen como destino el nudo Sur del cinturón viario.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...