Los SUV necesitan mejorar

La Agencia Federal de Seguridad Vial de Estados Unidos (NHTSA) ha diseñado unos nuevos test de choque para los todo terrenos ligeros, los populares SUV. La gran mayoría de los que se han sometido ya a este examen no aprueba. La ausencia de airbags laterales resulta crucial.
Autopista -
Los SUV necesitan mejorar
Los SUV necesitan mejorar

La fiebre por los SUV mantiene su temperatura en Estados Unidos, un país donde la gente adora este tipo de vehículos. El fenómeno no ha pasado inadvertido a las autoridades y ya hace tiempo que el Gobierno de Washington empezó a preocuparse por los elevados índices de siniestralidad que presentan estos vehículos. En la hiperactiva NHTSA se dieron cuenta de que sus tests de choque habituales no eran suficientes para evaluar la seguridad de los nuevos SUV. Por este motivo, la Agencia ha elaborado nuevos estándares y pruebas más duras.

Ahora se ha sabido que sólo 2 de los 12 SUV sometidos al nuevo examen de choque lateral lo superan con cierta solvencia. El resto no está a la altura. Esta prueba de impacto se realiza estrellando una barrera de tonelada y media contra el lateral del coche y midiendo la virulencia de la agresión y el daño que sufren los ocupantes, representados por “dummies”.
La principal conclusión que ofrecen los datos de la NHTSA es que la presencia de airbag lateral, de ventanilla o de cortina, es definitiva a la hora de afrontar una agresión de este orden.

Los dos coches que obtienen una calificación “buena” son el Subaru Forester y el Ford Escape, ambos dotados de airbag lateral que protege las cabezas. El Mazda Tribute, gemelo del Escape, fue calificado igual que éste, aunque no se sometió al test. En la NHTSA consideran que debe responder igual.

<

p> Un segundo Ford Escape y otros seis todo terrenos ligeros sin las bolsas de aire de los lados alcanzaron calificaciones “pobres”. El peor coche probado es el Mitsubishi Outlander, que fue incapaz de impedir que la barrera se introdujese en el habitáculo dañando seriamente a los dummies. Un portavoz de la NHTSA ha explicado que la diferencia entre los daños sufridos por los pasajeros del Forester y los del Outlander es la diferencia que hay entre unas heridas “serias” y otras “fatales”.

Otros modelos “pobres” fueron el Toyota RAV4, el Honda Element, el Saturn Vue, el Land Rover Freelander y el Suzuki Grand Vitara. Por su parte, el Hyundai Santa Fe con airbag lateral se quedó en “aceptable”, mientras que el Honda CR-V fue calificado como “marginal”.

La NHTSA confía en que estos nuevos exámenes abran los ojos de la industria y conlleven un cambio estructural en la forma de fabricar este tipo de coches. Son vehículos de gran peso, muy altos, con el punto de gravedad muy elevado y una arquitectura muy agresiva tanto para los ocupantes como para aquellos que sufran su impacto. Además, son propensos al vuelco y terriblemente violentos con los peatones. Pero están de moda.

<

p> Los portavoces de la Agencia creen que los fabricantes se preocuparán más por cuestiones como el airbag lateral, un elemento capital que rara vez se ofrece de serie. De hecho, de los 12 coches probados, 9 lo ofrecían como opción y no como equipo original.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El concurso de customización que BMW Motorrad y la Revista Fuel realizan durante los ...

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...